Embed

Una explosión con fuegos artificiales el pasado 31 de diciembre dejó al menos 12 heridos en las Parrandas de Zulueta, cercana a Remedios, en el centro norte de Cuba, donde una semana antes, el 24 de diciembre, 22 personas resultaron gravemente lesionadas en un incidente similar.

El pastor Mario Félix Lleonart, residente en los EEUU, dio cuenta del hecho del que le informaron personas que estaban presentes en el lugar, según escribió en su cuenta de Twitter.

Embed

Ni la edición digital de la emisora oficial CMHW ni el periódico estatal Vanguardia han informado del suceso. Testigos ofrecieron detalles de lo ocurrido al programa radial Cuba al Día, de acuerdo con Martí Noticias.

En otro post, esta vez en su perfil de Facebook, Lleonart acompañó el vídeo de la explosión de Zulueta junto al siguiente escrito:

"Es tanta la desidia y el descontrol en Cuba que lamentablemente ya hasta dejan de ser noticia las noticias de explosiones en parrandas cubanas como consecuencia de negligencias, incumplimiento de normas, irresponsabilidades, corrupción...; en un país donde quienes se presentan como autoridades pretenden controlar lo que no deben, la vida y derechos de los ciudadanos, pero obvian controlar todo cuanto tiene que ver con el bienestar y seguridad de esos mismos ciudadanos que en el fondo no les interesan y a quienes solo pretenden usar, manipular y pisotear..."

"Acá les comparto el vídeo de la explosión este 31 de diciembre en Zulueta, Villa Clara (...); el pan y circo que lanzan como migajas al pueblo se está transformando en veneno y en llanto. Esta vez fueron alrededor de 19 heridos, incluyendo a un policía de los millares que custodiaban los explosivos, en vano", añadió.

A más de una semana del accidente con fuegos artificiales en las Parrandas de Remedios, y según un último parte que recogió CMHW, el 31 de diciembre seguían ingresadas 19 personas en los hospitales de Santa Clara.

En el Arnaldo Milián Castro continuaban internados 13 lesionados, que se mantenían con el mismo criterio médico de los últimos días: cinco reportados como críticos extremos, tres valorados como críticos, dos muy graves y tres graves, todos con peligro para la vida.

Hasta esa fecha habían salido de alta de ese centro asistencial tres pacientes.

En el Área-4 del Hospital Pediátrico José Luis Miranda continuaban ingresados el 31 de diciembre seis menores cuyas edades oscilan entre 11 y 15 años, que también mantienen el mismo criterio médico de las últimas jornadas: tres de ellos críticos extremos, dos en estado crítico y uno muy grave, todos igualmente con peligro para la vida.

Las autoridades informaron que el Ministerio del Interior investigaba las causas del incidente, pero una semana después no se han pronunciado sobre el hecho. Los medios oficiales no han ofrecido nuevos detalles al respecto.

FUENTE: Publicado originalmente en Diario de Cuba

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Qué decisión debe tomar el Gobierno de EEUU con las familias de inmigrantes indocumentados en la frontera?

Mantener a las familias unidas bajo detención
Mantener a las familias unidas bajo supervisión
Detener a los padres y mantener a los menores bajo supervisión
ver resultados

Las Más Leídas