LA HABANA.- Al menos cuatro carreras de la Facultad de Ciencias Naturales y Exactas de Ciudad Libertad, donde se estudian las especialidades en Biología, Geografía, Matemática, Física y Química, no se impartirán en este ciclo escolar cubano 2018-2019.

"Solo abrió la especialidad de Biología, para el resto de las especialidades no se logró alcanzar la plantilla de 15 educandos que se exige como mínimo", revelaron directivos de este centro de enseñanza superior, ubicado en el municipio Marianao.

"Los padres tuvieron que convencer a sus hijos para llenar la plantilla de Biología. Para esta especialidad solo se habían presentado seis estudiantes, en Geografía cinco, en Física cinco, en Química cinco y en Matemáticas dos", aseguró uno de los funcionarios.

En ese caso se encontraba Susana Guerra Rodríguez, quien había culminado el duodécimo grado con 92 puntos de promedio en el preuniversitario Rosalía Abreu, ubicado en el Cerro.

Con su promedio, considerado alto teniendo en cuenta el descenso del rendimiento académico que se ha agudizado en los últimos cinco años en los distintos niveles de enseñanza en la Isla, Susana aspiraba a estudiar Diseño Industrial.

Pero "ninguna de las ocho carreras que puso en la boleta como opción para estudiar en la universidad le fue otorgada", dijo Nila Mercedes Camejo, abuela de la joven.

A excepción de Derecho, que exigió en el período escolar 2017-2018 un promedio de 95 puntos, las demás especialidades por las cuales la estudiante optó en la boleta, como Diseño Industrial e Ingeniería Química, requerían un promedio académico inferior a los 92 puntos.

"La dirección del preuniversitario no supo darnos una respuesta sobre por qué no le habían otorgado ninguna de las carreras por las que había optado, a pesar de que tenía el promedio exigido. Dijeron que no era su responsabilidad y que debíamos dirigirnos a las reofertas que había en la Facultad Enrique José Varona de la Universidad de La Habana", añadió la abuela.

Entre las opciones de las reofertas, Susana eligió Química, aunque fuera como especialidad pedagógica, pues era afín con otra de sus opciones iniciales: Ingeniería Química. Al llegar con la boleta de matrícula a Ciudad Libertad, se enteró de que tampoco podría estudiar esa materia por falta de compañeros de clase.

Sin profesores, sin alumnos y con plazas sobrantes

"Nos encontramos con esta tremenda situación que, entre otras cosas, entristeció muchísimo a nuestros hijos", dijeron familiares de otros estudiantes, que pidieron no ser identificados.

"Tuvimos que convencerlos para que se pusieran de acuerdo en cuál de las carreras se ajustaba más a lo querían estudiar. Logramos poner de acuerdo a 15 de los 23 que estaban en el mismo dilema", contó la madre de un estudiante que había elegido Geografía.

Una fuente consultada en la Facultad Enrique José Varona dijo que al menos media docena de carreras universitarias cerraron con plazas vacantes, aunque no explicó los motivos de estas excedencias: Cultura Física con 200 plazas, Medicina con 628, Relaciones Internacionales con 15, Ingeniería en Técnicas Nucleares y Energéticas con 17, y un número no precisado en Radioquímica Nuclear y en Minería.

A pesar de que el actual curso escolar arrancó con un déficit de 10.000 maestros —el período anterior, 2017-2018, tuvo un déficit de 16.000—, el Gobierno en la Isla continuó enviando profesores a otros países.

Según el diario jamaiquino The Gleaner, Jamaica contrató a 24 maestros para impartir clases en materias de ciencias e idioma español para los niveles primario, secundario y preuniversitario. Este nuevo grupo se une a otros 48 que actualmente prestan servicio en el sector educacional del país caribeño.

Una funcionaria del Ministerio de Educación Superior justificó que este hecho de especialidades universitarias que no se impartirán el actual período es consecuencia "del alarmante retroceso en el rendimiento académico del curso anterior (2017-2018), fundamentalmente en las asignaturas de Matemática, Física, Química, Historia, Cultura Política y Preparación Civil para la Defensa".

Esa misma funcionaria se refirió al problema que provocará el déficit de profesores en el futuro, unido al de aquellos jóvenes que terminarán en la pedagogía porque las circunstancias los obligaron.

"A estos estudiantes de Ciudad Libertad se les forma para que sean profesores. La carrera es de cuatro años, más un año de práctica en la propia facultad y dos años de Servicio Social", dijo la fuente.

"En el caso particular de Biología, luego tienen la posibilidad de elegir especializarse en materias no pedagógicas, como Biología Marina o Bioquímica. A eso se suma la migración de maestros provocada por los bajos salarios y la desatención del Estado al sector", concluyó.

FUENTE: DIARIO DE CUBA/Jorge Enrique Rodríguez

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el chavismo es responsable del grave daño ecológico que se ha expandido desde el Arco Minero a gran parte de la región?

Las Más Leídas