ESPECIAL
@franchuterias

Las palabras del diputado venezolano Américo de Grazia suenan seguras, contundentes con cada afirmación. Representando al minero estado Bolívar, al sureste de su país, le ha tocado desde su curul en la Asamblea Nacional una misión compleja y peligrosa contra el régimen de Nicolás Maduro: denunciar la estafa –como la define— del Arco Minero del Orinoco, un proyecto del gobernante para la explotación de oro, diamante, coltán, y cuantos minerales broten de las ricas tierras de Venezuela.

El resultado hasta ahora: contaminación, asesinatos, una diáspora indígena y la alianza entre el crimen organizado y funcionarios de Gobierno, alude el parlamentario.

Te puede interesar

De Grazia se expresa sin disimulos: “El Arco Minero como tal, es una estafa para Venezuela”. Desgrana sus razones: “Todo esto es un mito del Gobierno para ver cómo, de alguna manera, satisface, corrompe o pervierte a algunos de los negociadores rusos, turcos o chinos, para conseguir efectivo”. Y advierte: “No solo la guerrilla colombiana del Ejército de Liberación Nacional (ELN) está en el negocio del oro, también llegó el grupo terrorista Hezbolá que controla sus propias minas”.

“Hezbolá explota [la zona] para sus operaciones terroristas, para prestar un servicio al régimen en recaudación, y al servicio de empresas transnacionales”, expone De Grazia en esta entrevista, vía telefónica, sobre la milicia libanesa Hezbolá, una organización terrorista, cuya relación con el chavismo le ha costado sanciones a Venezuela por parte de Estados Unidos.

Maduro afirmó en diciembre pasado que la minería ilegal en el estado Bolívar había causado un daño “terrible” al parque nacional Canaima y que detrás de esta se encontraban los opositores Andrés Velásquez y De Grazia, una acusación que el parlamentario ve sin fundamentos al ser él quien ha denunciado las masacres y asesinatos de indígenas por parte de mafias y agentes del Estado.

mapa-arco-minero-orinoco-venezuela-ilustracion-dla.jpg

Según el régimen, usted tiene minas de oro, de diamantes y es responsable de todos los conflictos de minería en el país…

Nunca he tenido minas, ni deseo tenerlas. Eso no está dentro de mi meta. Estoy vinculado a esa realidad porque está en el circuito por el cual fui elegido diputado a la Asamblea Nacional por el estado Bolívar (sureste). Es mi realidad porque en el patio de mi casa hay minas, en el patio de mi casa matan gente, y me refiero al patio cuando hablo de Ciudad Guayana para que se entienda la metáfora. En esta zona del país se hablaba de la Venezuela post petrolera y alterna a la era del hidrocarburo. Ahora las empresas productivas y rentables desaparecieron con este Gobierno. La minería es una forma excepcional de economía, no la puedes eliminar, pero tampoco todo puede girar en torno a ella. Su efecto es devastador en cualquier lugar. Si contribuyes a acabar con el pulmón del mundo, que es el Amazonas, ya no hay nada que hacer. Están afectando a las etnias indígenas, que por esta barbarie optaron por desplazarse y ahora sufren.

¿Tiene cifras de la cantidad de indígenas muertos por los enfrentamientos mineros?

Esas son cifras complejas para llevar. El problema más grave ha sido el desplazamiento interno de las diversas etnias. Y, en el peor de los casos, están las que se fueron al borde de la frontera con Brasil y murieron en el camino. Salen del país con desnutrición, deshidratados, con diarreas. Los enfrentamientos entre autoridades del Gobierno y la etnia Pemón, ya ha dejado varios heridos y muertos en 2018. El asunto es desgarrador. Su hábitat fue invadido, rompieron su equilibrio natural.

¿Hasta qué grado la guerrilla del ELN está implicada en el negocio del Arco Minero en Venezuela?

Nos consta que esta guerrilla colombiana está exactamente en (el sector) Bochinche, municipio Sifontes (estado Bolívar) explotando oro y madera. La extracción de madera se está dando con empresarios chinos. El funcionario de ese país adscrito a la operación para obtener 26.000 metros cúbicos de ese material se llama Daniel Zenc. También estaban explotando oro en San Martín de Turumban y San José de Anacoco y las minas adyacentes a esa área: de Casablanca al límite con el Esequibo venezolano. Toda esa zona está bajo la égida y control del ELN.

La otra área en que tiene incursión esa guerrilla es El Manteco, en el municipio Piar (estado Bolívar), donde explotan oro y extorsionan a los ganaderos de la zona. La otra región es La Paragua, en el municipio Angostura. En Cedeño, concretamente en San Vicente de Paúl, explotan diamantes con una concesionaria sudafricana a quienes ellos le brindan seguridad y defensa.

También en Cedeño, en un sector llamado Parguaza, están explotando coltán con una empresa cuyos testaferros están aliados a Nicolás Maduro Guerra, el hijo de Maduro.

¿El ELN está solo en el estado Bolívar o se extendió a otras zonas?

En el estado Amazonas (sur), todas o casi todas las minas están siendo operadas por el ELN de manera exclusiva, igual que aquella área que tenía anteriormente la misión evangelista estadounidense Nuevas Tribus (New Tribes Mission, en inglés), ahora bajo operación de esta guerrilla colombiana. De esto tengo noción, conocimiento y testimonio.

¿Hablamos únicamente de grupos guerrilleros o existen otros actores mafiosos?

No, en lo absoluto. El movimiento terrorista chiita Hezbolá también llegó. En la mina Las Rositas, en el sur del municipio Angostura, en Ciudad Piar (estado Bolívar) y en el lago de Guri (Bolívar) están miembros de este movimiento libanés. Explotan (su mina) para sus operaciones terroristas. Explotan para prestar un servicio al régimen de recaudación y uso de esos recursos, y explotan al servicio de empresas transnacionales, como la sudafricana, y en este caso, las chinas, para hallar materia prima. A efectos de ellos, es un juego de ganar-ganar. Ganan desde el punto de vista económico y estratégico, porque la alianza es directamente con el Gobierno. Ganan desde el punto de vista de refugio: aquí se les ofrece incienso, oro y mirra. La intención, entonces, es fortalecer a Maduro y así mismas.

La disidencia de la antigua guerrilla de las FARC está causando problemas en Colombia, ¿se implicaron en este “negocio” minero en Venezuela?

No tengo conocimiento de que la disidencia de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) esté operando en alguna zona concreta. Sí el ELN y Hezbolá. Y por supuesto, las mafias carcelarias, los llamados “pranes”, que han estado operando en esta zona desde la época del gobernador chavista Francisco Rangel Gómez (2007-2014).

¿Qué papel están jugando Rusia y Turquía al vincularse a este macro proyecto minero?

En verdad creo que no hay oro para tanta gente. Todo eso es un mito del Gobierno para ver cómo, de alguna manera, satisface, corrompe o pervierte a algunos de los negociadores de China, Rusia o Turquía. Los que tienen asegurado una negociación, lo hicieron por la vía judicial. Fue el caso de World Research, que tiene la concesión minera de Las Claritas, la reserva de oro más grande de Venezuela. La otra es la trasnacional canadiense Crystallex, expropiada en 2008, tras ganar una demanda en EEUU que autorizara la incautación de Citgo Petroleum Corp, filial de Petróleos de Venezuela en ese país.

Imagino que los rusos y los chinos están en el debate de cómo recuperan el capital invertido a la vista de que el Gobierno lo que necesita es dinero fresco. Y los turcos de lo que se están aprovechando es de pagar el oro en efectivo en una operación fraudulenta, porque la camuflan a través de la empresa estatal venezolana Minerven, que sí tiene una concesión legal de oro entregada por el Estado en el municipio El Callao (Bolívar). Todo el oro que sale de Minerven es un oro lavado, “oro de sangre”, que obtienen por otra vía y facturan como si lo estuviera haciendo Minerven. Y, por supuesto, es el que se está triangulando con Turquía, y al que se refirió hace unos meses el Departamento del Tesoro de EEUU.

China luce clave en este negocio, porque el presidente Chávez les entregó proyectos mineros…

Para los chinos, como ellos mismos repiten, “lo importante es que el gato cace ratones”. Si es lícito o no, si es público o privado, lo clave es que genere dividendos. En consecuencia seguirán operando por la vía fáctica y no legal. Eso tiene sus riesgos e imagino que están dispuestos a correrlo por las ganancias que obtienen.

¿Hay evidencias de afectaciones directas a la población por estas explotaciones mineras?

Por su puesto. Hay evidencias en estudios realizados al agua donde se detectaron sustancias químicas, tóxicas. A lo largo del tiempo ya se ha denunciado las enfermedades congénitas y hereditarias producto del uso de cianuro, mercurio, y, en general, de la contaminación ambiental. Aquí reaparecieron enfermedades como el paludismo, la malaria y la difteria. El sarampión, por falta de vacunación, ahora ha afectado a muchos niños y adultos. Toda la parte epidemiológica se ha visto afectada en los últimos tiempos por acciones del Arco Minero.

¿Cree que la solución sería acabar con la explotación de los yacimientos, dar un carpetazo a lo que significa el proyecto del Arco Minero?

El Arco Minero como tal es una estafa al país. Eso está claro. Para nosotros es una afrenta el hecho de que se mantenga y sostenga. Más peligroso aun es que ha abarcado espacios geográficos superiores a los que tenía anteriormente proyectado. Al extremo de que ya incluyó todo el estado Bolívar, todo el estado Amazonas y el estado Delta Amacuro, que no estaban dentro del proyecto del Arco Minero del Orinoco. Estamos hablando que esto trae conflictos de carácter social. El asunto del Arco Minero no es solo derogarlo, es brindar alternativas y una solución inteligente a corto, mediano y largo plazo. Algo que nosotros tratamos de presentar en el Proyecto de Ley que deroga el decreto, pero, a su vez protege la biodiversidad , la Amazonía y el Orinoco. De instrumentarse ese plan, creemos que se puede dar un rumbo correcto para acabar con la república rentista .

¿Cree que existe un silencio internacional sobre este gran problema ambiental que está comenzando o expandiéndose?

Como es natural, a medida de que el problema no se conozca, no habrá ruido. Es fundamental que se informe al mundo sobre la tragedia que significa el Arco Minero, no solamente para los guayaneses o Venezuela en general, sino para el planeta.

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que hay condiciones para que se apruebe el TPS (Estatus de Protección Temporal) para los venezolanos que viven en EEUU?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas