MADRID.- El destacado opositor José Daniel Ferrer, jefe de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), fue detenido el martes junto a varias personas en el marco de un registro en su vivienda, que sirve de sede de la organización disidente, y desde entonces él y otros tres arrestados están en paradero desconocido, según ha denunciado este viernes Cuban Prisoners Defenders en un comunicado.

De acuerdo con esta organización, que cuenta con la colaboración de todos los grupos disidentes de la isla, a las 7.00 (hora local) del martes unos 60 efectivos de las fuerzas especiales, la Policía Política y la Seguridad del Estado irrumpieron en las tres viviendas que constituyen la sede de UNPACU, una de ellas la de Ferrer, en Santiago de Cuba.

Te puede interesar

Ferrer fue detenido inmediatamente en presencia de su mujer y de sus hijos --un bebé de tres meses y otros tres menores de dos, 14 y 16 años-- junto a otros cuatro activistas --Fernando González, José Pupo, Ibeisi Chacón y Sandy Ramírez--. Además, el hijo de 16 años de Ferrer estuvo "retenido" en la vivienda cinco horas.

Tras la detención de Ferrer, los agentes del régimen realizaron un registro en el que se incautaron de una impresora, memorias USB, teléfonos móviles y documentos de la UNPACU, además de muebles, utensilios de cocina y alimentos.

Tres días después, Ferrer, González, Pupo y Roilán Zárraga, que "no estaba en la sede cuando ocurrió el asalto pero lo fueron a buscar y arrestaron, siguen detenidos", y los tres primeros están en paradero desconocido. Todos ellos son activistas a excepción de Pupo, "una persona en riesgo de exclusión social que UNPACU acogía", apunta Cuban Prisoners Defenders.

Las autoridades cubanas, ha señalado la plataforma opositora, "justifican ahora, tras el asalto con violencia y robos, que un ciudadano llamado Sergio García González acusaba a Ferrer de haberle ocasionado lesiones".

Ferrer es uno de los rostros más conocidos de la oposición cubana. Fue detenido durante la llamada Primavera Negra de 2003 por participar en el Proyecto Varela, ideado por Oswaldo Payá para conseguir por la vía de la iniciativa popular cambios legales que propiciaran una apertura política en Cuba, y condenado a 25 años de prisión.

El jefe de la UNPACU fue el último de los 75 detenidos en esa época en ser liberado. La mayoría aceptaron abandonar Cuba, hacia Estados Unidos o Europa, a cambio de su excarcelación, gracias a la mediación de la Iglesia Católica y del Gobierno español. Doce, incluido Ferrer, se negaron a aceptar lo que consideraban un exilio forzado, por lo que su salida de prisión llegó más tarde, en su caso en 2011.

Desde su "presunta liberación", "que no fue tal porque se ha realizado con la pena vigente y la amenaza constante de volver a prisión", Ferrer ha sido detenido más de cien veces aunque sin cargos, lo que arroja una media de una vez al mes desde hace ocho años, "la mayoría de forma extremadamente violenta, con golpizas brutales, amenazas y asaltos a su casa".

En este contexto, Cuban Prisoners Defenders ha expresado su "profunda preocupación por el estado de salud y la integridad física" de Ferrer, "cabeza visible de la oposición social y democrática en Cuba", y de los demás detenidos.

LLAMAMIENTO A LA UE

Por otro lado, Cuban Prisoners Defenders ha hecho un llamamiento a la UE para que sea "consciente" de que "con su posición de diálogo y las aparentes fantásticas relaciones con Cuba alimenta de forma directa dos de los pilares de la dictadura 'castrista' --facilitar la propaganda de la falsa superioridad ideológica y las relaciones internacionales-- y favorece la obtención de fondos".

"Hacemos un llamamiento a la UE (...) para que sea valiente y congruente con sus principios y demuestre a nivel público que los Derechos Humanos sí son un eje vertebrador de las relaciones con Cuba, y condene respetuosa pero firmemente este asalto", ha reclamado, advirtiendo de que, en caso contrario, "pone en peligro la vida e integridad física" de Ferrer y los demás detenido y "favorece las condiciones para que la represión en Cuba aumente desproporcionadamente".

En concreto, se ha dirigido a la Comisión Europea, que "está pasando de ser una entidad con buenas intenciones a ser una entidad que, por negligente o ingenua, está poniendo en peligro la vida, la integridad y la salud de los activistas de los Derechos Humanos en Cuba.

FUENTE: EUROPA PRESS

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Apoyaría la realización de un referendo para prohibir la venta de armas de asalto en Florida?

SI
NO
NO ESTOY SEGURO(A)
ver resultados

Las Más Leídas