Ser portador de una tarjeta de banco respaldada por una cuenta en dólares estadounidenses es la condición requerida en Cuba para que la población pueda acceder a las tiendas que este lunes amanecieron abastecidas de alimentos y artículos de higiene, después de varios meses de una escasez agudizada por el cierre de la economía debido a la pandemia del COVID-19

Muchas personas hicieron largas filas desde la madrugada para poder acceder a esos productos cuya falta se había acentuado durante la epidemia pero que ciertamente para la mayoría de los cubanos están prohibidos teniendo en cuenta que en la isla esos artículos los establecimientos del estado solo los comercializan en divisas.

Te puede interesar

Desde la capital cubana, DIARIO LAS AMÉRICAS obtuvo el testimonio de María, que "después de realizar una larga fila en una entidad bancaria para hacer un depósito en dólares y obtener la tarjeta que permite realizar las transacciones en las tiendas de alimentos y artículos de aseo, adquirir una factura de 1 queso, un paquete de arroz de un kilogramo, un litro de vinagre, una lata de puré de tomate y cuatro paquetes de galletas", tuvo que pagar 60 dólares.

María describió en un mensaje a través de WhatsApp que antes de entrar a la tienda, una empleada "me preguntó si yo estaba enterada de que para comprar allí necesitaba una tarjeta de banco, respaldada con una cuenta en dólares".

Y es que con esta nueva modalidad de comercio, lo que verdaderamente está haciendo el régimen cubano es retomar el modelo implantado en los 90, cuando la crisis ocasionada por la desaparición del campo socialista de Europa del Este conllevó a que todo tipo de subsidio desapareciera y La Habana se viera obligada a despenalizar el uso del dólar cuya circulación hasta ese momento en la isla había sido considerada un delito que conducía a años de cárcel.

Los profesionales mejor pagados en Cuba apenas pueden aspirar a obtener un salario mensual por un equivalente a $40 dólares. A partir del recorrido por unas de estas tiendas en su primer día de funcionamiento, María pudo apreciar que para adquirir un kilogramo de lomo de res un cubano debe pagar $15.70 y $23 por un kilogramo de queso.

Sin contar que ante el desespero por garantizar la entrada a esas tiendas, algunos se vieron obligados a pagar previamente por un turno que otros se las agenciaron para tener, haciendo fila desde la noche anterior.

En Santiago de Cuba, Juan David, marcó en la tienda La Gran Piedra a las 9:00 PM del domingo para asegurarse uno de los primeros puestos el lunes, según reseña DIARIO DE CUBA.

"Di el último y volví tres veces durante la noche para asegurar mi turno porque la cola estaba llena de merolicas [revendedoras] que venden los turnos y por cualquier fallo te tumban. A las 6:00AM me quedé hasta que abrieron a las 9:00AM. describió David en su testimonio a DIARIO DE CUBA.

"En la parte de la comida había muchas cosas que antes estaban en la shopping [tiendas para la venta en divisas] y desaparecieron. Puré de tomate desde 0,65 centavos hasta dos dólares; garbanzo precocinado a 1,10 el pomo y garbanzo crudo a 1,20, chícharo verde a 1.00 dólar, frijoles blancos a 1,10", precisó.

coronavirus pandemia cuba tienda dólares.jpg
Gente con mascarillas en medio de la pandemia del nuevo coronavirus entra a una tienda de alimentos que acepta dólares estadounidenses en La Habana, Cuba, el lunes 20 de junio de 2020.

Gente con mascarillas en medio de la pandemia del nuevo coronavirus entra a una tienda de alimentos que acepta dólares estadounidenses en La Habana, Cuba, el lunes 20 de junio de 2020.

En un reporte del noticiero de televisión oficialista, varias personas también se quejaron de la ausencia de pollo en las tiendas que comercializan dólares. En La Habana faltaban algunos productos de aseo a pocas horas del comienzo de operaciones de los comercios.

Las nuevas tiendas en divisas muestran una realidad creciente dentro de la sociedad cubana, la existencia de sectores sociales que tienen acceso a la "moneda dura", entre ellos emprendedores, empleados de empresas extranjeras y personas que reciben remesas de sus familiares en el extranjero. El otro lado de la realidad, en la que se agrupa una buen parte de la población, es aquellos que no tienen cómo acceder a la divisa.

En un país donde el salario medio no supera el equivalente a 25 a 30 dólares mensuales, para la mayoría el acceso a estos productos es prohibitivo.

FUENTE: REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Más de millón y medio de electores se han inscrito para votar en Miami-Dade y decidir, entre otros puestos, el de alcalde condal. Si la elección fuera hoy, ¿por quién votaría Usted? (aparecen por orden alfabético)

Monique Nicole Barley
Esteban Bovo Jr.
Carlos DeArmas
Ludmilla Domond
Daniella Levine Cava
Alex Penelas
Xavier Suárez
ver resultados

Las Más Leídas