PUERTO PRÍNCIPE.- Cientos de haitianos con diversos problemas de salud, desde diabetes hasta heridas de bala, formaron una fila el viernes con la esperanza de ser atendidos por el personal médico a bordo del buque hospital USNS Comfort de la Armada de Estados Unidos, el cual atracó en la capital Puerto Príncipe hace unos días como parte de su última parada de una misión médica de cinco meses.

El hospital flotante de la Armada estadounidense ha visitado Haití en seis ocasiones durante los últimos 10 años. Su misión más reciente se da en un momento crítico en el que protestas violentas y barricadas callejeras han ocasionado que varios hospitales del país se queden sin suministros médicos, lo que obligó a algunos de ellos a cerrar de manera temporal mientras los manifestantes siguen exigiendo la renuncia del presidente Jovenel Moïse.

Te puede interesar

Entre aquellos que esperaban recibir una atención médica gratuita se encontraba Miga Alfred, de 33 años, cuya beba de 3 meses tiene hidrocefalia. Las dos viven en la localidad costera de Jacmel, en el sur del país, y habían estado viajando desde las 4 de la madrugada.

“Con suerte, mi beba será atendida”, dijo Alfred mientras amamantaba a su única hija.

Otras personas no fueron tan afortunadas. Esperando su turno en una fila de más de 100 personas, Mario Brega, de 35 años, dijo que tiene cáncer de próstata. Era la segunda vez en esta semana que se formaba, luego de viajar durante más de seis horas en autobús desde el poblado sureño de Cavaillon.

“Esto me ha costado dinero, y no estoy seguro de que vaya a poder ver a un médico”, dijo, mientras la policía le decía que regresara a la fila, donde algunos se apiñaban debajo de unos paraguas y otros se ponían toallas en la cabeza para protegerse del intenso sol.

A bordo del buque, había un personal conformado por 900 personas, que incluía especialistas militares de Estados Unidos y voluntarios de organizaciones no gubernamentales, de acuerdo con la Armada estadounidense.

El equipo atendía a personas como Hilairesie Mondesir, de 68 años, quien dijo que no ha podido costear una consulta médica en más de una década.

“Todo me duele”, dijo. “No me siento nada bien”.

El teniente comandante Gustavo Lores dijo que el equipo ha estado atendiendo toda clase de problemas de salud, incluidas enfermedades crónicas y lesiones en diabéticos.

“Vemos la necesidad del país”, declaró.

La misión del barco en Haití concluye el 12 de noviembre. Antes ha estado en países de Centro y Sudamérica, y en otras naciones caribeñas.

FUENTE: AP/EVENS SANON

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Ante la nueva ola de COVID-19, el condado Miami-Dade ha vuelto a cerrar los restaurantes, salones de fiesta y gimnasios... ¿De quién es la responsabilidad?

De las autoridades, que no han sabido controlar la situación
De los jóvenes, que no toman medidas y propagan la enfermedad
De todos, porque no hemos entendido que prevenir es la solución
De los negocios, que con tal de vender, no cumplen las medidas sanitarias
ver resultados

Las Más Leídas