ESPECIAL
@pppenaloza

CARACAS.- La oposición terminó 2018 tratando de pegar las piezas de su rompecabezas. Tras la disolución de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), los principales partidos se reagrupan en el Frente Amplio Venezuela Libre, mientras María Corina Machado y Henri Falcón se ubican en los extremos que van desde promover una salida a la fuerza, hasta participar en cualquier elección o negociación, sin importar las condiciones.

El año 2018, que comenzó marcado por las diferencias y tensiones internas, culminó con muestras de cohesión entre las organizaciones del llamado G4, Primero Justicia, Acción Democrática, Un Nuevo Tiempo y Voluntad Popular. Los antiguos jefes de la MUD forman parte del Frente Amplio Venezuela Libre, donde coinciden representantes del chavismo disidente y distintas agrupaciones de la sociedad civil como Fedecámaras, sindicatos y voceros del movimiento estudiantil.

En el contexto de la política que adelanta el Frente Amplio Venezuela Libre, los partidos impulsaron la celebración del Congreso Venezuela Libre, efectuado el 26 de noviembre, precedido por 24 encuentros regionales que promovieron debates con el fin de acordar una estrategia común para enfrentar al régimen de Nicolás Maduro y sentar las bases de un plan de reconstrucción nacional.

Posteriormente, el 12 de diciembre, llevaron a cabo otra reunión en las instalaciones de la Universidad Andrés Bello de Caracas, donde discutieron la posición que asumirán de cara al 10 de enero, fecha en la cual, según la Constitución cesa en sus funciones el actual gobierno y se inicia un nuevo periodo presidencial de seis años. La Asamblea Nacional y Occidente (Estados Unidos, Canadá, la Unión Europea y la mayoría de los países de América Latina) califican como ilegítimas y fraudulentas las elecciones del 20 de mayo.

Pensando en el "día después", el G4 encabezó el 19 de diciembre, el acto de presentación del "plan país", una propuesta que en una primera etapa plantea posibles soluciones y políticas públicas para atender la emergencia humanitaria compleja, recuperar la economía y relanzar la industria petrolera.

Sin embargo, la mayor demostración de unión se está expresando nuevamente en el Parlamento, donde la mayoría de la Cámara resolvió honrar la palabra empeñada y mantener intacto el pacto de gobernabilidad suscrito en los albores de esta legislatura. Por obra y gracia de la rotación, por primera vez desde 2016 cada uno de los miembros del G4 tendrá a un representante en la directiva de la AN: presidente Juan Guaidó (VP), primer vicepresidente Edgar Zambrano (AD), segundo vicepresidente Stalin González (UNT) y secretario Edinson Ferrer (PJ).

Polos opuestos

Machado y Falcón solo coinciden en un punto: ninguno ha querido sumarse al Frente Amplio Venezuela Libre. Con sus respectivas plataformas, cada uno marcha por su lado encarnando los polos opuestos del campo que adversa al régimen.

Dando por absolutamente cerrada la vía electoral y la negociación, la líder de Vente Venezuela insiste en que el cambio solo se conseguirá por la "fuerza". "Todo lo que implica una cohabitación, una debilidad se debe descartar, y quedan dos posiciones: o enfrentas al régimen con todo o eres parte del sistema", dijo Machado en una reciente entrevista concedida al diario 2001, donde también afirmó que "tenemos una Fuerza Armada Nacional que se le volteó a Maduro" y expresó que confía en el apoyo de las democracias occidentales para defenestrar a la revolución socialista.

En las antípodas, Falcón ratificó que apuesta por un "acuerdo" que permita instalar un "gobierno de unidad nacional". "Siempre abonaremos el camino del entendimiento, del acuerdo y la negociación para que en Venezuela pueda existir gobernabilidad", señaló el fundador de Avanzada Progresista, que llamó a participar en los comicios de concejales del 9 de diciembre que registraron una abstención de 72,6%.

Pese a los distintos enfoques, los dirigentes más relevantes de la oposición siguen conversando tras bastidores, tratando de forjar alianzas que permitan avanzar hacia una estrategia compartida. La previsible agudización de la crisis económica y política, obliga a buscar una fórmula unitaria para luchar contra un régimen totalmente decidido a perpetuarse en el poder.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿A quién responsabiliza por el cierre parcial del Gobierno de EEUU?

Republicanos
Demócratas
Ambos
ver resultados

Las Más Leídas