El canadiense Benjamin Tomlin, condenado a diez años de cárcel en Cuba por presuntamente haber tenido relaciones con una joven de 15 años, ha vuelto a asegurar que es inocente, mientras su defensa alega irregularidades en el proceso judicial que se le siguió en la isla.

De acuerdo con un reporte de Diario de Cuba, Tomlin, empleado de la empresa Canadian Development Investment Corp., fue arrestado en agosto de 2018 y acusado de haber tenido relaciones sexuales con la menor de edad un año antes.

Te puede interesar

Su abogado canadiense, Ricardo Alcolado Pérez, denunció que los procedimientos del caso en Cuba estuvieron "plagados de irregularidades"; entre ellas, que ninguno de los testigos del proceso, incluyendo la menor con quien habría tenido relaciones sexuales, lo identificaron en la corte, indicó en declaraciones para CTV News.

La hermana de Tomlin, Caroline Simpson, dijo desde Montreal que su hermano había sido "abandonado" por el Gobierno canadiense, pues debido a la reducción del personal diplomático de ese país en La Habana, no recibió los servicios consulares que necesitaba.

Simpson advirtió que el Ministerio de Relaciones Exteriores de Canadá debería hacer una advertencia de viajes a Cuba para sus nacionales. "Los canadienses no están advertidos. Piensan que Cuba es un país seguro... y con la Embajada sin casi personal, si algo va mal, no tienes apoyo y quedas por tu cuenta", aseguró.

Exteriores respondió varias veces a Simpson que no interferiría con el sistema de Justicia cubano. "Pero no hay sistema de Justicia allá. Ni siquiera respetan sus propias leyes", criticó.

Tomlin había viajado a Cuba en febrero de 2017 y estuvo en una fiesta en casa de un amigo y luego en un club nocturno de Cárdenas, Matanzas, tras lo cual acompañó a varias personas hasta un domicilio privado.

El turista viajó de regreso a Canadá al día siguiente, pero la Policía dispuso una orden de arresto en su contra, que no fue comunicada a las autoridades de Canadá. Por ello, cuando en agosto de 2018 regresó de visita a la isla, fue detenido y acusado de tener sexo con una menor.

El abogado de Tomlin aseguró que su cliente no sabía que al menos dos de las mujeres con las que compartió en el club nocturno esa noche eran menores dedicadas a la prostitución que estaban siendo investigadas por las autoridades. Presuntamente, ambas fueron detenidas tras la partida de Tomlin y lo acusaron.

Tomlin dijo que solo recuerda de esa noche haber ido a una casa en Cárdenas, quedarse dormido y despertar para advertir que su teléfono y dinero habían sido robados. Pero niega haber tenido sexo con nadie.

Alcolado Pérez, que estuvo en el juicio de menos de un día contra Tomlin, contó que la corte cubana desestimó el testimonio de la presunta víctima por vago y confuso. "Ella no pudo identificar a Ben", aseguró.

"En mi opinión, no había suficiente evidencia para condenarlo", dijo el abogado, que estuvo en el juicio en calidad de asistente en los procedimientos legales, puesto que su cliente fue representado por un abogado cubano durante el proceso.

Alcolado Pérez afirmó que el juez condenó a Tomlin basado en dos breves declaraciones de la menor a la Policía, hechas en 2017.

Zoltan Ambrus, vicepresidente de la empresa para la que el canadiense en prisión trabaja, contó que ha hablado una docena de veces con él desde el presidio. "A veces simplemente se rompe y me pide ayuda. Otras habla sobre las condiciones de la prisión, que parecen ser absolutamente terribles. Él solía practicar artes marciales y está en buena forma... Para haberlo roto así... es impactante ver lo que le han hecho".

El abogado de Montreal Julius Grey, quien actualmente defiende a otro canadiense, Toufik Benhamiche, que podría recibir una condena de cuatro años de prisión por la supuesta muerte de un turista en un accidente de bote en 2017, aseguró que el juicio de su defendido en Cuba fue "un chiste".

Grey aseguró que su cliente fue considerado culpable tras un juicio de cuatro horas, cuando en Canadá un caso de semejante naturaleza tomaría semanas.

El abogado considera que Ottawa debería advertir a los viajeros antes de que visiten países con sistemas judiciales poco rigurosos. "Canadá es un país no intervencionista. Ponemos más atención a nuestras relaciones con otros países que a los derechos de nuestros ciudadanos. Deberíamos ser más activos en advertirles y en permanecer con ellos."

Alcolado Pérez comentó que el caso de Benjamin Tomlin fue apelado ante el Tribunal Supremo de Cuba, y que la decisión está por venir. La Embajada de Cuba en Ottawa no ha respondido las solicitudes de comentarios sobre el asunto.

FUENTE: Publicado en Diario de Cuba

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que EEUU debe aceptar la migración de Bahamas que busca refugio luego del desastre ocasionado por el huracán Dorian?

Las Más Leídas