Embed

WASHINGTON.- El Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), fundado por el gobernante Hugo Chávez, y los militares deberán tener un espacio en una posible etapa de transición en Venezuela, a juicio de Elliot Abrams, enviado especial de EEUU para el país suramericano.

"El PSUV debería tener un papel en la reconstrucción de Venezuela", apuntó el enviado especial del presidente Donald Trump para ese país, Elliot Abrams, quien no descartó la posibilidad de que en un escenario de futuros comicios, el chavismo pueda presentarse.

Te puede interesar

Al intervenir en el encuentro "Venezuela After Maduro: A Vision for the Country's Future", organizado por el centro de pensamiento Atlantic Council, Abrams citó tres elementos para un cambio en ese país: la participación política mediante un Gobierno de inclusión, unas Fuerzas Militares profesionales y una economía de progreso.

"Para los integrantes del PSUV es el momento de exigir un proceso democrático dentro de su partido. Una o dos personas no deberían tener el poder", apuntó Abrams.

En ese contexto, planteó que el chavismo pueda actuar "como un partido político democrático" y ganar votos en elecciones libres, e indicó que Estados Unidos, tal como lo ha hecho en otras ocasiones en Latinoamérica, respetará lo que elijan los venezolanos.

Embed

Aclaró que para que se den elecciones libres en Venezuela, Maduro debe dejar el poder. ”Una vez que Venezuela quede libre del régimen de Maduro, de los maleantes que envían de Cuba y los presos políticos tengan libertad, entonces se podrá preparar las elecciones libres”, expresó Abrams.

Abrams señaló, dirigiéndose al PSUV, que están viendo cómo se "destruye" el legado de Hugo Chávez y advirtió que Nicolás Maduro "fue seleccionado como presidente del PSUV por un grupo muy pequeño de personas con intereses propios".

Abrams advirtió, sin embargo, que "la transición no será fácil" y admitió que incluso pueda "empeorar antes de mejorar".

Por su parte, Gabriela Ramírez, la ex defensora del Pueblo de Venezuela y una de las dirigentes del chavismo que rompió con el Gobierno de Maduro, defendió la decisión de algunos sectores de deslindarse del Madurismo para defender la Constitución.

"Los defensores del Gobierno se han convertido en una secta conservadora que defiende la fuerza retrógrada más contrarrevolucionaria, más corrupta, más entreguista y represiva, antipopular y antiobrera de nuestra historia republicana", apuntó.

La exfuncionaria cuestionó el "vergonzoso papel" que han asumido los grupos que apoyan a Maduro e indicó que se debe evitar que Venezuela "termine pareciéndose a una dictadura africana".

"Cualquiera que apoye el Gobierno hoy está negando todas las bases de las razones que nos llevaron como chavismo al poder. Hoy tenemos más hambre, tenemos más enfermedades, tenemos servicios públicos más precarizados y gobernantes enriquecidos y desconectados de los dolores de las personas más pobres hoy en Venezuela", sostuvo.

Ramírez, quien participó vía remota desde España, puntualizó además en la necesidad de volver a colocar a la gente "como sujetos del cambio" y dirigir el mensaje a los sectores medios y bajos de las Fuerzas Militares, como sujeto de cambio, como el "soldado pueblo".

FUENTE: REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

En este regreso a clases en el sur de Florida, ¿cree que las autoridades han tomado las medidas necesarias para garantizar la seguridad en las escuelas?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas