DIARIO DE CUBA

El gobernante Miguel Díaz-Canel reconoció la situación especial que vive Cuba en una visita oficial que hizo el miércoles a la provincia de Granma.

"Sabemos que estamos viviendo tiempos difíciles", dijo, según el balance de la visita que publicó el sitio oficial Cubadebate.

Te puede interesar

"Hemos tenido problemas de abastecimiento, de financiamiento y otras limitaciones producidas por las nuevas medidas de Estados Unidos, la persecución financiera y el recrudecimiento del bloqueo", explicó.

Desde los meses finales del pasado año, el desabastecimiento es visible en los mercados cubanos, donde la población empieza a pasar más trabajo del habitual para conseguir alimentos básicos.

El 10 de abril pasado, Raúl Castro hizo la primera referencia al tema, sin ofrecer detalles ni referirse a las penurias que sufre al pueblo, cuando dijo en un discurso que "es necesario que estemos alertas y conscientes de que enfrentamos dificultades adicionales y que la situación pudiera agravarse en los próximos meses."

El general aclaró que no "se trata de regresar a la fase aguda del 'Período Especial' de la década de los años 90 del siglo pasado; hoy es otro el panorama en cuanto a la diversificación de la economía, pero tenemos que prepararnos siempre para la peor variante", dejando claro que el discurso oficial evitará usar el término, pues esos tiempos están todavía frescos en la memoria de muchos cubanos.

Por su parte, Díaz-Canel insistió en que "Vamos a salir adelante", aunque sin informar de las medidas que adopta el Gobierno para resolver las dificultades que se hacen sentir cada vez con mayor fuerza.

"Nada de eso nos amilana y con firmeza vamos a seguir combatiendo y vamos a seguir venciendo. Ese es el mayor homenaje que podemos hacer a Fidel y la mejor manera de perpetuar la Revolución", fue la frase con que cerró el gobernante su explicación del problema.

En los últimos días, varias provincias cubanas han conocido de la reducción de la cantidad o de la frecuencia en la entrega de productos que reciben las personas como parte de la ya magra canasta básica, entre ellos los huevos, el aceite, la leche, el pan y las carnes.

También son comunes los episodios de colas enormes en los mercados estatales, donde productos que son comercializados de manera liberada, como el pollo, el aceite y la harina, están racionados.

La producción nacional de muchos de esos alimentos, que dependen de importaciones del extranjero, se ha visto afectada por el incumplimiento de pagos a suministradores de insumos como alimento animal, piezas de remplazo para las fábricas o combustible para la cadena de distribución.

Sólo con España la deuda rebasa los 400 millones, razón por la cual el Gobierno de ese país ha exigido a La Habana que garantice su pago.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

En este regreso a clases en el sur de Florida, ¿cree que las autoridades han tomado las medidas necesarias para garantizar la seguridad en las escuelas?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas