BUENOS AIRES.- El presidente argentino, Mauricio Macri, anunció este martes que solicitó al Fondo Monetario Internacional (FMI) apoyo financiero, en medio de la crisis generada por factores externos e internos que en los últimos días llevó a una devaluación del peso y encareció el crédito.

"He decidido iniciar conversaciones con el Fondo Monetario Internacional para que nos otorgue una línea de apoyo financiero. Hace minutos hablé con Christine Lagarde, su directora gerente, y me confirmó que vamos a arrancar a trabajar hoy mismo en un acuerdo", indicó Macri en un mensaje al país.

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, señaló luego que el FMI otorga "el financiamiento más barato" al que puede acceder Argentina, pero evitó dar detalles del monto o los detalles del acuerdo. Según informó el canal Todo Noticias, la línea de apoyo financiero del FMI alcanzaría los 30.000 millones de dólares.

Lagarde destacó en Washington que Argentina "es un valioso miembro" del FMI y expresó su interés en continuar la colaboración con el Gobierno en Buenos Aires, de la coalición de centroderecha Cambiemos. "Se han iniciado discusiones sobre cómo podemos trabajar juntos para fortalecer la economía argentina y llevaremos estas converaciones a cabo en breve", subrayó.

La reacción de los mercados fue positiva y permitieron que el peso argentino recuperara un poco de terreno, luego de que el dólar trepara temprano a un nuevo máximo histórico a 23,50 pesos, según la cotización del Banco Nación. Finalmente, la divisa estadounidense culminó la rueda en 22,80 pesos, un 2,10 por ciento por encima del cierre del lunes. La nueva devaluación tuvo lugar en el marco de una depreciación generalizada de las monedas de naciones emergentes y en desarrollo.

Las presiones sobre el peso comenzaron semanas atrás y ante el fracaso de las primeras intervenciones oficiales, el Gobierno anunció el viernes una serie de medidas para llevar calma a los mercados que tuvieron cierta efectividad durante esa jornada y el lunes.

El Banco Central de la República Argentina (BCRA) elevó el viernes por tercera vez en siete días los tipos de interés de referencia, que subieron de 27 a 40 por ciento, al tiempo que Hacienda decidió un recorte en la meta de déficit fiscal para este año de 3,2 a 2,7 por ciento, con un ajuste del gasto público, principalmente en infraestructura.

El Gobierno reconoció que estas medidas podrían afectar el nivel de actividad, pero prefirió tranquilizar el mercado cambiario para evitar una nueva subida del dólar que pudiera trasladarse a más aumentos de precios.

Argentina lleva más de diez años en un proceso inflacionario, que tuvo su pico máximo en 2016, con un alza de precios de casi 40 por ciento, mientras que el año pasado alcanzó el 24,8 por ciento. El Gobierno ratificó la meta de 15 por ciento de inflación para 2018, pese a que en los primeros cuatro meses ya se registró un alza de precios de cerca de 9 por ciento.

El jefe de Estado explicó que la asistencia del FMI "permitirá fortalecer el programa de crecimiento y desarrollo". "Nos dará un mayor respaldo para enfrentar este escenario global y enfrentar crisis como las que hemos tenido en nuestra historia", declaró el mandatario, que reconoció que su política económica gradualista "depende mucho del financiamiento externo".

"Durante los dos primeros años hemos contado con un contexto muy favorable pero eso hoy está cambiando, las condiciones mundiales están cada día más complejas: están subiendo las tasas de interés, está subiendo el petróleo, se han devaluado las monedas de países emergentes, entre otras variables que nosotros no manejamos", dijo Macri.

"Cumpliendo con los compromisos y alejándonos de la demagogia y la mentira estoy convencido de que el camino que tomamos va a lograr un mejor futuro para todos", confió el mandatario. Dujovne fue más directo en su conferencia de prensa, al urgir a la oposición, que controla ambas cámaras del Congreso, a actuar con "responsabilidad y abandonar las posiciones demagógicas".

Un amplio sector de la oposición planea votar mañana en la Cámara de Diputados proyectos de ley para frenar las subidas de las tarifas de los servicios públicos y retrotraerlas a niveles anteriores, una iniciativa que Macri analiza vetar si llegara a prosperar.

El ministro de Hacienda, en tanto, tomó distancia de la complicada historia que tuvo Argentina con el Fondo.

"Estamos hablando de un FMI muy distinto al que conocimos hace 20 años. El Fondo ha aprendido de las lecciones del pasado así como todos lo hemos hecho. Estoy seguro que podremos avanzar con un programa que decida nuestro rumbo. Es nuestro programa", subrayó el ministro de Hacienda.

La relación de la Argentina con el FMI atravesó grandes altibajos en las últimas décadas. El Fondo asistió con numerosos paquetes de ayuda a la Argentina, que implicaron una vasta injerencia en la economía nacional.

Pero el vínculo se cortó cuando el fallecido presidente peronista Néstor Kirchner (2003-2007) decidió cancelar a principios de 2006 en una sola cuota toda la deuda pendiente con el organismo multilateral y a partir de ahí suspendió toda relación con el FMI y su supervisión de las cuentas nacionales.

El diálogo se reanudó tras la asunción de Macri a fines de 2015. Lagarde elogió en marzo su política económica al asegurar que "los dos primeros años del gobierno de Macri han sido asombrosos".

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la economía en EEUU ha mejorado con el Gobierno de Donald Trump?

No
No hay mayor cambio
ver resultados

Las Más Leídas