miércoles 22  de  mayo 2024
CRISIS

EEUU y Cuba "pactan" reunión sobre tema migratorio

La reunión ocurre en un momento en que el Gobierno de EEUU está lidiando con un número creciente de migrantes cubanos que intentan cruzar la frontera de México
Embed

WASHINGTON - El régimen de Cuba y Estados Unidos han confirmado el inicio de conversaciones sobre migración el jueves próximo en Washington, en el encuentro de más alto nivel que sostienen ambos países desde que el presidente Joe Biden llegó al poder, anunció este martes la cancillería cubana.

"El jueves 21 de abril se efectuará en Washington D.C. una nueva Ronda de Conversaciones Migratorias entre delegaciones de Cuba y Estados Unidos", dijo la cancillería en su cuenta en Twitter.

El vicecanciller cubano, Carlos Fernández de Cossío, presidirá la delegación de la isla, precisó ese ministerio de la dictadura castrista.

Por su parte un vocero del Departamento de Estado dijo a la AFP que Washington está comprometido "regularmente con funcionarios cubanos en temas de importancia para el gobierno de Estados Unidos, como los derechos humanos y la migración".

La reunión se desarrollará en momentos en que Cuba vive una emigración masiva, en medio de su peor crisis económica en casi tres décadas.

Según la oficina de Aduanas de Estados Unidos, desde octubre de 2021 hasta marzo de 2022, más de 78.000 cubanos entraron al país por la frontera con México, cifra que duplica el número de nacionales que abandonó la isla durante la llamada "crisis de los balseros", en 1994.

"Aumento significativo de migrantes cubanos"

"Hemos visto un aumento significativo de migrantes cubanos irregulares hacia Estados Unidos, tanto por vía terrestre como marítima", indicó el vocero del Departamento de Estado.

Subrayó que "los cubanos ocupan actualmente el segundo grupo más grande que llega a la frontera suroeste de Estados Unidos", cuyas autoridades han advertido a los cubanos que no se lancen al mar.

Desde que Nicaragua eliminó el pasado 22 de noviembre la visa para los cubanos, miles de isleños han viajado por diferentes rutas a ese país aliado de La Habana para tratar de alcanzar la frontera de Estados Unidos, donde pueden acogerse a la Ley de Ajuste Cubano, de 1964, que privilegia a los ciudadanos de la isla con la residencia en un año.

La Habana ha acusado a Washington de presionar a gobiernos latinoamericanos para que exijan visa de tránsito a los cubanos que hacen escala en sus aeropuertos.

También recrimina a Estados Unidos por incumplir el acuerdo migratorio para conceder 20.000 visas anuales a cubanos y al mismo tiempo de alentar la emigración con la Ley de Ajuste Cubano.

La nueva ronda de pláticas migratorias se da tras el anuncio de la embajada de Estados Unidos en marzo de que comenzaría a emitir de manera limitada, paulatina y en una fecha aún por precisar visas a cubanos en La Habana, tras cuatro años de cierre de su consulado por ataques sónicos a su personal diplomático, una denuncia que el régimen La Habana niega rotundamente.

Coincide además con el viaje esta semana del secretario de Estado norteamericano Antony Blinken a Centroamérica para hablar principalmente de cuestiones migratorias.

Los cubanos que buscaban en los últimos años emigrar gracias a un programa de reunificación familiar se vieron obligados a viajar a un tercer país, como Colombia y Guyana, para solicitar la visa, lo que significó un aumento considerable de sus gastos.

Tras una apertura de cuatro años bajo la presidencia de Barack Obama que promovió un acercamiento al régimen comunista sin concesiones en materia de libertades públicas y democracia. Pero con la llegada del republicano Donald Trump a la Casa Blanca reforzó el embargo, vigente desde 1962, con 243 sanciones adicionales. Pese a las promesas electorales, Biden no ha revertido esa situación.

EEUU quiere que La Habana acepte recibir migrantes deportados, afirmaron un funcionario estadounidense y otra fuente bajo condición de anonimato.

El régimen castrista, fiel a su estilo lastimero y victimizante, culpa a EEUU por el alza de la migración irregular tras la decisión de la Administración de Donald Trump de cerrar su sección consular en La Habana luego de reportarse los primeros casos del "síndrome de La Habana" pero no menciona la represión y el desgobierno.

Embed

.

Cuba mantuvo en este tiempo reuniones migratorias con países como Canadá, Belice y hace menos de un mes con México, en cuyas fronteras se agolpan los isleños luego de realizar periplos más o menos irregulares --plagados de contrabandistas y rutas peligrosas-- con el objetivo de ingresar a Estados Unidos.

Embed

FUENTE: Con información de AFP

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar