BUENOS AIRES.- El ministro del Interior argentino, Rogelio Frigerio, afirmó este lunes que el Gobierno invitará a la expresidenta y posible precandidata presidencial Cristina Fernández (2007-2015) a la mesa de diálogo que pretenden establecer para lograr un acuerdo de políticas comunes ante la creciente crisis.

"La convocatoria y la búsqueda de consensos no tiene que excluir a nadie y Cristina Fernández de Kirchner representa a una parte importante del electorado", consideró Frigerio en declaraciones a la estación de radio argentina Radio La Red.

Te puede interesar

Es la primera vez que un miembro del Ejecutivo que preside Mauricio Macri dice que la exmandataria será convocada a un diálogo que todavía no se concretó pero para el que ya habían sido consultados otros dirigentes opositores de menor calado que Fernández.

Frigerio aventuró que "probablemente esta semana" se produzca la llamada de Macri al entorno de la expresidenta, ambos bloques enfrentados desde que el primero asumió el poder y mientras la segunda afirma ser víctima de una persecución política por parte del Ejecutivo actual debido a la acumulación de procesos por corrupción y otros delitos que la Justicia le abrió en los últimos tiempos.

La semana pasada se conoció que Macri, quien pidió "generosidad" para llegar a un acuerdo que tendría diez puntos, habló con Massa, con el senador del peronista Partido Justicialista Miguel Ángel Pichetto y con el influyente gobernador de Salta (norte), Juan Manuel Urtubey.

El Gobierno busca ese documento con la oposición para calmar, antes de las elecciones presidenciales del 27 de octubre, la crisis económica en el país, que continúa con altos niveles de inflación -un 11,8 % solo en el primer trimestre- y con una moneda volátil frente al dólar.

El titular de Interior excusó la tardanza del Gobierno en llamar a Fernández porque el diálogo "se filtró" mientras ellos querían que permaneciese fuera del espectro público en la fase inicial.

"La primera reacción no fue la mejor", reconoció Frigerio sobre las palabras de algunos opositores como Sergio Massa, quien criticó la manera en la que Macri comenzó el acercamiento a la posible mesa de diálogo.

El ministro apostó por que los diferentes bloques políticos van a "encontrar un consenso mayoritario respecto a la necesidad que tiene la Argentina de alcanzar ciertos acuerdos mínimos básicos de Gobierno".

Parte de los adversarios políticos del oficialismo consideraron además que los puntos que el Gobierno quiere incluir en el acuerdo representan una aceptación por parte de la oposición de las tesis de quienes ostentan el poder en estos momentos.

"Esto no es un contrato de adhesión, no es un decálogo de verdades reveladas, es simplemente el inicio de una conversación para llegar a acuerdos básicos", insistió Frigerio, quien llamó a que todos los grupos hagan "ese esfuerzo".

El canciller Jorge Faurie fue cuestionado por la invitación a Fernández en la rueda de prensa posterior a la reunión de gabinete que tuvo lugar esta mañana.

"Acá no estamos discutiendo personas ni liderazgos sino simplemente los acuerdos en los que todos los argentinos tenemos que ponernos en común", indicó.

Faurie dijo que el diálogo se ampliará asimismo a "dirigentes empresariales, dirigentes sociales, instituciones como la Iglesia católica y otros cultos y los liderazgos sindicales", entre otros.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Considera que el régimen cubano está relacionado con la droga hallada en Panamá dentro de unos contenedores con destino a Turquía?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas