LA HABANA.- El Gobierno cubano aseguró hoy que las familias cubanas que tienen que hacer trámites migratorios serán las más afectadas por la reducción de más de la mitad del personal de la embajada de Estados Unidos en Cuba.

"La medida tiene un impacto particular para los servicios consulares de los que dependen decenas de miles de ciudadanos", aseguró Carlos Fernández de Cossío, director de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba.

El pasado viernes, Estados Unidos informó que mantendría de manera permanente su decisión de retirar a más de la mitad de su personal diplomático destinado en La Habana como respuesta a unos supuestos ataques sónicos que había sufrido pero que todavía no están esclarecidos.

Ahora, los cubanos tienen que realizar los trámites de reagrupación familiar en la embajada de Estados Unidos en Bogotá mientras que las visas de turismo se pueden hacer en las embajadas estadounidenses en otros países.

El diplomático cubano señaló que de esta manera los cubanos "se ven obligados a incurrir en gastos adicionales al tener que viajar a terceros países" para realizar estas gestiones, que antes podían hacerlas en La Habana.

La reducción del personal también significará el incumplimiento en la entrega de 20.000 visas anuales para emigrantes que Washington se comprometió a dar a ciudadanos cubanos tras la crisis migratoria de los "balseros" en la década de 1990.

"Es cierto que es una obligación dentro de los acuerdos migratorios y es cierto que afecta la vida de muchas personas", dijo Fernández de Cossío, quien señaló que la situación "es una responsabilidad de los Estados Unidos y les corresponde a ellos responder cómo van a cumplir con este compromiso".

El diplomático cubano aseguró que las autoridades cubanas habían traslado oficialmente al Gobierno de Estados Unidos su preocupación sobre el previsible incumplimiento para este año fiscal 2018 en la entrega de documentos de viaje.

Cuba, que ha negado cualquier responsabilidad en los incidentes y cuestiona que estos ataques se realizasen, también ofreció su colaboración para investigar los casos y pidió a Estados Unidos que mostrase pruebas.

"Es un término (ataque) cuyo uso entraña mala intención y no se corresponde con el vocabulario ni el contenido de los intercambios oficiales", dijo Fernández de Cossió durante su encuentro con periodistas cubanos.

FUENTE: dpa
 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Qué decisión debe tomar el Gobierno de EEUU con las familias de inmigrantes indocumentados en la frontera?

Mantener a las familias unidas bajo detención
Mantener a las familias unidas bajo supervisión
Detener a los padres y mantener a los menores bajo supervisión
ver resultados

Las Más Leídas