lunes 15  de  abril 2024
BOLIVIA

La libertad de expresión, un derecho "asfixiado" por la represión

Desde 2006, se ha emprendido una "estigmatización" de la labor periodística en Bolivia, con ataques directos a medios y trabajadores

Por Lydnel Reyes

Durante los últimos 18 años, con la llegada del socialismo del siglo XXI a Bolivia, liderado por el exgobernante Evo Morales, la libertad de expresión y los medios de comunicación vienen sufriendo una “asfixia” a través de la represión y la persecución sistemática por parte del Ejecutivo, aseguró en entrevista exclusiva con DIARIO LAS AMÉRICAS, el escritor y periodista boliviano, Israel Mérida, quien viajó a Miami a presentar un informe referente a los ataques a la libertad de expresión y de prensa en esa nación.

“Lo que ocurre en Bolivia en relación con la libertad de expresión es realmente preocupante, estamos viviendo un alza en la agresividad hacia los periodistas y medios de comunicación como emisoras de radios y televisoras, que comenzó con el gobierno de Evo Morales, creció muchísimo con el interinato de Jeanine Áñez, y de acuerdo con las proyecciones que manejamos, podría acabar muy por encima con la actual administración de Luis Arce”, añadió.

Estigmatización

A juicio de Mérida, al igual que en Venezuela y Nicaragua, a lo largo de estos años se ejecuta una "estigmatización" de la labor periodística, "con ataques directos a medios de comunicación y trabajadores de la prensa, con el objetivo de silenciar las voces críticas al régimen (gobierno)".

“Esto ha llevado a que las personas perciban a la prensa como un actor político, provocando ataques físicos y verbales emprendidos por actores del Movimiento al Socialismo (MAS), partido del gobierno, causando daño tanto físico como al material periodístico, e incluso llegando a extremos de violencia con la quema de medios de comunicación y muertes de periodistas”, continuó.

Judicialización

El periodista, quien ejerce como socio director del periódico The Bolivian Post, aseveró por otra parte, que el periodismo boliviano sufre una “judicialización”, que ha dejado como saldo decenas de periodistas con procesos judiciales, aprehendidos sin el debido proceso, más de 52 heridos y muchos medios agredidos y cerrados por ejercer su derecho de informar.

A esto se le suma que, entre 2007 y 2008, se registraron 27 casos de atentados terroristas contra medios privados y otros cinco estatales, que fueron ascendiendo en forma de saqueos e incendios.

La autocensura

Para Mérida, en Bolivia existen distintos parámetros que indican que el país se encuentra bajo una dictadura, y uno de ellos es precisamente el crecimiento notable de la autocensura de medios y los propios periodistas. “Desde el momento en el que las personas no pueden o no emiten sus criterios por temor a una represalia jurídica, entonces ya estamos ante la autocensura", subrayó.

Indicó también que la persecución política y el amedrentamiento hacia la prensa, el quebrantamiento de la institucionalidad y la hegemonía de los poderes son los principales indicios de que Bolivia está sumergida en un régimen autoritario.

En tal sentido, recordó los casos de la presidenta interina Janinie Áñez condenada a 10 años de prisión, luego de asumir el poder tras la renuncia de Evo Morales, y el del opositor gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, preso desde fines de 2022, tras encabezar las protestas de 2019 que obligaron a dimitir al exmandatario Morales.

Por otra parte, refirió que durante los últimos 14 años se ha intentado vulnerar la libertad de expresión en el país andino con la modificación de la Ley de Imprenta, que es la que regula el ejercicio periodístico. “Sin embargo, al no conseguirlo se ha creado un marco jurídico con la ayuda de leyes y proyectos de ley que atentan directamente contra la integridad de los trabajadores de la prensa y el libre derecho a informar y a estar informado”, explicó.

Redes sociales

De acuerdo con el periodista, organismos bolivianos prevén que en los próximos años se podría emitir una nueva normativa para regular las redes sociales, “las cuales se han convertido hoy en día en el principal medio de información y expresión de las personas, cobijando a todos esos periodistas que se encuentran sin trabajo debido a las constantes agresiones y al cambio de línea editorial de los medios, a favor del régimen”.

Además, se pronostica que en los próximos cuatro años el 70% de los medios de comunicación en la nación andina sean estatales y paraestatales, y solo el 30% sean dependientes con tendencia a disminuir. “Lo que sería muy peligroso para la salud de la libertad de expresión porque se estaría regulando el último bastión de expresión e información”, advirtió.

Señaló el ejemplo de dos grandes periódicos representativos de Bolivia como lo son el diario Página 7 y el periódico Los Tiempos, que son víctimas de la arremetida del Ejecutivo, “en el caso del primero fue vendido recientemente a un grupo empresarial muy fuerte que tiene vinculación con el gobierno, y el segundo prefirió cerrar antes que ponerse al servicio de quienes gobiernan”, detalló.

Asimismo, resaltó que en Bolivia se pueden detectar dos actores fiables y creíbles ante la población que son la iglesia católica y los medios de comunicación, "considerados los enemigos internos del régimen, por lo que han intentado destrozarlos durante todos estos años, ya que no les interesa tener ese tipo de oposición moral en el país”.

Expuso que la intención de estos atropellos contra la libertad de expresión es mantener el manejo de la opinión pública, "y la única forma de lograrlo es a través del control de los medios de comunicación".

Democracia en riesgo

El profesional de la comunicación afirmó que la democracia en la nación sudamericana se encuentra en riesgo, “principalmente, porque no sólo se trata de ejercer el derecho al voto, también pasa por el derecho a elegir, el respeto a los derechos individuales y fundamentales que son vulnerados en la mayoría de los bolivianos”.

Agregó que pese a que se realizará un proceso electoral presidencial, que está previsto para el año 2025, se puede percibir un deterioro democrático inminente en ese país.

Asimismo, precisó que una verdadera democracia también se basa en el respeto a la institucionalidad, la cual considera que ha sido vulnerada durante los últimos años, "además de la separación de poderes como es el caso del poder judicial, en donde hoy tenemos un Tribunal Constitucional Plurinacional, convertido en el brazo operativo del régimen”, apuntó.

FUENTE: ENTREVISTA

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar