CARACAS.- Distintas organizaciones civiles, reunidas en el Grupo de Trabajo sobre la Esclavitud Moderna en Venezuela (GTEMV), advirtieron sobre los riesgos que corre la sociedad venezolana, afectada por la profunda crisis que azota a la nación y exhortaron a las autoridades a tomar medidas para evitar la trata de personas, la explotación y al intercambio de sexo por comida.

En una declaración pública, con motivo de conmemorarse este martes el Día Mundial contra la Trata de Personas, GTEMV identificó las principales amenazas que surgen de la profundización de la emergencia humanitaria compleja en el país, “expresada en un indetenible deterioro de la calidad de vida de la población venezolana por el quiebre del Estado y la incapacidad de sus instituciones para dar respuestas efectivas que garanticen la plena vigencia de los derechos humanos”.

Te puede interesar

Los expertos hacen énfasis en la inseguridad alimentaria que estimula todas las formas de explotación. “Una parte importante de la población padece necesidades extremas, que la hacen vulnerable a la explotación, de modo que proliferan las prácticas de sobrevivencia. El intercambio de sexo por comida es un ejemplo de esas situaciones que constituyen explotación y aumentan los riesgos de trata de personas”.

Otro aspecto a analizar es la migración forzada, ocasionada por la emergencia humanitaria que “ha generado una crisis de movilidad humana en América Latina. La migración forzada es una de las principales causas de aumento de los factores de riesgo y sobre exposición de la población venezolana a la trata de personas y a muchas de las prácticas neo-esclavistas, tanto en Venezuela, como en los países de tránsito y destino”.

Además destacan que el deterioro de la calidad de vida, la hiperinflación, la escasez de alimentos, medicamentos, el colapso de los servicios básicos como la electricidad, el agua potable, el gas doméstico y el transporte, y la elevada inseguridad personal y social son aspectos que propician la disposición al riesgo de algunos migrantes, porque, al no tener garantizadas sus necesidades básicas, sienten que no tienen nada que perder.

Según el informe, las mujeres, las personas trans, personas de la comunidad LGBT, adolescentes y niñas constituyen la población de mayor riesgo de ser sometidas a explotación. “El abuso, la violencia sexual y el sexo transaccional como posibles fuentes de ingresos aumentan la posibilidad de que sean víctimas de trata de personas y otras formas de esclavitud moderna. Las mujeres adultas constituyen 70% del total de víctimas”.

Por su parte, los hombres, adolescentes hombres y los niños son vulnerables a situaciones de trabajo forzado y en condiciones peligrosas, al reclutamiento forzado por parte de grupos armados irregulares ligado a actividades de contrabando, pero también en el sector agrícola, pesquero y minero.

FUENTE: REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

En este regreso a clases en el sur de Florida, ¿cree que las autoridades han tomado las medidas necesarias para garantizar la seguridad en las escuelas?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas