BRUSELAS — El expresidente ecuatoriano Rafael Correa, prófugo de la justicia por presuntos actos de corrupción calificó el jueves de "absurdas" las afirmaciones de un supuesto complot de él con el dictador venezolano Nicolás Maduro para desestabilizar al actual gobierno de Ecuador, donde desde hace días se suceden violentas protestas desatadas por un incremento a los combustibles.

Pero Correa dijo que se deben realizar nuevas elecciones para resolver la crisis. Su sucesor, Lenín Moreno, lo acusa de tratar de fomentar un golpe de Estado. "Es ridículo", dijo Correa.

Te puede interesar

Las protestas en el país sudamericano de 17 millones de habitantes comenzaron la semana pasada, cuando Moreno abolió los subsidios a los combustibles, lo que provocó aumentos de precios. El gobierno dijo que hay al menos 700 personas detenidas y trasladó sus operaciones de Quito, la capital, a Guayaquil.

La ministra de Interior de Ecuador, María Paula Romo, anunció este jueves la detención de 17 extranjeros, la mayoría venezolanos que tenían información sobre los movimientos del presidente, Lenín Moreno, y su vicepresidente, Otto Sonnenholzner, en el marco de las protestas contra la reforma económica del Gobierno, que han desatado una crisis política.

Correa, quien se radicó en Bélgica luego de terminar su mandato en 2017, dijo que tiene una relación amistosa con Moreno y añadió que asesora económicamente al gobierno de Venezuela.

"Porque la situación económica de Venezuela, todos saben que es realmente grave", dijo, hablando en inglés. "Pero debido al embargo, las sanciones económicas, no son sanciones económicas. Son agresión económica, ¿de acuerdo? Pero esto es una locura, Moreno dice lo que le viene en gana, pero esto es irracional".

Correa, que fue presidente en 2007-17, enfrenta una orden de arresto por presunta corrupción en Ecuador. Se describe como víctima de "persecución política" y dice que lo acusan de 29 delitos.

Aunque teme que lo encarcelarán si regresa a su país, Correa dijo que lo haría si Moreno llama a elecciones. Moreno ha dicho que no renunciará.

"No es que yo cumpla un papel, pero la solución está muy clara", dijo. "Tenemos un artículo 130 y un artículo 138, que permite a la Asamblea Nacional o al mismo presidente convocar a elecciones anticipadas en caso de una crisis política muy fuerte o malestar social, exactamente la situación que tenemos ahora".

FUENTE: Con información de AP

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario