MADRID.- Ante la creencia generalizada que la extradición de Hugo "El Pollo" Carvajal a los Estados Unidos no debe tardar mucho tiempo, la abogada de éste, María Dolores de Argüelles, aseveró a la AFP que su entrega no sería inminente, ya que antes deben resolver una solicitud de asilo en España que hizo su defendido y un recurso ante el Tribunal Supremo contra el aval a su extradición que dio el gobierno español.

Este sábado se conoció que los policías del Grupo II de Fugitivos dudaron en el último momento de que en la vivienda señalada en Madrid se encontrara Hugo 'El Pollo' Carvajal, exgeneral al frente de la inteligencia venezolana en tiempos del presidente Hugo Chávez, buscado por EEUU, al que le habían seguido el rastro tras ocultarse por varios puntos de la geografía española, disponiendo de documentación falsa y diferentes pasaportes.

Te puede interesar

"No se puso nada nervioso, estaba como una roca", explica a Europa Press el jefe del dispositivo que irrumpió por mandamiento judicial en la vivienda de la calle Torrelaguna de la capital. "Escuchábamos a los compañeros gritar 'limpio, limpio' conforme entraban en habitaciones y por un momento cundió el desánimo, pero en la última habitación sí que estaba", relata.

El jueves poco antes de las 21 y 15 horas quedaba por abrir la puerta de la última habitación, que estaba cerrada por dentro con llaves, sin escucharse nada en su interior. Los policías forzaron la puerta y allí estaba "El Pollo" Carvajal, uno de los fugitivos más buscados por EEUU desde que evitó su extradición en noviembre de 2019. Tenía un cuchillo afilado que le quitaron antes de colocarle el grillete.

Trato cordial y sin vacuna

Los policías señalan que el trato con el que fuera alto cargo del gobierno de Hugo Chávez fue cordial tras el arresto y que, incluso, durante las horas de custodia -no hubo registro porque el mandamiento judicial era de detención en virtud de la extradición- intercambió algunas confidencias con los agentes.

Con problemas de salud relativos al corazón, los policías le preguntaron si en estos casi dos años escondido que coincidió con la pandemia de COVID-19 se pudo vacunar. "¿Tú te crees que se los iba a poner tan fácil?", respondió Hugo Carvajal, que contó durante este tiempo con el apoyo de su entorno familiar que está en España, quienes fueron los encargados de suministrarle alimentos y medicamentos.

Los policías españoles contaron con la colaboración de la DEA de EEUU, que ofrecieron la información sobre su ubicación en algún punto próximo a la calle Arturo Soria de Madrid, una arteria con más de seis kilómetros de longitud. Comentan los funcionarios que la vigilancia se fue acercando mientras constataban que iban a acceder a la vivienda correcta, lo que dilató la entrada final durante semanas.

La Policía le siguió la pista hasta el punto de establecer que cambiaba de vivienda cada tres meses, aunque en ningún caso pisaba la calle. "No salía de las casas para nada", subrayan los agentes. En su último escondite en un bloque de pisos se valía de la terraza frondosa debido a las numerosas plantas para asomarse únicamente por las noches a respirar algo de aire.

Contactos, pasaportes y disfraces

Utilizaba para ocultarse bigotes y barbas postizas, recursos que usaba para figurar en la imagen de los pasaportes que iba obteniendo, una documentación falsa que, según las pesquisas policiales, conseguía gracias a sus contactos con nacionales de Venezuela.

Los policías tienen constancia de que había contactado con algún cirujano plástico de la zona del Levante español -donde también residió enclaustrado tiempo atrás-- para cambiar su aspecto físico en su empeño de hacerse 'invisible' y no ser entregado a EEUU, que lo reclama por delitos de tráfico de drogas de alto nivel. Pero no se hizo ninguna cirugía, según informó el periodista venezolano David Placer, quien vive en Madrid y le ha seguido la pista a este alto funcionario del chavismo.

No tenía ningún bien ni propiedad inmobiliaria a su nombre, así como tampoco vehículo --la información compartida por la DEA incluía un coche Citroën de color azul-- ni línea telefónica. "Estamos acostumbrados, pero en su caso no nos extraña que se autoimpusiera estas medidas de seguridad", apuntan los policías al hablar del que fuera pieza clave de la contrainteligencia chavista. Carvajal pasó el viernes a disposición judicial a la espera de su extradición a EEUU.

Una mujer de 30 años

El informe de la DEA asegura que Carvajal vivía junto a la venezolana Astrid Carolina Viloria Palacios, quien figura como la arrendataria del apartamento donde residía en la zona Arturo Soria en Madrid.

"Vivía completamente enclaustrado, sin salir a la calle en ningún momento, atemorizado", y solo se atrevía a asomarse "a la terraza de la vivienda, pero estrictamente en horario nocturno y disfrazado", agregó la Policía española.

Comida a domicilio

Según reveló el Diario ABC de España, el conserje del edificio número 123 de la calle Torrelaguna en Madrid, al norte de la ciudad, les informó que veía cómo a ese apartamento traían comida a domicilio y hasta la compra de los víveres se los entregaban en la puerta.

Así fue cómo Carvajal pudo vivir 8 meses sin necesidad de salir del apartamento donde estaba encerrado.

De contrainteligencia militar a acusado por narco

El otrora jefe de Contrainteligencia Militar del gobiernos de Hugo Chávez es perseguido por hechos que se produjeron desde 1999 cuando presuntamente perteneció al llamado "Cártel de los Soles", una organización criminal gestionada por altos cargos '"chavistas" que, con la presunta colaboración de las FARC y otros grupos armados, introdujo grandes cantidades de droga en Estados Unidos.

"El Pollo" Carvajal tiene vigente una orden de detención e ingreso en prisión para materializar la extradición acordada por el Pleno de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional en noviembre de 2019, que revocó así una decisión anterior de la Sección Tercera de este mismo tribunal que denegó su entrega al entender que en la petición estadounidense subyace "una motivación política".

Estando entonces en libertad provisional, se fugó cuando se enteró de que iba a ser extraditado. A pesar de estar prófugo, el Consejo de Ministros aprobó en marzo de 2020 la entrega del exmilitar venezolano para que sea juzgado por tráfico de drogas y de armas.

Un tribunal de Nueva York acusó a Carvajal en 2011 de haber coordinado el envío de 5.6 toneladas de cocaína de Venezuela a México en 2006, que luego llegaron a Estados Unidos.

Podría ser condenado a hasta cadena perpetua, reseña la agencia AFP.

Según una declaración jurada de un agente de la DEA, Carvajal formó parte de una presunta organización narcotraficante llamada el Cártel de los Soles.

Habría estado dirigida por altos cargos del chavismo, entre ellos el propio Chávez, fallecido en 2013 tras 14 años en el poder, o Diosdado Cabello, considerado número dos del chavismo.

Carvajal habría estado a cargo de la protección de la droga.

FUENTE: Con información de EUROPA PRESS/AFP/AP

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.92%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.44%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.64%
49451 votos

Las Más Leídas