BUENOS AIRES.- La senadora y expresidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner optó por el silencio tras ser citada a declarar por la Justicia sobre una supuesta trama de corrupción durante su gestión, pero en su entorno apuntaron contra el Gobierno por "generar un clima mediático que distraiga" de la crisis.

Fernández de Kirchner, quien gobernó Argentina entre 2007 y 2015 tras el mandato de su ya fallecido esposo Néstor Kirchner (2003-2007), esquivó los micrófonos en la ciudad de Buenos Aires. Pocas horas antes había estallado el caso denominado como "los cuadernos de la corrupción" que derivó en la detención de una docena de ex funcionarios kirchneristas y empresarios.

"Ay dios, ay dios", expresó la senadora de la opositora Unidad Ciudadana peronista al salir del Congreso y evitar las preguntas.

La Justicia ordenó las detenciones y citó a la ex mandataria a declarar en el marco de la investigación sobre una supuesta asociación ilícita que entre 2005 y 2015 traficó bolsos de dinero de presuntos sobornos de empresarios a funcionarios de los entonces gobiernos para obtener contratos de obras públicas.

La información surgió de los detalles sobre los viajes y los traslados de dinero escritos en ocho cuadernos por el ex chofer del "número dos" del antiguo Ministerio de Planificación Federal Roberto Baratta, que llegaron a la Justicia tras una investigación del periódico "La Nación".

En los cuadernos se precisan nombres, direcciones, fechas y cantidades retiradas de empresas y llevadas entre 2005 y 2015, con algunos intervalos, en algunos casos a la residencia presidencial oficial, el departamento de la familia Kirchner o la oficina de la Jefatura de Gabinete, informó el diario.

Fernández de Kirchner y su entorno estiman que la acción judicial fue impulsada por el Gobierno del centroderechista Mauricio Macri para generar "un clima mediático que distraiga de las noticias que generan verdadera preocupación, como un modelo económico agotado, con tarifas impagables, caída del consumo y el desempleo en alza", según indicaron a dpa fuentes cercanas.

Apuntaron que Macri también busca tapar "el escándalo con los aportantes 'truchos' (falsos a la campaña electoral) de (la coalición oficialista) Cambiemos que no se puede ocultar".

La ex presidenta, de 65 años, enfrenta varias causas judiciales por supuestos actos de corrupción e irregularidades durante sus dos mantatos, algunas de las cuales ya fueron elevadas a juicio oral.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el chavismo es responsable del grave daño ecológico que se ha expandido desde el Arco Minero a gran parte de la región?

Las Más Leídas