El 28 de julio pasado, 17 días después de las protestas populares en Cuba, Yanaisy Curbelo denunció públicamente en redes sociales que su hijo Brandon David Becerra Curbelo, de solo 17 años, se encontraba bajo investigación en la prisión de menores del Guatao. Para ese momento había pasado por diferentes unidades policiales y su madre señalaba que la medida de prisión preventiva respondía a un presunto cargo de desorden público. “Necesito libertad”, escribió la madre, destacando que se trataba de un menor de edad.

Brandon David reside en Santos Suárez, donde se habría unido, a la altura de la Calzada de Diez de Octubre, a un grupo de personas que iba creciendo a medida que avanzaba. Según el expediente 143 de la fiscalía, estos manifestantes respondieron a “repetidas exhortaciones divulgadas por redes sociales, a manifestarse violenta y simultáneamente en diferentes localidades y desconocer la autoridad de instituciones estatales cubanas, con el propósito de alterar el orden social socialista consagrado en la Constitución de la República de Cuba”.

Te puede interesar

A varios de los manifestantes y a Brandon en particular les señalan que, una vez que se acercaron a la estación de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) —en Calzada de Diez de Octubre, esquina Enamorado, municipio Diez de Octubre—, observaron como varios oficiales, patrullas y otros vehículos de la Policía Nacional Revolucionaria y del Ministerio del Interior se movieron del lugar por lo que “les lanzaron piedras, botellas y palos que tomaron del lugar o ya llevaban en sus manos”. También lo describen en el expediente fiscal como “uno de los que empujaron de forma conjunta una patrulla hasta voltearla de tal manera que sus cuatro gomas quedaron hacia arriba”.

El expediente además se ceba en puntualizar que Brandon David, un adolescente, “no posee vínculo laboral”, pero no pueden negar que “mantiene buena conducta en su comunidad”.

El 12 de agosto, nuevamente, la madre de Brandon David publicó su denuncia en redes sociales: “Ya hace 27 días que no lo puedo ver”, escribió. “Se encuentra en el Guatao por desorden público, con un cambio de medida [solicitado] hace 10 días. Ya que este proceso es tan lento, será posible que permitan ver a sus madres a estos adolescentes menores de edad?... Y así puedan calmar el sufrimiento de todas las madres que están pasando por estas circunstancias.

Se refería a los 66 adolescentes que desde 11 de julio en adelante, estuvieron privados de libertad en diferentes territorios del país. La cifra es apenas un subreporte, en tanto las estadísticas oficiales no han sido puestas a disposición de la ciudadanía; pero ha generado preocupación a la Unicef. La oficina regional de la organización dijo en su perfil de Twitter: "Hacemos un llamado a las autoridades cubanas para que proporcionen información adicional verificada sobre niños y niñas presuntamente en esta situación. En todo el mundo, poner fin a la detención de niños y niñas es fundamental, incluso mediante reformas legales para elevar la edad de responsabilidad penal".

Desmontó también el uso del Covid como argumento para no dejarla ver a su hijo: “No me digan que es por Covid. Porque Cuba está llena de Covid. Y en las tiendas la aglomeración de personas es horrible. ¿O solo hay Covid en las prisiones? Por favor, basta ya. Liberación para todos esos adolescentes”.

Al día siguiente, la preocupación de la madre cobró más sentido: “Hoy me llaman y me dicen que mi hijo fue trasladado a un centro del Minint porque dio positivo al Covid. Y continúo en la misma situación que no puedo verlo”. En ese post, la madre de Brandon David declaró que si a su hijo le llegase a pasar algo, toda la responsabilidad caerá sobre la autoridad. “Expreso y confirmo hoy que voy hacia el centro que me lo transfirieron y voy hacer lo posible e imposible por verlo. Si no regreso, ya saben por qué es”, advirtió.

“Es un adolescente que no merece estar pasando por todo esto. Y encima sin apoyo de nadie. Mi hijo está en manos de las autoridades desde el día 16 [de julio] y no me han dejado verlo. Y hoy su estado de salud es crítico”.

Para el día primero de septiembre, la situación penal de Brandon se tornó peor: el cambio de medida, con el cual intentaban sacarlo de prisión hasta la fecha de juicio, fue denegado. “Hoy cuenta 41 días [en prisión]. Aún sin visita. O sea se encuentra aún en Jóvenes de Occidente [Guatao], prisión de menores. Solo ellos tienen la última palabra. La libertad de mi hijo está en manos de Dios”.

A mediados de octubre empezó a circular entre las familias de los detenidos, el documento que, firmado el 1 de octubre por Liliam Fernández Berro, Fiscal Provincial de La Habana, acredita las diligencias del Expediente de Fase Preparatoria (EFP) No. 143/2021. Aunque este fue emitido por el Órgano Especializado de Investigación Criminal de los Delitos Comunes, resultó enviado a la sala de lo penal de los delitos contra la seguridad del Estado. Esos delitos serían de Sedición y Hurto, pero particularmente el primero de ellos.

Por tanto, la fiscalía provincial le pide a Brandon David 18 años —la misma cantidad que tiene ahora— de privación de libertad por el delito de sedición. Lo prevé “civilmente responsable por serlo penalmente” y, en adición, es una de las personas que deberán resarcir “de forma solidaria” a la Unidad de la Policía Nacional Revolucionaria del municipio Diez de Octubre con la suma de 4523.89 CUP —unos 188 dólares al cambio oficial— “por los daños que le ocasionaron a la patrulla 1024”.

“Aún no se le ha celebrado juicio”, me dice la madre y confirma que son 18 años de petición fiscal por “Sedición”. “Lleva 4 meses y unos días preso”, recalca. Nacido el 7/11/2003, Brandon David tenía 17 años al momento de su detención; cumplió 18 en prisión.

“Hoy está cumpliendo 18 años my Baby... Primer año separados. Todo por un futuro mejor. Te amo mi niño. Quiero que sepas que será el único cumple que pasarás lejos de los que te quieren; no pararemos hasta sacarlos de ahí a ti y a Rowland... Te envío una enorme lluvia de bendiciones y que cumplas muchos mas”, posteó la madre el 7 de noviembre. Ese dia no se refirió a la petición fiscal, pero unos días después fue enfática en su pedido de justicia:

“Mi hijo Brandon David Becerra Curbelo hoy hace 4 meses que está en prisión. Recluido de su libertad. Es uno de los más jóvenes de los manifestantes del 11 de julio. Hoy pido a fiscalia como madre. Que valoren esas peticiones injustas y excesivas que hoy les piden a esos niños. Que puedan cambiarles la vida; ¿18 años de privación de libertad? ¿A quién mató, a quién violó, qué traficó? No ha cometido ningún delito penal. Y lo saben. Por favor, conciencia. Justicia y libertad”, pidió.

Entre las muchas expresiones de solidaridad que ha encontrado esta madre, se halla la de su amiga Sheila Ravelo: “Amiga me imagino como te sientes yo como madre siento tu dolor dentro de mi pecho ojalá y todo se resuelve pronto ten fe y guarda mucha fuerza necesitas estar en pie para poder apoyar a tu niño”... Gracias al activismo de su madre, de la mano de organizaciones como Cubalex y el grupo de trabajo Justicia 11-J, el rostro de Brandon David y otros adolescentes ya no le resulta extraño a la ciudadanía. Una petición de la Fundación por los Derechos Humanos en Cuba busca liberar a los niños cubanos presos políticos: “Algunos de estos niños están en espera de juicio con medidas cautelares de libertad bajo fianza o confinamiento domiciliario. Es nuestro deber moral exigir su liberación inmediata”. Espera obtener al menos 500 firmas.

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.89%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.3%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.81%
64694 votos

Las Más Leídas