CARACAS.- El gobernante de Venezuela, Nicolás Maduro, apuntó a un hombre residente en Miami como cabecilla del grupo que supuestamente intentó atentar en su contra el sábado y denunció la presunta participación en la conspiración de los diputados venezolanos Julio Borges y Juan Requesens.

Según Maduro, los legisladores fueron señalados por los seis detenidos tras el presunto atentado. También anunció que pedirá a Estados Unidos la extradición de un hombre a quien acusó de ser el cabecilla y financista del atentado y que identificó como Yilber Escalona.

"Las declaraciones apuntan a Julio Borges, quien vive en una mansión en Bogotá, amparado en el Gobierno saliente de Colombia. Sabemos que tiene la cobardía para participar en este tipo de eventos. Esta referido (por los autores materiales) de manera directa", alegó.

En un mensaje al país desde la Casa de Gobierno, el gobernante dijo que los acusados de participar en el hecho están protegidos por el presidente saliente de Colombia, Juan Manuel Santos, quien este martes fue sucedido por Iván Duque.

"Este intento de asesinato vino del exterior y tenemos que llegar a la raíz, quién dio LA orden, desde dónde. Yo señalé al expresidente Santos, no tengo dudas que tuvo participación. Tengo muchos elementos, más allá de los que puedo decir. (Santos) convirtió a Bogotá en el centro de la conspiración contra la democracia y la paz de Venezuela", afirmó.

Señaló que el supuesto atentado buscaba "matar la esperanza de la paz" del país y que en el acto por el aniversario de la Guardia Nacional (policía militarizada) vio la muerte "de frente", en una conspiración que fue "bien planificada".

En el mensaje transmitido en cadena de radio y televisión, Maduro presentó dos videos con un resumen de las investigaciones, los seis detenidos hasta ahora y declaraciones de algunos de los acusados de participar en el hecho.

"Fue un ataque criminal de asesinos a sueldo, de sicarios", dijo Maduro, quien mostró una esfera de plomo con la que presuntamente fue armada la carga explosiva de los drones. La explosión de uno de los aparatos dejó siete heridos entre los soldados formados en la céntrica avenida Bolívar.

Maduro dijo que uno de los acusados es un sargento de la Guardia Nacional que era buscado por la policía por haber participado en el asalto de un fuerte militar hace un año, en la región central de Carabobo.

Afirmó que los drones fueron controlados por dos grupos coordinados, de los cuales fueron detenidos seis integrantes.

"Este es un grupo terrorista entrenado desde Colombia, en la población de Chinácota, en la provincia colombiana Norte de Santander", aseguró.

Maduro afirmó que los drones se descontrolaron al entrar en el rango de funcionamiento de señales inhibidoras, dentro de la protección presidencial, lo que provocó el estallido de uno y que el otro se estrellara contra un edificio.

"Los presentes se salvaron de milagro. Esta es la metralla con la que fue aliñada la carga del dron. El plomo se lo sacaron de la cabeza (de un soldado)", dijo mostrando la esfera de plomo.

A la vez, pidió a su canciller Jorge Arreaza que explique a los gobiernos de Estados Unidos y de Colombia las pruebas que han reunido en las investigaciones y que han conducido al responsable directo a fin de pedir la extradición, así como a otros que están en Colombia.

"No podemos permitir que la plaga del asesinato político llegue desde Colombia y se instale en Venezuela", recalcó.

"Confío en la buena fe del Gobierno (del presidente Donald) Trump, confío en que su Gobierno no permitirá en territorio de Estados Unidos que se prepare el asesinato en masa de líderes políticos y militares en un territorio como el venezolano", dijo.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la economía en EEUU ha mejorado con el Gobierno de Donald Trump?

No
No hay mayor cambio
ver resultados

Las Más Leídas