El secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, culminó el miércoles una gira que lo llevó por cuatro países de América Latina, además de la isla caribeña de Jamaica, y que estuvo centrada en la crisis que vive Venezuela.

En sus visitas a México, Argentina, Perú, Colombia y Jamaica, quedó claro que la intención del alto funcionario estadounidense es la de ejercer una mayor presión sobre el régimen de Nicolás Maduro para que Venezuela “regrese a la senda constitucional”, según él mismo expresó.

El Gobierno de Trump ha sancionado a más de 50 funcionarios chavistas e impuso las primeras sanciones al sistema financiero del país, pero hasta ahora no ha dado el paso del embargo petrolero, que piden algunas voces como el secretario general de la OEA, Luis Almagro.

Estos fueron los principales puntos abordados por el secretario de Estado de EEUU sobre Venezuela durante su gira:

MÉXICO:

En Ciudad de México, donde inició su viaje, Tillerson se reunió con los ministros de Relaciones Exteriores de México y Canadá, Luis Videgaray y Chrystia Freeland, respectivamente.

En una rueda de prensa conjunta, los tres ratificaron su "preocupación" por la situación de Venezuela.

Tillerson destacó que lo que debe de hacer el presidente venezolano, Nicolás Maduro, es respetar la Constitución.

"Nos gustaría una transición pacifica en Venezuela (..) Nuestro punto de vista es que debe volver a cumplir la Constitución, esperamos que lo haga y trabajamos para que lo haga", agregó.

ARGENTINA:

Rex Tillerson y el canciller argentino, Jorge Faurie, sostuvieron un encuentro el domingo 4 de febrero en el que anunciaron que estudian implementar sanciones petroleras a Venezuela para presionar al Gobierno de Nicolás Maduro.

En concreto, el jefe de la diplomacia estadounidense reveló que están estudiando "sancionar el petróleo", prohibir su venta en Estados Unidos o "refinar productos que vengan de Venezuela".

"Uno de los aspectos que se considera al sancionar el petróleo es cuáles serían las consecuencias sobre el pueblo venezolano. Al no hacer nada, es también pedir que el pueblo venezolano siga sufriendo", aseguró Tillerson en una rueda de prensa junto a Faurie en la sede del Ministerio de Exteriores argentino.

"No podemos permitir la destrucción de Venezuela", aseveró antes de insistir en que el "desacuerdo" de Argentina y Estados Unidos es "con el régimen" de Maduro y no con los ciudadanos, que están "sufriendo enormemente".

Por ello insistió en que, antes de poner en marcha medidas de este tipo, es esencial analizar cuáles serían sus efectos en el pueblo y en otros países de la región para tener "cuidado de no afectarlos negativamente".

PERÚ:

El secretario de Estado reiteró en Perú la posibilidad de aplicar sanciones a Venezuela, dijo la canciller peruana, Cayetana Aljovín.

Aljovín agregó que el funcionario estadounidense afirmó durante su visita que "llega el momento de comenzar a ver la posibilidad de sanciones, tal cual lo ha hecho la Unión Europea".

Aljovín agregó que Tillerson reconoce que el tema de Venezuela "ya no es un problema sólo de los venezolanos, sino un problema regional".

En Lima, Tillerson también agradeció al presidente Pedro Pablo Kuczynski el liderazgo de su país mediante el Grupo de Lima para "abordar la destrucción terrible que existe en este momento en la democracia venezolana".

COLOMBIA:

El secretario de Estado de EEUU aseguró que Colombia será un jugador clave para la restauración de la democracia en Venezuela y abrió la posibilidad de "redireccionar" la ayuda destinada a Venezuela para enfrentar la crisis humanitaria a los ciudadanos que han buscado refugio en el vecino país.

"Colombia ha sido un jugador muy importante para restaurar la democracia en Venezuela (...) intercambiamos ideas de cómo podemos trabajar con otros países de la región a través del Grupo de Lima y de la OEA para restaurar la democracia en Venezuela", dijo Tillerson en Bogotá, donde se reunió con el presidente Juan Manuel Santos.

En referencia a una posible ayuda económica, explicó que Estados Unidos había destinado unos recursos "para abordar la situación humanitaria dentro de Venezuela".

"No ha sido fácil por la situación imperante, entonces podríamos redireccionar esta ayuda a los venezolanos que han tenido que abandonar Venezuela y venir a Colombia", destacó Tillerson, quien no cuantificó esa cantidad.

JAMAICA:

En esta última parada, el primer ministro de Jamaica, Andrew Holness, y Tillerson exigieron al Gobierno de Venezuela permitir unas elecciones "justas y libres".

"Andamos desilusionados al mirar todo lo que ocurre en Venezuela, cuando en un tiempo fue una democracia próspera y ahora se desmantela frente a nuestros ojos…Por ello, es que tenemos la intención de actuar con todo el peso posible para persuadir al régimen", dijo Tillerson.

El funcionario reiteró en Jamaica que Estados Unidos analiza sancionar el mercado petrolero o los productos venezolanos y así presionar al Gobierno venezolano, pero también esta considerando el impacto de estas medidas en países vecinos.

Poco antes, en el vuelo de camino a Kingston, Tillerson anunció un acuerdo con Canadá y México para formar un grupo que analice cómo mitigar el impacto de posibles sanciones petroleras a Venezuela tanto en los ciudadanos de ese país como en la región.

FUENTE: Con información de EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la economía en EEUU ha mejorado con el Gobierno de Donald Trump?

No
No hay mayor cambio
ver resultados

Las Más Leídas