Aparte de reuniones privadas en el marco de la ONU, por lo menos tres conversaciones telefónicas y una reunión personal entre altos representantes de los gobiernos de EEUU y Rusia se han concretado en lo que va corrido del año 2019 para debatir sobre Venezuela. En la práctica, el Departamento de Estado de EEUU convirtió al gobierno de Vladimir Putin en la contraparte en una suerte de negociaciones no oficiales sobre el futuro de Venezuela.

El Secretario de Estado de EEUU Mike Pompeo y su colega ruso Serguei Lavrov han intercambiado telefónicamente en varias ocasiones, dejando ver que la crisis venezolana rápidamente ha devenido en un asunto global en el cual Washington y Moscú asumen roles protagónicos mientras la comunidad latinoamericana pierde espacio de acción.

Te puede interesar

*****

En su conversación del 12FEB19 Pompeo y Lavrov acordaron continuar realizando “consultas” sobre el “tema Venezuela” sobre el cual existe un abierto choque de posiciones en la medida que EEUU apoya e impulsa un cambio de gobierno en Venezuela y Moscú se ha convertido en el padrino internacional del régimen chavista. “Realizar consultas sobre Venezuela basadas en los principios de la Carta de las Naciones Unidas” rechazando cualquier “injerencia” ofreció el ruso según la versión de su cancillería. Hablar sobre una “una transición pacífica a la democracia que sería de mutuo interés para EEUU y Rusia” habría sido la posición del estadounidense según el Departamento de Estado. En esa conversación del 12FEB19 el asunto “Venezuela” fue uno de los puntos de la agenda previamente acordada. Una segunda conversación sobre Venezuela entre los jefes diplomáticos de EEUU y Rusia se realizó el sábado 02MAR19 durante un intercambio telefónico en cuya agenda igualmente figuraban los temas de Corea, Afganistán y Siria. Producto de esta conversación el Departamento de Estado de EEUU y el Ministerio de Exteriores de Rusia comenzaron a negociar los términos de una reunión presencial de altos funcionarios de ambos países con el propósito de intercambiar puntos de vista específicamente sobre Venezuela. Esta iniciativa se concretó el 19MAR19 cuando el enviado para Venezuela del Departamento de Estado Elliot Abrams y el viceministro de Exteriores ruso Serguéi Riabkov celebraron en Roma un encuentro de un par de horas de duración del cual no emanó alguna declaración conjunta. Abrams dijo a la prensa que “fue útil para nosotros entender que Rusia considera que la crisis en Venezuela es muy grave, a diferencia de Maduro” (…) “particularmente desde el punto de vista económico y humanitario”. El estadounidense ratificó a Riabkov que el gobierno de Donald Trump mantienen “todas las opciones sobre la mesa” pero que está privilegiando la “presión política y económica” para lograr la salida de Maduro. El emisario ruso afirmó en una rueda de prensa convocada por su embajada en Roma el 19MAR19 que Rusia “está dispuesta a continuar el diálogo con EEUU debido a que la gravedad de la situación no nos da margen para un error. Debemos comprender las intenciones de cada parte con la mayor exactitud posible”. La reunión de Roma tuvo el valor de haber clarificado las posiciones de cada uno en relación a Venezuela. En Caracas tanto Maduro como Guaidó se mostraban atento a lo que ocurría en la capital italiana sintiéndose cada uno representado en la reunión.

El 25MAR19 tuvo lugar la más reciente conversación telefónica entre Pompeo y Lavrov en la cual el “tema Venezuela” no fue uno más de una lista de asuntos. El Departamento de Estado tramitó esa conexión telefónica porque Pompeo quería referirse al arribo de dos aviones militares con matricula rusa el sábado 23MAR19 al aeropuerto internacional de Maiquetía que sirve a Caracas. Un carguero Antonov An-124 y una aeronave de pasajeros Ilyushin Il-62M, ambos de la Fuerza Aérea de Rusia, llegaron a Venezuela de forma pública y de ellas desembarcó personal ruso, probablemente militar, no identificado.

La llegada de esos aparatos militares rusos se convirtió en un nuevo elemento en la confrontación entre EEUU y Rusia sobre Venezuela. La vocera de la cancillería rusa María Zajárova y su homólogo estadounidense Robert Palladino, los respectivos cancilleres Pompeo y Lavrov, altos funcionarios estadounidenses como el vicepresidente Mike Pence, el Consejero de seguridad nacional John Bolton y el Enviado Especial Elliot Abrams, todos ellos en las últimas semanas suelen realizar declaraciones o recurrir a Twitter para referirse al día a día de la crisis venezolana. Desde enero pasado, Rusia, Cuba y los propios voceros de Maduro han reiteradamente denunciado supuestos preparativos de EEUU para una invasión a Venezuela. El 20ENE19, la cancillería de Maduro denunció que República Dominicana y Puerto Rico serían utilizados como “plataformas para la planificación y organización de operaciones de naturaleza ilegal y terrorista” mientras el 22ENE19 la vocera de la cancillería rusa aseguraba que EEUU había enviado “comandos especiales y técnica militar” cerca de la frontera con Venezuela amén de que la OTAN estaría adquiriendo en “Europa del este” armas y municiones para ser entregadas a la oposición venezolana. El frustrado intento de ingreso de ayuda humanitaria del 23FEB19, según el gobierno de Maduro, se trataba en realidad de una operación para el ingreso de tropas de EEUU a Venezuela. Las “advertencias” de Moscú, La Habana y del gobierno Maduro sonaron a propaganda. El gobierno Trump, por su parte, sistemáticamente ha negado preparativos bélicos sobre Venezuela pero el tema se transformó en uno de los dardos que Washington y Moscú se lanzan en su cotidiano escarceo y la presencia ostensiva de “militares” rusos el 23MAR19 en Venezuela desató aún más las tensiones.

*****

El 31AGO2008 tras regresar de un viaje a Moscú, Hugo Chávez anunció en Caracas que en breve contaría con un sistema misilístico antiaéreo con alcance de hasta 200 kilómetros. Un sistema de esas características se califica como de carácter estratégico por la enorme área de exclusión aérea que implica. Se trataba del sistema Antey-2500, lanzadores móviles, misiles y sistemas móviles de radar. uno de los más avanzados modelos de la familia generalmente denominada S-300. El sistema S-300 fue presentado públicamente en el desfile militar del 19ABR13 en Caracas, la fecha en que comenzó el gobierno de Nicolás Maduro. Venezuela es el único país del continente que cuenta con este sistema antiaéreo y antimisilístico. La venta de estos equipos estratégicos respondió a la alianza política y militar suscrita en 2001 por Chávez y Vladmir Putin la cual pareciera aún vigente. A principios de la década pasada, el chavismo era visto en Washington como una excentricidad local a la cual no se prestaba atención, mientras Moscú decidió manejarlo como una ventana a largo plazo en tierras americanas. Las consecuencias se pueden sopesar ahora. Según Elliot Abrams, en declaraciones del 29MAR19, parte de las actividades del personal ruso que llegó a Venezuela estaría relacionado con los sistemas S-300 los cuales según el diplomático estadounidense estarían “screwed up”.

La presencia de altos jefes militares rusos en Venezuela y, con toda seguridad la de personal técnico asesor, ha sido usual en las últimas dos décadas, amén de los programas de formación de oficiales, operadores de armamento como tanques, sistemas antiaéreos y aviones caza, así como técnicos venezolanos en Rusia o Bielorrusia y la reiterada participación de personal militar venezolano en competencias de guerra promovidas por Moscú.

Por ejemplo. El 15ABR15 el ejército venezolano como parte del “Ejercicio Maisanta 2015” realizó pruebas de fuego real de los sistemas antiaéreos Pechora 2M y Buc de fabricación rusa. En San Carlos del Meta, localidad ribereña del río Meta que sirve de límite a Venezuela y Colombia, estuvo presente el general ruso Alexandre Dragovaloski. Cuatro años después, en las maniobras “Bicentenario de Angostura 2019” los militares venezolanos activaron una batería antiaérea Buk-M2E según reseñaron las agencias de noticias rusas. La agencia Sputnik, que suele difundir los éxitos del armamento ruso en la guerra de Siria, tuiteó el 16FEB19 reportando la prueba del sistema de defensa aérea Buk en Venezuela. Rusia es uno de los grandes fabricantes y venderos de armas del planeta y las agencias oficiales de noticias operan, entre otros roles, como promotores de las novedades bélicas ofrecidas por la exportadora Rosoboronexport S.A.

*****

El 26MAR16, los gobiernos de Los gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Colombia, Costa Rica, Chile, Guatemala, Guyana, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía, en su condición de miembros del Grupo de Lima expresaron “su preocupación por el arribo de dos aeronaves militares rusas a la República Bolivariana de Venezuela, y en ese sentido reiteran su condena a cualquier provocación o despliegue militar que amenace la paz y la seguridad en la región”. Se destaca que en la lista de países suscriptores se encuentra tres fronterizos con Venezuela. El canciller colombiano Carlos Holmes Trujillo se refirió a la llegada de los aviones rusos como “una incursión militar en territorio venezolano que no contó con la autorización de la Asamblea Nacional”. Donald Trump exigió el retiro de los militares rusos el 27MAR19 mientras recibía a la esposa de Juan Guaidó en la Sala Oval de la Casa Blanca. La presencia de militares rusos en Venezuela fue objeto de análisis en los encuentros que el ministro de Defensa de Brasil Fernando Azevedo sostuvo el 26MAR19 en Washington con el Secretario de Defensa de EEUU Patrick Shanahan y con el Consejero de Seguridad John Bolton. El 29MAR19, Elliot Abrams en una rueda de prensa en el Departamento de Estado advirtió que “es un error de los rusos pensar que tienen manos libres aquí”. El embajador Bolton, por su parte, distribuyó el mismo día un comunicado en el cual advirtió “enérgicamente a los actores externos al Hemisferio Occidental contra el despliegue de activos militares en Venezuela o en cualquier otro lugar del hemisferio, con la intención de establecer o expandir las operaciones militares" y agregó que “consideraremos tales acciones provocativas como una amenaza directa para la paz y la seguridad internacionales en la región".

Las respuestas de Rusia han estado en manos de la vocera María Zajárova, según la cual “no es necesaria una aprobación adicional por la Asamblea Nacional de Venezuela de las acciones para el desarrollo de la cooperación militar bilateral que se emprenden a tenor de lo estipulado” en el acuerdo de “cooperación militar” de Chávez y Putin de mayo del 2001.

*****

Guillermo A. Cochez es un reconocido político panameño quien llamó la atención continental por su actuación a favor de la democracia venezolana en su condición de Embajador Representante de Panamá en la OEA entre 2009 y el año 2013 cuando por obvias presiones del gobierno chavista fue destituido. Su paso por la OEA quedó debidamente documentado en su libro “Imprudencias de un diplomático inconveniente” publicado en el año 2017. Ahora está compitiendo por una curul de diputado en la Asamblea Nacional en las elecciones generales convocadas para el 05MAY19. Cochez está postulado por el social cristiano Partido Popular en el circuito 8.8 de ciudad de Panamá.

*****

Decisiones editoriales del Diario Las Américas modificaron la periodicidad de la aparición del Informe Otálvora. En lo sucesivo el Informe Otálvora ya no circulará semanalmente y sólo aparecerá dos veces cada mes.

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Considera que el régimen cubano está relacionado con la droga hallada en Panamá dentro de unos contenedores con destino a Turquía?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas