domingo 23  de  junio 2024
ECONOMÍA

Las remesas alimentan a regímenes autoritarios

El envío de remesas ha permitido a los regímenes autoritarios mantener su control sobre la población y evitar posibles amenazas a su poder

FLORIDA.- El fenómeno de las remesas, donde los ciudadanos emigrantes envían dinero a sus países de origen desde el extranjero, ha demostrado ser especialmente pronunciado en naciones con regímenes autoritarios, donde las oportunidades económicas y la libertad política son limitadas. Esta inyección de fondos extranjeros ha permitido a algunos regímenes mantenerse en el poder durante décadas, a pesar de la creciente oposición interna y las críticas internacionales.

En países como Venezuela y Nicaragua, donde la economía se ha deteriorado y los derechos civiles han sido restringidos, las remesas han proporcionado una tabla de salvación para las poblaciones que sufren. Según reseña La Tercera.

El economista venezolano de la Universidad de Pensilvania, Ángel Alvarado, indica que las remesas han evitado una catástrofe humanitaria al proporcionar fondos para alimentos y medicinas a las personas que han quedado en estos países.

Sin embargo, esta inyección de fondos también ha dado a los regímenes autoritarios un respiro económico, permitiéndoles mantener su control sobre la población a pesar de la disidencia y la agitación social. Navruz Nekbakhtshoev, politólogo tayiko residente en Nebraska, destaca que las remesas ayudan a calmar las quejas y las exigencias de los ciudadanos, ya que estas transferencias de dinero alimentan a las familias y brindan un sentido de estabilidad financiera en medio de la represión política.

Además, las remesas han tenido un efecto directo en la estructura de poder de los regímenes autoritarios. En Tayikistán, por ejemplo, la salida de jóvenes emigrantes que envían dinero de vuelta a casa ha eliminado a posibles agentes de cambio político que podrían haber desafiado el statu quo. Esto ha permitido a los regímenes autoritarios mantener su control sobre la población y evitar posibles amenazas a su poder.

El dilema surge en el ámbito internacional, donde se plantea la cuestión de si las naciones y las organizaciones internacionales deben interferir o limitar las remesas como medio para ejercer presión sobre los regímenes autoritarios. Por un lado, limitar las remesas podría debilitar aún más a las poblaciones vulnerables que dependen de estos fondos para sobrevivir. Por otro lado, seguir permitiendo que fluyan estas remesas podría seguir fortaleciendo a los regímenes autoritarios en detrimento de la democracia y los derechos humanos.

Ryan Berg, politólogo del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales de Washington, comenta que el tema de las remesas es sumamente complicado desde una perspectiva política. Si bien las remesas ayudan a aliviar el sufrimiento de las personas, también pueden mantener a flote a regímenes opresivos. Esto plantea una pregunta fundamental sobre cómo equilibrar las necesidades de las poblaciones afectadas con la responsabilidad de abordar los problemas de derechos humanos y la gobernanza autoritaria.

FUENTE: Con información de La Tercera

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar