LA HABANA - Jóvenes reclaman libertades con el internet móvil como nueva arma, bolsillos golpeados por una dolorosa reforma monetaria en medio de la pandemia: a cinco años de la muerte del dictador Fidel Castro, la dictadura en Cuba está más frágil que nunca.

Enfermo desde 2006, Fidel dejó el poder a su hermano Raúl, quien en 2018 entregó las riendas de la presidencia a Miguel Díaz-Canel y en 2021 el control del Partido Comunista.

Te puede interesar

Una nueva generación irrumpió en el escenario político reclamando derechos y libertad de expresión.

Se trata de los llamados "nietos de la revolución", que tienen entre 30 y 40 años, que representan el 13,5% de la población total de 11,2 millones.

Reclaman participación política, proyectos que les permitan prosperar y rechazan los llamados a la resistencia numantina frente a Estados Unidos, que movilizaron a sus padres.

Ocurre en una sociedad envejecida. Los dirigentes "históricos" aparecen frecuentemente en obituarios del diario Granma, y los "hijos de la revolución", cerca de los 70, se jubilan.

La nueva "variable" en "este complejo contexto ha sido la protesta social", opina el economista cubano Pavel Vidal, de la Universidad Javeriana de Colombia.

Muchos "nietos" son competentes profesionales que salieron a escena de manera espontánea para ayudar durante el tornado de 2019 en La Habana.

Más organizados, en 2020 se agruparon en el movimiento San Isidro, que dio lugar en noviembre de ese año al inédito plantón frente al Ministerio de Cultura.

Después vinieron las históricas y masivas manifestaciones de 11 de julio, seguidas por un intento de protesta prohibida este mes, que movieron el piso a las autoridades.

"Mi generación está lo suficientemente cerca de nuestros abuelos para comprender su historia, pero lo suficientemente separados históricamente para no estar anclados a la historia y poder pensar en el futuro", dice Raúl Prado, un activo fotógrafo de 35 años.

Experimentados en el uso de redes e internet, que llegó a sus móviles apenas en 2018, llevan la delantera frente al arcaico aparato ideológico oficial, que repite viejas consignas vacías para esos jóvenes.

"Al no encontrar un espacio político en nuestro país y no vislumbrar un futuro posible, en breve se convertirá en la generación migratoria", lamenta Prado.

El régimen aplicó en enero una reforma monetaria que significó un aumento salarial. El mínimo subió de 400 a 2.100 pesos cubanos (de 17 a 87 dólares), pero también implicó el aumento descontrolado de precios y un cambio en el mercado negro por encima de lo establecido.

En 10 meses la inflación fue de 60% en el mercado formal, pero en el informal se disparó 6.900%, según información oficial.

FUENTE: Con información de AFP

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.99%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.36%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.65%
59957 votos

Las Más Leídas