LA HABANA.- Más de 1.200 personas han sido encarceladas en el último año en Cuba como consecuencia de sus solicitudes para lograr reivindicaciones políticas en la Isla, según la organización Prisoners Defenders, que estima en 1.015 los disidentes que aún estaban en prisión a finales de abril de este año, en su mayoría por las protestas ocurridas en julio de 2021.

La ONG recuerda que en mayo de 2021 apenas había 145 presos políticos, pero el dato se disparó a raíz de una ola de movilizaciones sin precedentes en la historia reciente de Cuba y que, según Prisoners Defenders, conllevó a violaciones del Derecho Internacional y del debido proceso en la isla.

Te puede interesar

https://twitter.com/CubanDefenders/status/1522180653990793217

Entre los 1.015 presos confirmados figuran 133 mujeres y más de una treintena de niños, de los cuales casi una decena han sido condenados por sedición. En total, 718 personas cuentan ya con una sentencia, 124 de ellos con penas que superan los diez años de cárcel.

Torturas y agresiones

Los presos políticos en Cuba sufren torturas que van de las agresiones a las privaciones del sueño, de líquidos, alimentos y atención médica, denuncia un informe de la organización Prisoners Defenders.

El informe se elaboró a partir de una muestra aleatoria de 101 presos políticos, y se apoya en fuentes de primera mano en contacto directo con los procesados, como compañeros de celda o de prisión, y familiares de primer grado, explicó la oenegé.

A raíz de las protestas contra el régimen cubano que estallaron en julio de 2021, "Cuba ha exhibido los índices de represión más altos registrados en décadas con miles de detenciones arbitrarias, centenares de convictos de conciencia, así como centenares de reportes de torturas", afirma el informe, que fue entregado este martes al Comité contra la Tortura de la ONU.

Prisoners Defenders cita 15 tipos de tortura infligidos a los presos políticos, como "privación de la atención médica", "patrones posturales altamente incómodos, dañinos, degradantes y prolongados", "confinamientos de castigo en solitario", "agresiones físicas", "privación de líquidos y/o alimentos" y "privación del sueño".

Del conjunto de 101 presos estudiados, tres eran menores de edad en el momento de la detención.

"La víctima que acumula mayor número de tipos de tortura es precisamente un menor de 17 años, Jonathan Torres Farrat", afirma la oenegé.

"En una ocasión", Torres Farrat "fue esposado a una reja colgado, en un cuarto frío, y posteriormente golpeado. Lo confinaron a una habitación fría por exigir que no lo golpearan más", según el informe.

"A la madre de Jonathan, Barbara Farrat Guillén, se le ha prohibido en múltiples ocasiones ver a su hijo, e incluso se le ha amenazado con la integridad física de Jonathan como represalia contra las denuncias que formula", añade el documento.

El informe afirma que hay decenas de presos con doble nacionalidad, pero que "salvo EEUU, el resto de los países, España, Canadá y Alemania, por poner los tres ejemplos, han dejado sin protección alguna a sus ciudadanos hasta el momento".

FUENTE: Con información de Europa Press y AFP

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.94%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.69%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.37%
22828 votos

Las Más Leídas