SANTIAGO DE CHILE.– El papa Francisco iniciará este lunes una gira pastoral a Chile, país donde la Iglesia es severamente cuestionada y en medio de fuertes medidas de seguridad tras una serie de ataques incendiarios contra templos católicos acompañados de amenazas al pontífice.

Francisco es el segundo Papa que visita el país sudamericano después de la gira de hace 30 años que efectuó Juan Pablo II cuando Chile vivía bajo la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

El Sumo Pontífice, el primer Papa latinoamericano, llegará la noche del lunes a Santiago, donde al día siguiente cumplirá una serie de actividades, incluidos un saludo a las autoridades del país, entre ellas a la presidenta Michelle Bachelet, próxima a dejar el cargo, y una misa en el amplio Parque O'Higgins, uno de los "pulmones verdes" de la capital.

El Papa, cuya visita se prolongará durante tres días por Temuco, en el sur, el puerto de Iquique, en el norte, además de Santiago, llegará en un momento de graves cuestionamientos a la Iglesia local debido a denuncias de abusos sexuales contra menores cometidos por miembros del clero y presuntamente ocultados por la jerarquía eclesiástica chilena.

Por otro lado, la gira pastoral se realizará bajo estrictas medidas de seguridad. Unos 18.000 carabineros (la policía uniformada) tendrá a su cargo la vigilancia, a la que se sumarán 20 aeronaves y siete drones que velarán por el orden público, informó la policía.

Las medidas se han extremado luego de la serie de atentados incendiarios que han afectado a templos católicos de la capital Santiago de Chile.

La madrugada de este domingo desconocidos atentaron contra la Iglesia San Agustín, ubicada en la localidad de Melipilla, unos 70 kilómetros al este de la capital. El ataque, el sexto contra templos católicos en tres días, no dejó victimas ni daños estructurales, confirmó la policía.

Sin embargo, los atacantes dejaron rayados en la acera en los que se leía: "La única iglesia que ilumina es la que arde, es la que está en llamas. El Papa no".

El viernes, tres parroquias capitalinas resultaron dañadas, mientras que en otras dos los atacantes vieron frustradas sus intenciones. En algunos de los templos quedaron panfletos amenazantes hacia el Papa en los que se leía: "Francisco, las próximas bombas serán en tu sotana".

Además de Santiago, el Papa se desplazará también hasta la ciudad de Temuco, ubicada en el sur del país, en la zona de la Araucanía, una región marcada por fuertes tensiones derivadas de demandas de las comunidades mapuches que exigen desde hace años la devolución de sus tierras y la autodeterminación, entre otras exigencias.

El Pontífice se trasladará también hasta la ciudad portuaria de Iquique, en el norte del país, una zona donde reside un fuerte contingente de migrantes peruanos, bolivianos, colombianos, venezolanos o haitianos, entre otras nacionalidades.

En vísperas del inicio de la gira de Francisco, miles de fieles provenientes principalmente de Argentina, Uruguay y Brasil han cruzado hasta Chile para tomar parte en las actividades del Pontífice.

El Paso de Jama, ubicado a 4.200 metros de altura sobre el nivel del mar, es una de las rutas que comunica el norte argentino con el chileno, como también el Cristo Redentor o paso Los Libertadores, que une las ciudades argentinas de Mendoza y Santiago de Chile.

Autoridades argentinas estiman en unos 800.000 los ciudadanos de ese país que arribarán a Chile, mientras otros tantos lo harán desde naciones fronterizas como Bolivia y Perú. Estos últimos llegarán hasta Iquique para ver a Francisco y asistir a la misa que oficiará en el Campus Lobito, una explanada ubicada sobre la costa del océano Pacífico, en una de las últimas actividades del Papa en Chile antes de dirigirse a Perú, el jueves.

FUENTE: dpa/Carlos Dorat

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas