MIAMI.- "El régimen, en su intento por conseguir apoyo internacional, monta una nueva farsa electoral, convoca para el próximo 6D una elección parlamentaria fraudulenta para acabar con la vigencia del mandato de la Asamblea Nacional, que vencería el próximo 5E de 2021. Ante esta situación, el rechazo de la ciudadanía no se ha hecho esperar -salvo determinados grupos conculcados por el régimen- la sociedad civil y actores políticos han concluido que no basta con no participar en la farsa electoral, se debe implementar una alternativa de movilización ciudadana".

Así lo asegura Luis Corona, presidente de VenAmérica, en un texto en el que analiza desde el punto de vista constitucional la viabilidad de la celebración de la consulta popular convocada por el presidente interino de Venezuela Juan Guaidó.

Te puede interesar

A continuación transcribimos el texto completo de su análisis:

"Organizaciones de la sociedad civil han sugerido esta Consulta Popular con apoyo internacional, para así cumplir una etapa en el camino propuesto por el Grupo de Contacto, el Grupo de Lima, la Unión Europea, EEUU y el Reino Unido que exigen “Participar en de un proceso formado e impulsado por los venezolanos, aunados a todos los partidos políticos e instituciones en Venezuela, para que se involucren y apoyen un proceso que establezca un gobierno de transición ampliamente aceptable, que administrará elecciones presidenciales libres y justas en el más corto tiempo, y comenzará a poner al país en el camino hacia la recuperación”.

La Asamblea Nacional (AN) de Venezuela, con responsabilidad, acoge la solicitud de la sociedad civil organizada, encabezada por AMCO y VenAmérica, y aprueba promover una consulta que otorgue mandato para respaldar el poder legislativo, representado en la AN hasta que se realicen elecciones libres, rechaza la convocatoria a elecciones del próximo 6D, cumple con exigencias internacionales, de conformidad con nuestra la Constitución, lo cual hace popular y vinculante la consulta.

Promovida por los escépticos de siempre, algunos opinan que la consulta no es pertinente ni tiene tiempo de ejecución, actitud producto de la desinformación, sin descartar algún oscuro interés; corresponde entonces orientar la población, recurriendo a las experiencias pasadas y sus consecuencias, para ello nos permitimos recordar con hechos su viabilidad.

  • 2015. Es electa la AN por más de 15 millones de venezolanos, con mayoría calificada para la oposición, un triunfo torpedeado por el régimen que le impide ejercer sus funciones constitucionales, persiguiendo a los integrantes del Poder legislativos electo.
  • 2017. Maduro convoca una Constituyente (ANC) que se realiza el 30/6/2017, con el objeto de redactar una nueva Constitución y arrebatar funciones al Poder Legislativo. En solo 2 meses el régimen convoca y realiza la elección.

En respuesta, la AN convoca una consulta popular el 5/7/2017, que se celebra 11 días después, el 16/7/2017, un acto de desobediencia civil en el contexto de la aplicación de los artículos 333 y 350 de la Constitución, para rechazar y desconocer la irrita Constituyente, demandar a la FF.AA obedecer y defender la Constitución del año 1999, respaldar las decisiones de la AN, proceder a la renovación de los poderes públicos, realizar elecciones libres y transparentes, así como la conformación de un gobierno de unión nacional para restituir el orden constitucional. En solo 11 días la oposición convoca, organiza y realiza una Consulta Popular vinculante y exitosa.

Como consecuencia de esa consulta, que permitió la participación de todos los venezolanos mayores de 18 años inscritos o no en el CNE, dentro y fuera de Venezuela, se obtiene el respaldo de más de 7 millones de venezolanos, cifra que impactó al mundo entero, dado el breve tiempo para la convocatoria y organización. Gracias a las gestiones de la AN se logró:

  • Acoger lo aprobado por el pueblo en las preguntas mencionadas en la consulta del 16J, con el respaldo de 52 países que manifestaran todo su apoyo al Poder legítimamente constituido de la AN.
  • Desconocer y rechazar, por parte de la comunidad internacional, en torno a todo lo concerniente a la ANC.

En 2018 logra la AN el rechazo nacional e internacional a las elecciones presidenciales convocadas por el régimen para la reelección de Maduro y a las decisiones del CNE y del TSJ, debido a la «ruptura del hilo constitucional» generada por ambos poderes. Antes de la toma de posesión del usurpador Maduro, la OEA, y la Unión Europea expresan su desconocimiento como presidente.

En enero de 2019 se juramenta Juan Guaido como Presidente Interino, logrando el reconocimiento de los 60 países democráticos más importantes del mundo y se incrementa la persecución y violación de los DD.HH.

En 2020, se desnudó la crueldad del régimen ante el mundo, como se desprende del Informe de la Misión internacional Independiente de la ONU, por el cual se determinan en forma concluyente los hechos de violación de derechos humanos por parte del régimen y grupos de ocupación internacional, en donde también se indica que el Presidente Maduro y los ministros del Interior y de Defensa tenían conocimiento de los crímenes de lesa humanidad. La contundencia de este informe ha recibido el reconocimiento universal, por lo cual la ONU ha prorrogado por dos años la vigencia de la Misión Internacional Independiente.

Parece que no, pero si es mucho lo que hemos avanzado, son muchos los logros, falta ahora una contundente movilización ciudadana como lo establece la convocatoria de CONSULTA POPULAR, VINCULANTE… Y POSIBLE, para dar un paso definitivo en el camino de nuestra libertad como ciudadanos, como pueblo y como nación, y exigir el reconocimiento activo de la Comunidad Internacional y su responsabilidad de proteger.

LUIS CORONA
Presidente de VenAmérica

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Las Más Leídas