QUITO.- El presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, opinó este lunes que la condena a seis años de prisión contra el Vicepresidente Jorge Glas, imputado en la trama de corrupción de Odebrecht, muestra la independencia de la justicia en su país.

Aunque no nombró de forma explícita a Glas, Moreno, en su habitual mensaje de radio y televisión de los lunes, aseguró que este caso muestra que se ha recuperado el respeto a esa función del Estado.

"El proceso y la sentencia demuestran que ahora el país cuenta con instituciones democráticas que operan como debe ser, sin ningún tipo de presiones, pues hay profundo respeto por sus integrantes y por su autonomía e independencia", señaló el mandatario.

Moreno, quien realiza actualmente una visita por España, remarcó que este juicio y la sentencia reafirman, para su Gobierno, el camino a seguir, "sin temores", por la verdad y la democracia.

Esos resultados "nos alientan y nos dan esperanza, como ecuatorianos de bien, de que podemos construir un Estado de derecho", remarcó el jefe del Ejecutivo.

Para Moreno, la actuación de la justicia en este caso es para celebrarlo, aunque lamentó que en medio haya una demanda interpuesta por su excorreligionario y antecesor Rafael Correa (2007-2017), sobre una supuesta "alteración constitucional" en Ecuador.

El excanciller Ricardo Patiño, afín a Correa, presentó una demanda en ese sentido ante la Organización de Estados Americanos (OEA), que ha ofrecido analizar en un informe técnico jurídico la situación institucional en este país suramericano.

"En medio de este ánimo de celebración de la democracia -comentó hoy Moreno-, resulta lamentable que un exmandatario y un exfuncionario hayan presentado a la OEA y al Sistema Interamericano una demanda en contra del país, con el único propósito de lesionar su institucionalidad democrática", añadió Moreno.

Y subrayó: "No sólo es lamentable, es insólito" que lo hayan hecho "estas mismas personas" que en el pasado, cuando ejercían el poder, "denostaron al Sistema Interamericano y de manera especial a la OEA, la calificaron de inservible, sesgada, ineficiente, de poco confiable, de insalvable, colonialista" y de "inconsistente".

Ellos, dijo Moreno en referencia a Correa y Patiño, calificaban en su momento a la OEA como un organismo "incoherente y de doble moral", mientras que a los opositores que acudían a ella como "vendepatrias".

"Decidan ustedes compatriotas ¿dónde está la coherencia, la coherencia con la patria, en dónde la seriedad, en dónde la integridad moral?", preguntó el mandatario a los ecuatorianos al recordar que su Cancillería ha emprendido acciones para encarar las denuncias de Correa, otrora su correligionario y amigo.

"El mundo entero puede venir y constatar cómo estamos profundizando nuestra democracia, cómo estamos consolidando las instituciones y cómo se está reconciliando el país entero", agregó Moreno que se declaró devoto del diálogo.

Moreno y Correa, ambos líderes del movimiento Alianza País, emprendieron una pugna verbal y política desde que el primero asumiera la Presidencia entregada por el segundo, en mayo pasado.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Por quién votaría en las elecciones a gobernador de Florida?

Por el republicano Ron DeSantis
Por el demócrata Andrew Gillum
Por ninguno
ver resultados

Las Más Leídas