BUENOS AIRES.- Unos 60 especialistas comenzarán a exponer el martes en la Cámara de Senadores de Argentina en el inicio del debate del proyecto de legalización del aborto hasta la semana 14 de gestación, aprobado por la Cámara de Diputados en junio.

Médicos, juristas, representantes de distintas religiones, dirigentes sociales y funcionarios darán su opinión acerca de la iniciativa ante un plenario de tres comisiones legislativas: Salud, Justicia y Asuntos Penales, y Asuntos Constitucionales.

En ese ámbito los senadores escucharán las exposiciones a favor y en contra de la iniciativa durante siete jornadas. El resultado del intercambio será analizado el 1 de agosto, cuando el plenario de comisiones se reunirá nuevamente para elaborar un texto conjunto que será presentado y discutido en la sesión prevista para el 8 de agosto.

Un grupo de senadores de la coalición de gobierno de centroderecha Cambiemos propone cambios al texto aprobado por los diputados el 14 de junio, después de un debate que se extendió por casi un día y que fue seguido por miles de mujeres en las calles de Buenos Aires.

Si el Senado ratifica la votación en Diputados, entonces la iniciativa será ley, pero si la rechaza el tema volverá a Diputados para un nuevo estudio.

La ley vigente en Argentina permite el aborto sólo en casos de violación o de riesgo de vida para la madre.

El aborto es en Argentina la primera causa de mortalidad materna, según cifras oficiales. Unos 500.000 abortos clandestinos se realizan en el país, de acuerdo a organizaciones civiles.

Este domingo la Iglesia católica celebró una multitudinaria misa para rechazar el proyecto, que permite la interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana 14 de gestación.

En otra misa celebrada el lunes en la norteña ciudad de San Miguel de Tucumán con motivo del 202 aniversario de la Independencia argentina, el arzobispo Carlos Sánchez opinó que "el aborto es la muerte de un inocente", y sostuvo que "nadie tiene derecho a eliminar la vida de otro ser humano".

La discusión de la legalización del aborto dividió a la sociedad argentina, que desde que comenzó el tratamiento del proyecto en el Parlamento protagonizó masiva manifestaciones callejeras a favor y en contra de la modificación en la norma.

Las divisiones, inclusive, se hicieron evidentes en el propio Gobierno del presidente Mauricio Macri, donde funcionarios y legisladores hicieron públicas sus posturas con críticas, algunas de ellas duras, a colegas partidarios con diferentes posturas.

Macri, en tanto, expresó su opinión contraria a la legalización del aborto, pero anunció que si el Congreso transforma el proyecto en ley no lo vetará.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el proyecto de estadio de David Beckham en las cercanías del Aeropuerto de Miami debe ser aprobado?

Las Más Leídas