El Gobierno de Cuba adoptará a partir del 1 de enero de 2018 nuevas modificaciones en su normativa migratoria, incluyendo facilidades para que cubanos nacidos en el exterior obtegan la ciudadanía, informó este sábado en Washington el canciller Bruno Rodríguez, de acuerdo con un reporte de Diario de Cuba.

Las medidas, que entrarán en vigor en dos meses, aparecen publicadas este sábado en el diario oficial Granma, y constituyen "continuidad a las adoptadas en enero de 2013, como parte de los esfuerzos que el país realiza en aras de fortalecer aún más las relaciones de Cuba con su emigración".

Los cambios anunciados por el régimen de la isla son:

  • Eliminar la "habilitación" del pasaporte para los viajes a Cuba de los emigrados cubanos. La llamada "habilitación" permitía a La Habana negarle a determinados cubanos la entrada a su país.
  • Autorizar la entrada y salida a Cuba de ciudadanos cubanos residentes en el exterior en embarcaciones de recreo, a través de las Marinas Turísticas Internacionales Hemingway y Gaviota-Varadero. Una vez que estén creadas las condiciones, se ampliaría progresivamente a otras marinas.
  • Permitir la entrada a Cuba de los ciudadanos cubanos que salieron ilegalmente del país, excepto aquellos que lo hicieron a través de la Base Naval de los Estados Unidos en Guantánamo.
  • Eliminar el requisito de avecindamiento para que los hijos de cubanos residentes en el exterior, que hayan nacido en el extranjero, puedan obtener la ciudadanía cubana y su documento de identidad.

La nota del oficialista diario del Partido Comunista arremete contra las decisiones tomadas por Washington tras los "ataques acústicos" respecto a su misión consular en La Habana, que califica de "reducción drástica".

Se queja, además, de que "traslado a Colombia de los ciudadanos cubanos para obtener visas de inmigrantes, y a terceros países para otros tipos de visados estadounidenses, sin ninguna garantía de su otorgamiento, además de encarecer considerablemente los viajes, los hace prácticamente inviables. Esto afectará directamente a las familias cubanas que, en lo adelante, no podrán obtener sus visas en La Habana y enfrentarán mayores obstáculos para visitar a sus familiares, e incluso para quienes desean emigrar".

"El Gobierno de Cuba continuará estudiando nuevas medidas de actualización de su política migratoria. Próximamente, se publicarán en la Gaceta Oficial las distintas normas jurídicas que acompañarán la implementación de estas medidas y se ofrecerá también a la población información adicional sobre los procedimientos que se pondrán en vigor", concluye el periódico oficial.

FUENTE: Publicado originalmente en Diario de Cuba

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario