lunes 22  de  julio 2024
AMÉRICA LATINA

Corrupción e influencias políticas sacuden a Argentina y otros países

Gobiernos presuntamente democráticos son seducidos por regímenes dictatoriales y funcionan en complicidad con ellos
Diario las Américas | YOANDY CASTAÑEDA LORENZO
Por YOANDY CASTAÑEDA LORENZO

MIAMI.- Preocupada por el futuro de Argentina, la presidente del partido Propuesta Ciudadana (PRO), Patricia Bullrich, abordó en Miami la situación actual en su país, en torno a influencias ideológicas foráneas y la condena judicial a la vicepresidenta Cristina Fernández por corrupción.

“Los intentos de avance del conjunto de países unidos a regímenes totalmente autocráticos y antidemocráticos, como Cuba, Nicaragua y Venezuela, y sus lazos con [el grupo terrorista] Hezbolá en el continente tienen una relación directa entre la baja calidad institucional y las ansias de dominio en determinadas zonas de América Latina”, sentenció Bullrich durante el foro Política y crimen organizado, que fu8e organizado por el Instituto Interamericano por la Democracia (IID), en Miami.

Sobre la condena judicial a Fernandez, inhabilitación perpetua a cargos pública y una pena carcelaria pendiente de seis años, Bullrich planteó que “el hecho de que no se pueda presentar nunca más a un cargo de por vida, alguien que hizo de la política su vida, es una condena fuerte y ejemplarizante”.

La presidenta de PRO, que fue ministra de Seguridad Social, Trabajo y Seguridad nacional, así como diputada nacional, llamó a “hacer un contrapoder al Grupo Puebla y ayudar a pueblos que viven las peores dictaduras en el continente”.

Bullrich, que apuesta por la candidatura a las elecciones presidenciales en 2023, afirmó que “hay voces y formas de interpretar la realidad y entender la democracia, administrar los recursos del Estado, lograr que el crimen organizado no penetre en los Estados y generar un modelo diferente”.

Respecto a su aspiración a la presidencia del país subrayó: “Me propongo como una de las precandidatas a la presidencia de la Argentina, una Argentina proveedora del orden y la estabilidad en el cono sur”.

Repercusiones

Beatriz Rangel, encargada de las relaciones internacionales del IID, mencionó como gobiernos funcionan en complicidad con otros totalitarios para crear ambientes de inestabilidad y peligrosidad extrema: “América Latina es reconocida como la región más violenta del mundo”.

Respecto al modo de obrar de cuestionables gobiernos, el abogado Carlos Sánchez Berzaín resumió “el problema no es el delito, el problema son los delincuentes que han tomado el poder político”.

Por otra parte, el presidente de la organización y exalcalde de Miami Tomás Regalado aseveró que “el régimen de Cuba comenzó con una práctica de aliarse al crimen organizado relacionado con el tráfico de drogas, aunque ha gozado de cierta impunidad ante la mirada cómplice incluso de algunas democracias”.

El profesor de la Universidad Internacional de la Florida Eduardo Gamarra sentenció que “la violencia es una característica fundamental del crimen organizando transnacional”.

Entretanto el exembajador y político argentino Mariano Caucino hizo énfasis en el modus operandi de la dictadura cubana: “Vimos la caída del Muro de Berlín y el fin de la Guerra Fría, un tiempo donde creímos que la democracia y la economía de mercado parecían aseguradas en el mundo. Hasta Cuba se pensó que sería liberada, fue entonces cuando Fidel Castro recurrió al narcotráfico”.

María Paula Romo, abogada y política ecuatoriana, subrayó: “Es necesario tomar partido ¿Quién va a gobernar el gobierno estatal o el gobierno criminal? Es necesario avanzar hacia el imperio de la ley”.

El doctor en ciencias políticas y excandidato presidencial en Chile Ricardo Israel instó en la urgencia de tener “más audacia y menos complejos para poner fin a los actores delictivos vinculados a los Estados” y cuestionó el compromiso o eficacia de instituciones internacionales en identificar y procesar estos delitos.

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar