WASHINGTON - En su primer viaje por Sudamérica, el jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken, arribó este martes a un Ecuador bajo estado de excepción, una medida dispuesta por el gobierno para enfrentar la violencia del narcotráfico.

El secretario de Estado arribó a Ecuador en horas del mediodía y se reúne con el presidente Guillermo Lasso y el canciller Mauricio Montalvo, en el palacio de Carondelet, sede del gobierno.

Te puede interesar

"Valoramos la cercana relación de Ecuador con Estados Unidos. En nuestra gestión fortaleceremos aún más la cooperación bilateral en materia de seguridad y defensa, lucha contra la corrupción, asuntos migratorios, vacunación, comercio, ambiente, desarrollo y economía", escribió Lasso en Twitter tras la llegada del secretario.

Luego de visitar Quito, Blinken se trasladará el miércoles a Bogotá para una visita de dos días, con un mensaje de apoyo a la democracia. Estados Unidos quiere reforzar su alianza con ambos gobiernos conservadores en momentos de renovada tensión con la Venezuela chavista.

Blinken hace su primera escala en un Ecuador conmocionado por el repunte de la inseguridad y una crisis carcelaria sin precedentes, con cientos de muertos de por medio, fenómenos que el gobierno ecuatoriano vincula con el narcotráfico.

Lasso decretó el lunes el estado de excepción por 60 días para combatir el crimen organizado, cuando también crece el descontento social por el alza gradual de los precios de combustibles, un tema que en el pasado ha generado protestas duramente reprimidas.

Amparado en esa figura, Lasso ordenó el despliegue "inmediato" de los militares para que apoyen a policías en las calles, aunque se abstuvo de restringir libertades como las de protesta o reunión.

En Guayaquil (suroeste), núcleo comercial del país, ya se percibía la presencia de soldados en operativos de requisas de armas y drogas pero no en Quito, según reporteros de la AFP.

Por largo tiempo Ecuador logró mantenerse al margen de la violencia del narcotráfico, pese a compartir fronteras con Colombia y Perú, principales productores mundiales de cocaína junto a Bolivia.

"Uno de los ejes principales para Estados Unidos en materia de cooperación es precisamente la lucha contra el narcotráfico. La visita del secretario de Estado responde al fortalecimiento de estos lazos" pero también a su "preocupación", comentó a la AFP la analista ecuatoriana Karen Garzón Sherdeck.

Durante el auge de la izquierda en América Latina, Washington mantuvo relaciones difíciles con Ecuador por una década (2007-2017), que mejoraron con el gobierno de Lenín Moreno (hasta 2021), y que se espera entren en una etapa de estrecha cooperación bajo el mandato de Lasso, un exbanquero que ha profesado su cercanía con la primera potencia.

Nuevo tipo de relación

En Bogotá, aliado histórico de Washington, Blinken se reunirá con el presidente Iván Duque.

Ambos gobiernos mantienen una relación cordial, pese a los llamados de miembros del Partido Demócrata para que la Casa Blanca se pronuncie con más fuerza contra la respuesta de la Policía a las protestas en un país que enfrentó a una ola inédita de disturbios.

Duque es el principal apoyo de Estados Unidos en su cruzada contra el régimen de Nicolás Maduro. El mandatario colombiano mantiene una política de puertas abiertas con los cientos de miles de migrantes que han cruzado la frontera huyendo del desastre económico en Venezuela.

El viaje de Blinken coincide con la extradición a Estados Unidos desde Cabo Verde del colombiano Alex Saab, considerado el mayor testaferro de Maduro y quien estaría implicado en el desvío de millones de dólares destinados a comida y ayudas para los empobrecidos venezolanos.

Al igual que en Ecuador, el secretario de Estado hablará con autoridades, así como con grupos de defensa de derechos humanos. Además de democracia y narcotráfico, Blinken quiere promover el mensaje contra la crisis climática que alienta la administración de Joe Biden.

"Es un importante viaje en favor de la democracia para el secretario Blinken, pero también es un realineamiento de las relaciones con las democracias de América Latina, (que va) más allá de los asuntos tradicionales que han dominado el debate durante muchos años", dijo Muni Jensen, exdiplomática colombiana y actual consultora en el Albright Stonebridge Group en Washington.

En su agenda también está prevista una reunión con ministros de la región para hablar sobre migración, en medio de un alto flujo de haitianos que buscan iniciar el largo viaje a Estados Unidos desde el sur del continente, pasando por Colombia y Panamá.

FUENTE: Con información de AFP

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.97%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.34%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.69%
61375 votos

Las Más Leídas