Dos fuertes explosiones estremecieron al mediodía del viernes la ciudad de Santiago de Cuba. Ambas estuvieron relacionadas con la sobrecarga de dinamita en la Cantera de los Guaos para recuperar los atrasos en la producción de áridos para la construcción de viviendas.

La onda expansiva de las detonaciones sacudió ventanales, repisas y hasta los techos de los barrios periféricos de la zona noreste, que vive en tensión , debido al clima de inseguridad inducido por una ola de robos, segun reportó Diario de Cuba.

Te puede interesar

El primer estallido se produjo a las 11:00AM, mientras que el segundo, más potente, tuvo lugar cerca de las 12:00M.

Sin embargo, no fue hasta casi entrada la noche en que las autoridades recorrieron los barrios afectados. En un intento por aplacar a los damnificados explicaron que "por error se habían colocado más explosivos de lo debido", sin detallar si una comisión gubernamental investigaba el incidente.

"Todo sucedió de sopetón. Yo pensé que estaban bombardeando o había estallado un polvorín de esos donde guardan explosivos viejos y en desuso", comentó Dalia, vecina del reparto Marimón, a quien se le cuarteó la pared del baño y casi se quema cuando estaba terminando el almuerzo.

Para Miriam González Carulla, residente en el Micro 8, área del distrito José Martí donde se sintieron con mayor fuerza los estruendos, "el ruido fue ensordecedor, todo se tambaleó y la mayoría salió corriendo".

"Viví una experiencia similar en casa de mi papá, cuando el 5 de junio de 2017 varias explosiones se registraron en una base militar ubicada en el poblado de Ti Arriba, del municipio de Songo La Maya", recordó Daulema, moradora del Camino de la Isla, a quien se le cayó el techo de la cocina de su casa. Ella y otros vecinos se refugiaron donde pudieron.

Otros residentes en Agüero, Indaya, la Barca de Oro y los suburbios de Calle 13, una franja de barrios insalubres también conocida como el "Cordón de la Miseria" en Santiago de Cuba criticaron al Gobierno por no alertar al pueblo a través de la prensa, ni prever las consecuencias de sucesos como este en una zona donde las viviendas están en muy mal estado.

Los estruendos fueron tan potentes que se escucharon en el Aeropuerto Antonio Maceo y los poblados de El Cobre, El Cristo y Siboney, ubicados entre 20 y 30 kilómetros de la cantera.

La policía exigió a los ciudadanos borrar de los celulares los videos y las fotos de la alta columna de humo que se levantaba en la cordillera noreste que circunda la ciudad de Santiago.

Al intentar llegar hasta la Cantera de los Guaos, DIARIO DE CUBA constató que los militares habían rodeado el perímetro y no permitían el acceso a los residentes.

El hermano de uno de los trabajadores denunció, bajo condición de anonimato, que "ahora harán leña del árbol caído, cuando los responsables son quienes entregan dinamita vencida", en alusión a que los operarios colocan más carga de la recomendable por la obsolescencia del material explosivo.

Al amanecer del sábado el Gobierno y los medios de prensa continuaban en silencio y sin dar una explicación a los santiagueros.

Aunque no hubo que lamentar pérdidas humanas, los perjudicados no tienen dinero ni recursos para reparar los daños y ni reponer los artículos que al caer se impactaron contra el piso.

En Santiago de Cuba el metro de arena tiene un precio de 100CUP, el de grava 200, el saco de polvo de piedra 350, el de cemento se cotiza entre 1.000 y 1.500 y el precio del pie de madera depende de lo que pidan los campesinos.

Desde el 2007 el Estado realiza inversiones para elevar el ritmo productivo de la Cantera de los Guaos, con más de 45 años de explotación. Junto con los molinos de Mucaral y Siboney tiene la responsabilidad de respaldar las necesidades constructivas de viviendas de la provincia.

En esa fecha la oficial Agencia Cubana de Noticias anunció que el territorio elevaría la producción mensual de arena, polvo de piedra y grava con la instalación de un molino vertical capaz de entregar 90 metros cúbicos de áridos por hora.

Ocho años después, y sin lograr los objetivos previstos, el periódico Granma anunció el montaje de tres nuevos molinos, que en su conjunto producirían mensualmente 50.000 metros cúbicos de materiales constructivos.

Sin embargo, en 2014 la comisión de la Asamblea Nacional del Poder Popular que fiscalizó el desempeño de la industria de materiales en diez provincias, 40 municipios y 26 unidades concluyó que los resultados de la Cantera de los Guaos continuaban en declive.

En su informe ratificó que la documentación para su montaje y operación tecnológica estaba incompleta, lo que provocó demora y fallos productivos. A juicio de los supervisores, la tecnología sueca empleada en la cantera se comportaba bien, "pero la china, parece más débil y sufre mayor desgaste en sus accesorios por la dureza del mineral". Tampoco disponía de logística para resolver las roturas, el suministro de agua era deficiente y los neumáticos de los camiones para la extracción del mineral solo duraban dos meses.

En la actualidad esas dificultades persisten. A mediados de 2021 DIARIO DE CUBA denunció las violaciones dentro del programa de construcción de viviendas en Santiago de Cuba, donde unos 900 damnificados del huracán Sandy llevan alrededor de una década esperando por casas que supuestamente le habían sido entregadas.

Al analizar el tema, el gobernante Miguel Diaz-Canel criticó a la provincia por incumplir el plan de viviendas del año 2020 y contar con un serio deterioro de su fondo habitacional.

Díaz Canel dijo que "aunque faltan recursos, lo que se ausenta es la sensibilidad y el rigor en el trabajo"; criterio respaldado por Ramiro Valdés Menéndez.

Sobre este asunto, la intendenta, Beatriz Johnson Urrutia, dijo: "explicar lo sucedido es tan difícil como decirle a más de mil familias santiagueras que en el año 2020 por irresponsabilidad nuestra no construimos sus viviendas".

Al cerrar el 2021, otros funcionarios reconocieron que el plan de viviendas se afectó en 1.255 casas.

FUENTE: Con información DIARIO DE CUBA

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.83%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.73%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.44%
13125 votos

Las Más Leídas