TULCÁN.- La emoción era visible hoy entre los venezolanos que se encuentran en el paso fronterizo entre Colombia y Ecuador tras conocerse la decisión de un tribunal de Quito de anular el requisito de pasaporte a los ciudadanos de Venezuela por considerarlo una violación de los derechos humanos.

Poco después de hacerse pública la decisión, decenas de venezolanos sin ese documento salieron corriendo hacia la fila para recibir la tarjeta andina de Colombia, el documento exigido hasta ahora.

La intención del Gobierno ecuatoriano al exigir el pasaporte era tener un mayor control sobre la migración masiva de venezolanos, pero su decisión fue contestada por la Defensoría del Pueblo como una violación de los derechos humanos.

"Una emoción grande, de verdad que no nos esperábamos eso. Es una ayuda muy humanitaria. Venezuela está que no se puede. Salimos con la intención de ayudar a nuestra familia, a los niños que se mueren porque no hay medicinas", dijo Nazareth Márquez, de Caracas, en la terminal fronteriza.

La decisión de la corte ha causado gran alegría entre los que hoy se encontraban en el paso fronterizo con Colombia, donde las autoridades de emigración ecuatorianas bloqueaban el ingreso a menos que presentaran el pasaporte.

Apenas una ventana de doce horas en la noche del jueves a hoy permitió la pasada madrugada el ingreso sin ese documento, con motivo del "corredor humanitario" abierto por Ecuador entre el norte y el sur, del que se han aprovechado un millar de personas.

Entre otros emigrantes se distinguían lágrimas en los ojos y una gran emoción, mientras muchos, sin creérselo aun, trataban de llamar a sus familiares para avisarles que ya los dejarían pasar.

Un tribunal de Quito anuló la regulación del Gobierno por considerar que violaba el derecho de las personas a la movilidad y reinstauró la cédula como único documento necesario para cruzar fronteras.

Asimismo, dio un plazo de 45 días al Ministerio de Relaciones Exteriores para que presente un plan de contingencia humanitario frente a los problemas de la emigración.

Josué Viteri, de 18 años, será uno de los beneficiarios de la medida, que debía aún llegar a oídos de las autoridades de emigración ecuatorianas para su aplicación.

Viteri, natural de Mérida, se encontraba hoy varado por la ausencia de pasaporte.

"Yo no tengo pasaporte. Si ya no nos piden sería estupendo porque en Colombia no me quisieron sellar con la cédula y aquí estamos varados. Al otro lado hay buses pero nosotros no podemos pasar", se lamentó.

A la terminal fronteriza llegó el caraqueño Eylan Rojas, de 22 años, a las 09.00 de la mañana, también sin pasaporte.

"Lo que nosotros queremos es llegar a nuestro destino y seguir. Yo tengo un hijo en Ecuador, nació hace un mes y tengo muchas ganas de conocerlo, está en Guayaquil", dijo este emigrante, que llegó tras siete días haciendo autostop.

En el lado colombiano, donde por unas horas estuvieron sellando hoy con la tarjeta andina sin que después Ecuador la reconociera, las noticias del fallo judicial tardaban más en llegar y se desconocía si volverán a sellar ahora que la Justicia ecuatoriana ha anulado el requisito.

De momento, Colombia no sella tarjetas andinas y que las autoridades migratorias esperan que llegue una disposición de la Cancillería en Bogotá.

Mientras, a las afueras de Migración colombiana, un centenar de personas esperan con cédula en mano para estampar la tarjeta andina y pasar al lado ecuatoriano legalmente.

FUENTE: EFE
 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la actuación de la Comunidad Internacional en el caso venezolano ha sido acertada?

Sí, no se le puede pedir más
Sí, pero falta aumentar la presión contra la dictadura
No, ha sido insuficiente
No, no debe meterse en los asuntos de los venezolanos
ver resultados

Las Más Leídas