NUEVA YORK — Un extraficante hondureño dijo el viernes que pagó 100.000 dólares en 2009 para financiar las campañas electorales del entonces candidato a presidente de Honduras, Porfirio Lobo, y la reelección del actual mandatario Juan Orlando Hernández al Congreso.

Víctor Hugo Díaz Morales testificó durante el tercer día del juicio por narcotráfico que se le sigue a Tony Hernández, hermano del presidente hondureño, en una corte de Manhattan.

Te puede interesar

Díaz Morales explicó que Tony Hernández le dijo que gracias a ese pago lograrían obtener mejor información sobre las investigaciones policiales y hacer conexiones con la policía y el ejército para llevar a cabo el tráfico de cocaína.

“La información sería mucho más grande y mucho más importante”, declaró Díaz Morales.

La víspera Díaz Morales había testificado que en total traficó unos 140.000 kilos de cocaína con la ayuda de Tony Hernández entre 2004 y 2016 y aseguró que el papel del hermano del mandatario no era sólo el de informador: el hondureño de 41 años, que fue diputado del Congreso de su país, se dedicó también a producir su propia cocaína en un laboratorio colombiano y a distribuirla y venderla.

El juicio, que podría durar dos semanas, es seguido con expectación en Honduras porque ha salpicado al propio presidente Juan Orlando Hernández, a quien los fiscales han acusado de utilizar 1,5 millón de dólares proveniente de las drogas para la campaña que lo llevó a la presidencia en 2013.

El mandatario negó las acusaciones y la víspera insistió en la tesis utilizada desde el inicio del proceso: que todo es una estrategia de los narcotraficantes para conseguir reducciones de penas y vengarse de él. Además, alertó de posibles nuevas declaraciones en su contra.

Díaz Morales, alias “El Rojo”, dijo también que después del pago de 100.000 dólares le preguntó a Tony Hernández en 2010 si su hermano Juan Orlando, el actual mandatario, necesitaba más financiación para su carrera política. Agregó que Tony Hernández le respondió que no hacía falta en ese momento porque ya tenía sobornos por parte de Alexander Ardon, exalcalde de El Paraíso, de los hermanos traficantes Devis Leonel y Javier Rivera Maradiaga y del diputado Rodolfo Irias Navas.

Más tarde ese año, testificó Díaz Morales, que Tony Hernández le comentó que su hermano iba a ser candidato a la presidencia. Según el testigo, le dijo que si su hermano lograba ser presidente “se obtendría todo el poder en Honduras y no habría ningún problema para el tráfico de cocaína en el territorio de Honduras”.

En tres horas de testimonio, Díaz Morales dio detalles sobre múltiples operaciones de narcotráfico. Habló de tres operaciones en las que supuestamente le compró a Tony Hernández 400 kilos, 500 kilos y después 1.000 kilos y de otra operación en la que participó Tony Hernández y un traficante mexicano del Cartel de Sinaloa llamado Don Albino Quintero.

Tony Hernández también vendió municiones, según el testigo.

El exnarcotraficante también habló de su propia vida y admitió haber disparado a su esposa en la cara y haber huido a Colombia durante una “guerra” con otro traficante en la que murieron varias personas, incluida una niña de tres años.

FUENTE: Con información de AP

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario