Embed

RÍO DE JANEIRO.- El estado de salud del ultraderechista Jair Bolsonaro, líder en los sondeos para las elecciones presidenciales de octubre en Brasil y que fue acuchillado el jueves en un mitin, evoluciona bien, aunque permanece en una unidad de cuidados intensivos, informaron hoy sus médicos.

El polémico candidato "se mantiene consciente y en buenas condiciones clínicas", según el boletín médico divulgado por el Hospital Albert Einstein de Sao Paulo, uno de los más prestigiosos de Brasil y al que el candidato fue trasladado el viernes tras haber sido sometido un día antes a una delicada cirugía en la ciudad de Juiz de Fora.

En el boletín, el centro médico indicó que el diputado permanece en una unidad de cuidados intensivos pero que no tuvo ninguna complicación en las últimas 24 horas; que sus condiciones pulmonar y cardiovasculares están buenas y que no presentó fiebre ni ningún síntoma de infección.

Agregó que todos los exámenes de laboratorio y de imagen a los que fue sometido mostraron resultados estables y se le dio "continuidad al tratamiento clínico con buena evolución y sin necesidad de procedimientos adicionales por el momento".

Según sus médicos, sus condiciones le permiten abandonar este sábado la cama en la que ha estado postrado y sentarse cuando lo desee en una poltrona.

"Estoy bien y recuperándome", afirmó Bolsonaro en un mensaje que publicó el viernes en las redes sociales.

El candidato, al que una única cuchillada en el abdomen le provocó una grave hemorragia, tres heridas en el intestino delgado y una lesión en el colon, fue sometido el jueves a una delicada operación en Juiz de Fora luego de que, según sus médicos, llegara al hospital muy grave y corriendo riesgo de muerte.

El candidato fue acuchillado cuando era cargado en hombros en medio de una multitud en una céntrica calle de Juiz de Fora, la segunda mayor ciudad del estado de Minas Gerais.

La Policía arrestó en flagrante al autor del ataque, quien dijo haber actuado de forma aislada y "a mando de Dios", y atribuyó el crimen a sus divergencias políticas y religiosas con el ultraderechista.

Bolsonaro es el candidato más polémico en la actual disputa electoral debido a que es un defensor de la última dictadura militar en Brasil (1964-1985); ha generado diversas protestas por sus insistentes declaraciones machistas, racistas y homófobas y enfrenta procesos judiciales por discriminación e incitación a la violación.

El candidato del Partido Social Liberal (PSL) lidera los sondeos de opinión con 22 % de los apoyos de cara a las elecciones del próximo 7 octubre, en un escenario sin el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, preso por corrupción y cuya candidatura ha sido vetada por la Justicia.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas