MIAMI.- La activista cívica cubana Rosa María Payá, principal promotora del proyecto Cuba Decide, regresó a su país proveniente de Miami la tarde de este miércoles 18 de enero.

Al entrar al aeropuerto José Martí de La Habana, agentes de la Seguridad del Estado le retiraron su pasaporte: “Me acaban de retener el pasaporte cubano (en regla) y me mandan a esperar sin darme explicaciones”, publicó en su cuenta de Twitter. Minutos después un oficial le entregó el documento, haciéndole saber que “por esta vez podría entrar” a su país.

Te puede interesar

Cuatro horas antes la joven había escrito en su página de Facebook: “Regreso a mi país. En los últimos días se ha hecho evidente la escalada de violencia contra toda la oposición cubana, entre ellos varios promotores de la iniciativa ciudadana Cuba Decide”, así anunció su viaje la hija del disidente Oswaldo Payá, de cuya muerte, ocurrida en oscuras circunstancias el 22 de julio de 2012, se ha acusado de manera reiterada al régimen cubano. Aunque las autoridades niegan el crimen, no permiten se investigue el caso.

“Muchos amigos han sido encarcelados, golpeados o amenazados, han temido por sus vidas. Así le ocurrió hace dos semanas al líder sindical Iván Hernández Carrillo y a la Sra. Caridad Burunate en Matanzas, y hace dos días al artista plástico Danilo Maldonado (El Sexto), secuestrado en la prisión de El Combinado y viviendo entre los rumores de un posible fusilamiento”, alertó la activista en su mensaje.

Embed

Sobre la ola represiva que durante los últimos días la policía política ha desatado en la isla, la también presidenta de la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia (JuventudLAC), insistió en que los opositores “temen también por la seguridad de sus hijos y sus familiares mencionados una y otra vez durante los interrogatorios, como le aclararon los agentes Osvaldo y Maikel de la Seguridad del Estado al músico y compositor Luis Alberto Mariño”.

La hija del Premio Andrei Sajarov a los Derechos Humanos del Parlamento Europeo y candidato oficial al Premio Nobel de la Paz, recordó en su texto que los disidentes cubanos “son interceptados y detenidos cuando intentan socorrer a otros cubanos como hicieron con la activista Tania Bruguera para que no ayudara a los damnificados del huracán Matthew en su camino hacia Baracoa. Varias organizaciones, opositores y miembros de la sociedad civil independiente, a lo largo del territorio nacional, están bajo persecución constante o arrestados sin cargos. Así le ha ocurrido a las Damas de Blanco, la UNPACU, al Dr. Eduardo Cardet y la economista Karina Gálvez, entre otros”.

A partir de 2015 Payá se ha propuesto impulsar, desde Miami y La Habana, la campaña de Cuba Decide, que persigue la realización de un plebiscito vinculante para iniciar una posible transición hacia la democracia en su país. El objetivo de esta iniciativa es que los ciudadanos, mediante consulta popular, puedan aceptar o rechazar la siguiente pregunta: “¿Está usted de acuerdo con que se convoque a elecciones libres, justas y plurales, ejerciendo la libertad de expresión y de prensa; y organizándose libremente en partidos políticos y organizaciones sociales con total pluralidad? ¿Sí o No?”.

En la página web de Cuba Decide se detallan las formas en que los interesados pueden realizar donaciones para la campaña del proyecto: “Su donación está exenta de impuestos bajo la Sección 501 (c) (3) del Servicio de Impuestos Internos (IRS) concedida a la Fundación para la Democracia Panamericana”, se explica en https://cubadecide.com/donate/

No es la primera vez que Rosa María Payá viaja de Miami a La Habana. La activista, quién cuenta con documentos legales para permanecer en su país, no informó en su post (de Facebook) cuánto tiempo pretende quedarse en Cuba. Su regreso ocurre en medio de la derogación, al final del mandato de Barack Obama, de la política “pies secos/pies mojados” que ha dejado en un limbo migratorio a miles de cubano de camino a Estados Unidos.

“El año comienza en medio de una ola represiva que me recuerda intensamente el preludio de la Primavera del 2003, antes del encarcelamiento de los líderes del Proyecto Varela durante la causa de los 75. Me voy a mi casa, estaré con mis amigos”, concluyó la joven en su mensaje publicado en la red social, acompañando por una fotografía donde se le caminar con su equipaje, de espaldas a la lente, por el aeropuerto de Miami.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario