WASHINGTON.- El secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, se comprometió este miércoles en Jamaica a tomar en consideración el impacto que un embargo petrolero a Venezuela tendría sobre los países del Caribe y a buscar vías para apoyarlos si Estados Unidos llegara a dar ese paso.

"Todos los futuros pasos que Estados Unidos pueda tomar respecto al petróleo (venezolano) u otros productos para presionar más al régimen de (Nicolás) Maduro vamos a tomarlos en completa consideración del impacto en los países de la región", manifestó Tillerson en Kingston en una rueda de prensa junto al primer ministro de Jamaica, Andrew Holness.

LEA TAMBIÉN: Kuczynski: "Maduro puede venir, pero vamos a ver cómo lo reciben los venezolanos"

La isla caribeña fue la última parada de la primera gira del jefe de la diplomacia estadounidense por el Hemisferio Occidental, un viaje que tuvo la situación en Venezuela en su centro.

La isla caribeña fue la última parada de la primera gira del jefe de la diplomacia estadounidense por el Hemisferio Occidental.

LEA TAMBIÉN: La inflación en Venezuela cierra en 84,2% en enero, según el Parlamento

Antes estuvo en México, Argentina, Perú y Colombia, los cuatro países con una posición más dura frente a Maduro y los cuales respaldan las rondas de sanciones que Estados Unidos ha ido imponiendo al entorno político del presidente venezolano.

El embargo petrolero está sobre la mesa desde el inicio y hay actores en la región, entre ellos el presidente argentino, Mauricio Macri, que lo defienden.

"Hemos tenido un buen intercambio hoy sobre este tema y no solo sobre (cómo afectaría a) Jamaica, sino como otros países podrían (también) verse afectados y miraremos qué acciones puede tomar Estados Unidos para mitigar el impacto negativo" de esa posible medida, dijo Tillerson tras su reunión con Holness. Se trata de ver "qué podemos hacer para suavizar el impacto".

Jamaica y otros países caribeños forman parte de Petrocaribe, una alianza petrolera con Venezuela creada por Hugo Chávez que les ha permitido obtener petróleo de ese país a precios bajos. Varios de esos países se han posicionado por ello en contra de dar mayores pasos contra Maduro en el seno de la Organización de Estados Americanos (OEA).

El primer ministro Holness lamentó que "los intentos en la OEA por promover un diálogo con Venezuela no hayan tenido éxito".

La administración de Trump ha hecho de Venezuela su tema principal en la política estadounidense hacia América Latina y, desde la llegada del republicano hace un año a la Casa Blanca, presiona a Maduro con rondas de sanciones que alcanzan ya a medio centenar de altos funcionarios venezolanos, entre ellos el propio presidente.

La gira que concluyó Tillerson fue pensada para presionar más al mandatario venezolano y sus palabras de hoy en Jamaica incrementan esa presión.

Los cuatro países visitados por el secretario de Estado antes de llegar a la isla caribeña son todos miembros del Grupo de Lima, una iniciativa que, oficialmente, se creó para seguir y proponer salidas a la crisis venezolana pero que en la práctica es un grupo de presión sobre Maduro.

Se formó después de que fracasaran los intentos liderados por Estados Unidos y México en la OEA por condenar al presidente venezolano. Washington no pertenece a él, pero sí está detrás apoyando y animando sus movimientos.

El hasta ahora último pronunciamiento del Grupo de Lima fue para rechazar hace unos días la convocatoria de elecciones presidenciales anticipadas para antes del 30 de abril en Venezuela. A él se sumaron Guyana y Santa Lucía, que son miembros de Petrocaribe.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que se deben modficar las leyes para el porte de armas en EEUU?

Sí, deben ser más estrictas
Sí, debe prohibirse el acceso a armas a civiles
No, deben mantenerse tal como están
No, pero se debe aplicar con mayor rigurosidad
ver resultados

Las Más Leídas