LA HABANA.- El gobernante designado en Cuba, Miguel Díaz-Canel,reaccionó este fin de semana ante la "irritación" de los damnificados del tornado que destrozó parte de La Habana el pasado 28 de enero, pero dijo que se debe a "incomprensiones", deacuerdo con un reporte de Diario de Cuba.

"Hay que tener mucha sensibilidad con la gente porque está muy dolida por lo que ha pasado", dice el gobernante en un vídeo que circula en las redes sociales.

"Hay que entender que todo el que esté en una situación complicada puede reaccionar de una manera irritada, con incomprensiones", añade. "Pero también hay que explicarle a la gente que esto no lo resolvemos en un día ni en dos, esto van a ser semanas de trabajo intenso", afirmó.

Embed

Las declaraciones se conocen después de que circulara otro vídeo en el que se ve salir a toda velocidad de Regla, uno de los municipios más afectados, a una comitiva oficial entre gritos de "¡descarados!".

En las imágenes aparecen tres carros marca Mercedes Benz de color negro y a otros dos vehículos. También personal de seguridad desplegado intentando abandonar el lugar lo antes posible.

"¡Propaganda nada más! ¡Descarados!", se escucha gritar a una mujer después de que otros insistieran en que la comitiva se desviara a algún lugar particular.

Entre jueves y viernes, según recogió la prensa oficial, Miguel Díaz-Canel visitó zonas afectadas en Regla y Diez de Octubre.

Desde que pasó el tornado, Díaz-Canel y sus funcionarios no han dejado de repetir que la Revolución "no dejará a nadie desamparado", una frase que durante décadas han escuchado víctimas de huracanes y derrumbes que viven hacinados en los colapsados albergues estatales.

La desconfianza en las soluciones del Gobierno se fundamenta también en que durante los últimos años las autoridades han dejado sobre los hombros de la población buena parte de la recuperación.

Aunque con subsidios, los damnificados deben comprar los materiales de construcción, generalmente insuficientes. El Gobierno incluso ha sido acusado de poner a la venta donaciones tanto de alimentos y artículos como colchones que llegan al país como donaciones.

Las escenas de descontento popular y los reclamos al Gobierno han sido difundidos ampliamente a través de las redes sociales.

También las denuncias de que la Policía y las autoridades territoriales dificultan la ayuda entre cubanos, impidiendo que organizaciones de la sociedad civil, iglesias y ciudadanos lleven donaciones a los damnificados.

En su cuenta en Twitter, Díaz-Canel publicó este sábado un crítico mensaje en el que se queja de "falsas noticias, mentiras y más mentiras", sin especificar a qué se refiere.

"Soberbia e impotencia de unos. Mientras #FuerzaCuba sigue recuperando daños, unidos todos, en fin, el pueblo de #Cuba dando lecciones de heroísmo y solidaridad humana. Porque vamos por #60YMas y porque #NosotrosVotamosSí #SomosCuba", añadió Díaz-Canel.

El régimen realiza una intensa una campaña por conseguir que los cubanos aprueben su nueva Constitución en el referéndum del próximo 24 de febrero.

Algunos funcionarios han puesto en evidencia la preocupación oficial ante la posibilidad de que las consecuencias del tornado influyan en el resultado de esa votación.

"Recuperaremos los daños en La Habana y celebraremos el (aniversario) 500. Pero antes votaremos Sí por la #nuevaconstitución", escribió en Twitter esta semana el ministro de Comercio Exterior e Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca, muy lejos de la "sensibilidad" hacia las víctimas del tornado que pidió Díaz-Canel.

FUENTE: Publicado originalmente en Diario de Cuba

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que las acciones emprendidas por Juan Guaidó y el Parlamento venezolano están en el camino correcto para generar un cambio político en Venezuela?

Las Más Leídas