Esta semana tuve el honor de presentar el premio International Republican Institute’s 2017 Freedom Award a mujeres que son grandes combatientes de la libertad, las Damas de Blanco. Aunque mi estimada amiga Berta Soler, líder del grupo opositor en Cuba, no pudo asistir, debido a que el régimen cubano le prohibió la salida de la isla, tuvimos la fortuna de contar con la asistencia de una de las fundadoras, Blanca Reyes Castañón, quien aceptó el premio en nombre del grupo. He tenido el privilegio de conocer a Blanca y a Berta durante muchos años y ha sido un honor presentarles este reconocimiento, que generará reconocimiento sobre estas señoras valientes e inspiradoras.

Cada domingo, las Damas de Blanco luchan por sus familiares cautivos y todos los presos políticos en Cuba, en demostraciones pacíficas mientras caminan hacia la iglesia. Pero cada domingo son acosadas y arrestadas por los secuaces del régimen. Como refugiada cubana, a los ocho años mis padres, hermano y yo huimos de la isla, he visto cómo el régimen ha desarrollado sus métodos de represión a lo largo de estos años. Su forma de tratar a las Damas de Blanco es representativo de cómo tratan a todos los opositores: con intimidación, acoso, detenciones arbitrarias y detenciones a corto plazo negándoles el derecho de viajar fuera de la isla e intentando silenciar a los opositores.

El régimen intenta ocultar sus tácticas de represión tratando de no llamar la atención, para que los extranjeros sean engañados o aplacados - o sientan que simplemente pueden hacerse de la vista gorda. A pesar de toda la propaganda política errónea en los últimos años, la realidad es que la represión del régimen sólo está empeorando. Opositores como las Damas de Blanco continúan aguantando el peso de la intimidación y la violencia del régimen.

Cualquier persona que hable en favor de sus derechos humanos en Cuba es una amenaza para el régimen. Quieren proyectar una imagen en el exterior de las cosas están mejorando en la isla. Pero no debemos ser engañados – este régimen hará lo que sea para seguir en el poder. Debemos estar claros acerca de lo que está pasando en Cuba y no debemos ser distraídos por las mentiras del régimen. Debemos luchar por la verdad y mostrarle al pueblo cubano que no están solos.

Juntos estamos en solidaridad con el pueblo cubano en la búsqueda de la libertad, la democracia y la capacidad de practicar su religión, sin temor a arrestos arbitrarios y torturas. Y también para poder elegir a sus propios líderes. La isla debe tener un día la posibilidad de practicar una verdadera independencia sin restricciones. Podemos empezar a apoyar el futuro de Cuba así como los opositores, los defensores de los derechos humanos y los defensores de la libertad, como estas valientes mujeres: las Damas de Blanco. Ellas representan a la verdadera Cuba y la esperanza de la isla para un futuro de libertad.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuál será la principal consecuencia luego de los resultados de las elecciones en Venezuela, señaladas de fraude?

El régimen de Maduro quedará más deslegitimado
Se afianzará el régimen de Maduro y se debilitará la oposición
ver resultados

Las Más Leídas