LIMA.- El fiscal general del Perú, Pablo Sánchez, apoyó públicamente a su subordinado José Castellanos Jara por la decisión de investigar al ex presidente Alan García como supuesto líder de una organización criminal dedicada al lavado de activos.

"(Castellanos Jara) ha hecho un gran trabajo de investigación. Él sigue su línea y yo respeto su trabajo", dijo Sánchez a reporteros en una defensa del fiscal especializado en lavado de activos, duramente cuestionado por García.

El diario limeño "La República" hizo pública hoy la decisión de Castellanos Jara de impulsar un proceso a García como líder de una red criminal con alcance nacional e internacional "debidamente estructurada" y con "permanencia y regularidad en el tiempo".

La acusación es hasta ahora la más grave contra el ex mandatario, quien según encuestas es percibido por sus compatriotas como el político más corrupto del Perú pero hasta ahora ha salido indemne de las investigaciones en contra.

García, de 68 años y radicado en España, cuestionó por Twitter a Castellanos Jara, de quien recordó que el año pasado se abstuvo de abrirle una investigación similar por supuesta falta de indicios.

"(Castellanos Jara) hoy dice que existe una organización criminal: ¿Qué o quién lo hizo cambiar?", escribió García.

"Los fiscales no hacemos política", respondió escuetamente Sánchez sobre los argumentos del ex presidente. El fiscal general dijo que no conoce los entretelones del caso, pero expresó respaldo a la investigación.

Para la Fiscalía, según "La República", es "evidente" que allegados a García, también investigados, incrementaron sus patrimonios de manera exorbitante después de los dos gobiernos de éste (1985-1990 y 2006-2011).

El supuesto grupo criminal tiene tres niveles. En los dos primeros aparecen algunos de sus ministros y su esposa, la argentina Pilar Nores -de quien está ahora separado de hecho-, mientras que en el último figuran grupos empresariales y personas sin cargos públicos.

Castellanos Jara considera que la investigación es "compleja", pues involucra a 31 personas y múltiples empresas. El fiscal ha solicitado "absoluta reserva" para evitar que García tenga excusas para afirmar que el caso es político.

Las pesquisas contra García se conocen cinco días después de que otro fiscal especializado, José Domingo Pérez, involucrara en "crimen organizado" a la principal líder de oposición, Keiko Fujimori, también por supuesto lavado deactivos a partir de bienes adquiridos mediante prácticas corruptas.

FUENTE: dpa
 

Deja tu comentario