CARACAS. - Venezuela se encamina a su tercera reconversión monetaria en 13 años. A partir del 1 de octubre se eliminarán seis ceros a la moneda. Esto significa que desde 2008 el chavismo, primero con Hugo Chávez como presidente y después con Nicolás Maduro a la cabeza del país, ha eliminado 14 ceros al signo monetario tratando de contener el colapso económico.

Durante la primera reconversión monetaria (2008) se eliminaron tres ceros a la moneda y se cambió el nombre de la moneda pasando a llamarse bolívar fuerte. En ese momento Chávez aseguró que con la decisión se buscaba una "mayor eficiencia al sistema de pagos en el país" y "consolidar la confianza en la moneda nacional".

Te puede interesar

La segunda reconversión ocurrió en 2017. En ese momento Maduro aseguró que el bolívar, ahora llamado soberano, iba a significar "un nuevo sistema monetario para estabilizar y cambiar la vida monetaria y financiera del país de manera radical".

La tercera reconversión comenzará el 1 de octubre de este año. En este caso, el bolívar no tendrá otro nombre asociado, aunque desde el Ejecutivo Nacional se ha impulsado la idea de que este será el bolívar digital, en un intento por reducir al máximo posible las operaciones que requieran papel moneda.

Sin sorpresas

El economista Luis Oliveros explica que el anuncio de una nueva reconversión monetaria no pudo tomar por sorpresa a nadie. “Desde inicios de año ya se hablaba de la necesidad de una nueva reconversión, más aun teniendo en cuenta que en febrero de este año se alcanzaron los cinco ceros que se le habían quitado a la moneda en la reconversión de 2017”.

Para Oliveros dos reconversiones (2017 y 2021) en tan poco tiempo significan que Maduro “sigue perdiendo la batalla contra la inflación. Las razones de esta reconversión tienen que ver con los problemas de números muy grandes en las contabilidades y en líneas generales en toda nuestra economía (…) La hiperinflación venezolana, que ya ocupa el segundo lugar de las más largas de la historia, ha evaporado el valor de la moneda nacional, agregándole ceros muy rápidamente. Hay que tener en cuenta que una reconversión no es una política antiinflacionaria, simplemente es una medida contable”.

Oliveros aclara que una reconversión “no debe generar inflación o depreciación, aunque algunos enfaticen que hay un efecto de redondeo que sí es inflacionario (…) En definitiva la reconversión que veremos en octubre de este año es solo quitarle seis ceros a la moneda sin mayores efectos en la economía”.

Un sueño irrealizable

El economista Leonardo Vera, integrante de la Academia Nacional de Ciencias Económicas de Venezuela, sostiene que el llamado bolívar digital “es un sueño que le han vendido a Maduro, que ciertamente facilita la vida de muchos, pero se la daña a muchos otros. Para quienes dirigen el Banco Central de Venezuela la vida sería muy fácil. No hay que gastar más en imprimir papel moneda. Pero para quienes viven en zonas del país donde la red de energía eléctrica se cae a diario, para quienes necesitan pagar transacciones al menudeo, para quienes no tienen la versatilidad ni la educación financiera digital, la digitalización de las transacciones es un dolor de cabeza”.

Vera alerta que el comunicado del BCV en donde se anuncia formalmente la nueva reconversión es de “una ambigüedad distinguida, pues anuncia la llegada del bolívar digital pero también la emisión del bolívar en su expresión física. Al final, no hay diferencia, imprimes físicamente o no. Igual se hacen asientos contables”.

“Esto de los asientos contables es muy importante -explica Vera- Los bancos centrales que pretenden imprimir digitalmente hoy lo conciben como emisión de dinero legal a cambio de algún título valor que pueda compensar su balance, porque el dinero es un pasivo para los bancos centrales”.

Esto significa que Venezuela se enfrenta a una "operación de impresión de dinero convencional. Pero me temo que Maduro pueda recurrir masivamente a lo que (Milton) Friedman popularizó como "helicopter money". Es decir, el central imprime y asienta dinero digital en su pasivo sin recibir nada a cambio”.

Por otra parte, advierte que como ocurrió en "las otras reconversiones, lo planteado es un simple cambio de escala eliminando esta vez 6 ceros a los valores actuales. No se anuncia un programa de estabilización que ayude a quebrar el proceso de inflación alta que destruyó el ingreso y el patrimonio de los venezolanos”.

Para Vera la discusión no debe centrarse en la reconversión. “La gran discusión es cómo estabilizar el valor de la moneda. Pasa por cómo reinsertarse en la comunidad financiera global, como reinstitucionalizar a la autoridad monetaria, y por las políticas que paren la dinámica monetaria cambiaria perversa”.

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 42.03%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.38%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.6%
55367 votos

Las Más Leídas