Los analistas políticos estimaban que la campaña electoral colombiana iba a estar fuertemente marcada por el Acuerdo de Paz que firmó el Gobierno del presidente saliente Juan Manuel Santos con la guerrilla de las FARC. Se esperaba que este factor polarizara la competencia entre quienes respaldaron el pacto y quienes no lo hicieron.

A menos de 3 meses para las elecciones presidenciales del 27 de mayo, si bien es cierto que el Acuerdo de Paz sigue siendo un tema influyente en los electores colombianos, lo que ha resaltado en el escenario político es un sentimiento de rechazo de la población hacia lo que consideran como la clase política tradicional, debido a los escándalos de corrupción y el clientelismo político.

Esa antipolítica y recelo hacia lo que se denomina el establishment ha hecho que nombres como Gustavo Petro, exalcalde de Bogotá o Sergio Fajardo, exgobernador de Antioquia, que se venden como las opciones anticorrupción y antipolítica, se hayan posicionado como alternativas para el electorado que está cansado de la corrupción, del discurso entre la guerra y la paz y siente que su condición socioeconómica no ha mejorado con la dinamización de la economía colombiana de los últimos tiempos.

Así las cosas, durante la campaña electoral Petro y Fajardo, ambos fuera del establishment, son quienes han estado liderando las preferencias en la intención de voto en el país suramericano.

Las elecciones presidenciales se celebrarán el 27 de mayo, pero tienen una primera parada este domingo 11 de marzo, cuando se llevarán a cabo las elecciones legislativas y las consultas internas de las coaliciones de derecha e izquierda para elegir sus candidatos a las presidenciales. Petro se encuentra entre los postulados de la izquierda.

¿Qué se escoge el 11 de marzo?

La carrera presidencial colombiana tendrá el domingo 11 de marzo su primera prueba con las elecciones legislativas. Más allá de que se elegirán los integrantes del Congreso, ese test servirá para medir las fuerzas entre las distintas organizaciones y coaliciones de cara a las presidenciales que se celebrarán el 27 de mayo.

El 11 de marzo también se realizarán las elecciones internas de las coaliciones de derecha e izquierda. La primera es la coalición promovida por los expresidentes Álvaro Uribe y Andrés Pastrana. En ella se medirán el senador Iván Duque, la exministra Marta Lucía Ramírez y el exprocurador Alejandro Ordoñez. Una reciente encuesta de Polimétrica coloca a Duque liderando la intención de voto de la derecha con 63%.

En la izquierda, los votantes deberán elegir a su candidato presidencial entre el exalcalde de Bogotá Gustavo Petro y el exalcalde de Santa Marta, Carlos Caicedo. La encuesta de Polimétrica otorga al primero la preferencia mayoritaria entre los electores simpatizantes de izquierda con 89%.

¿Quiénes son los candidatos?

Sergio Fajardo: exalcalde de Medellín y antiguo gobernador del departamento de Antioquia. Además de mostrarse como el candidato de la antipolítica y anticorrupción, Fajardo ha querido venderse como el hombre capaz de llevar la reconciliación a Colombia. Su objetivo es llevar la tranquilidad al país andino y superar de una vez por todas, el conflicto armado que duró más de 50 años, el más largo de América Latina. Fajardo, además de no pertenecer al establishment, se ha separado del discurso polarizador entre la guerra y la paz.

Gustavo Petro: exalcalde de Bogotá y exguerrillero del M-19. Una de las características que más se le atribuyen es su gran habilidad como orador, que le ha permitido canalizar el descontento de esos colombianos cansados de la política tradicional y del debate polarizador guerra-paz. Esto último le ha servido también para penetrar en la clase medida y los jóvenes. Petro es acusado por sus adversarios de populista, quienes además afirman que tiene similitudes con el fallecido presidente venezolano Hugo Chávez y con el candidato de izquierda mexicano, Andrés Manuel López Obrador. Uno de sus puntos débiles es que si bien tiene los porcentajes más altos en las preferencias del electorado, también es uno de los candidatos con la imagen desfavorable más alta (55%), solo por detrás de Rodrigo Londoño (86%), el candidato del partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC).

Humberto de la Calle: integró el equipo negociador del Gobierno durante la Mesa de Negociación con las FARC, por lo que está del lado de quienes abrazan el Acuerdo de Paz. Tiene una extensa carrera política en Colombia. Fue vicepresidente de Ernesto Samper. Entienden la frustración de los colombianos por la corrupción, por lo que ha centrado su discurso en atajar un plan para combatir este problema. Actualmente las encuestas le dan entre un 4 y 5 por ciento de las preferencias del electorado.

Iván Duque: es el candidato del partido de Álvaro Uribe, Centro Democrático. Debido a la alianza que hizo el exmandatario con el también expresidente Andrés Pastrana, Duque deberá medirse el 11 de marzo con Marta Lucía Ramírez y Alejandro Ordoñez.

Duque venía durante la campaña con porcentajes de apoyo que no superaban el 12%; sin embargo, una reciente encuesta de Polimétrica arrojó que su opción fue la que más creció durante febrero (14 %), lo que lo coloca en un empate técnico con Petro, ambos con 22%. Duque representa el establishment y se encuentra entre quienes rechazan el pacto con las FARC.

Otros tres candidatos alrededor de los que gira la carrera presidencial en Colombia son el exvicepresidente de Santos, Germán Vargas Lleras; la exministra Marta Lucía Ramírez y el exprocurador Alejandro Ordoñez, todos con menos del 10% de las preferencias y representantes de la vieja política.

También compiten: Vivian Morales, la senadora Piedad Córdoba y Juan Carlos Pinzón.

¿Qué pasa con el partido de las FARC?

La irrupción de los exguerrilleros de las FARC en la política colombiana, a través del partido Fuerza Alternativa Revolucionaria para el Común (FARC), ha estado opacada por hechos de violencia, al punto que han tenido que suspender sus actos de proselitismo debido a agresiones y ataques a su candidato Rodrigo Londoño, el exlíder de las FARC y conocido como alias “Timochenko”. Además, unos 30 exguerrilleros de las FARC han sido asesinados en las regiones. Las encuestas solo le dan a Londoño 1% en la intención de voto. El exlíder guerrillero tiene la imagen desfavorable más alta -86%- y la favorable más baja -4%-.

Ante los hechos de violencia, el Gobierno de Santos tuvo que intervenir y convocar a un pacto de no agresión entre todas las fuerzas políticas, que finalmente solo fue avalado por el Partido Verde y el Polo Democrático.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Por quién votaría en las elecciones a gobernador de Florida?

Por el republicano Ron DeSantis
Por el demócrata Andrew Gillum
Por ninguno
ver resultados

Las Más Leídas