CARACAS.- La fiscal general de Venezuela en el exilio, Luisa Ortega Díaz pidió solicitó a la Corte Penal Internacional la congelación de los bienes “que constan a su nombre o el de terceras personas tanto en Venezuela, como en el resto del mundo” gobernante Nicolás Maduro y varios de los funcionarios de su régimen.

Luisa Ortega también pidió la detención de Maduro y de los cuatro generales a los que denunció por cometer delitos de lesa humanidad contra la población venezolana.

Según explica el portal noticierodigital.com, otra de las peticiones de Ortega Díaz hizo al juzgado con sede en La Haya (Holanda) es que ordene “la localización e inmovilización de los bienes, cuentas y haberes que constan a su nombre o el de terceras personas tanto en Venezuela, como en el resto del mundo” a favor del primer mandatario, de los ministros de la Defensa y del Interior, generales Vladimir Padrino López y Néstor Reverol, respectivamente; del director del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), Gustavo González López; y del jefe de Gobierno del Distrito Capital y excomandante de la Guardia Nacional, Antonio Benavides.

“Esos bienes deben ser asegurados con el propósito de una eventual reparación del daño a las miles de víctimas de la violación sistemática y generalizada de los Derechos Humanos en Venezuela, tal como lo contempla el artículo 75 del Estatuto (de Roma)”, explicó Ortega Díaz en las últimas páginas de su extensa demanda contra los cinco funcionarios.

Ortega Díaz, en su escrito, señaló a Maduro y a los cuatro uniformados de planificar y ejecutar asesinatos, detenciones ilegales, torturas y procesos judiciales amañados para así crear un “Estado de Terror” con el “único objetivo” de asegurarse su permanencia en el poder. De la misma manera cifró en “miles” los afectados por dichas instrucciones.

FUENTE: AGENCIAS

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está usted de acuerdo con un "alcalde fuerte" para la ciudad de Miami?

SI
NO
NO SÉ
ver resultados

Las Más Leídas