CARACAS.- Dos hechos noticiosos se registraron este martes 17 de abril en la sesión ordinaria de la Asamblea Nacional de Venezuela: la mayoría parlamentaria aprobó la continuación del "proceso judicial" que inició el Tribunal Supremo de Justicia en el exilio contra el presidente Nicolás Maduro, por presuntos hechos de corrupción relacionados con el escándalo de la empresa Odebrecht. Y no menos importante, la oposición dejó al lado sus diferencias internas y por primera vez en mucho tiempo actuó como un solo bloque en el seno de la AN.

El diputado Juan Guaidó (VP-Vargas), jefe de la bancada opositora, resalta como un éxito esa demostración de cohesión ofrecida por los 105 parlamentarios que avalaron la solicitud de los magistrados "legítimos". "Desarrollamos una política unitaria que busca hacer justicia y recuperar los capitales robados al país", enfatizó Guaidó, quien recordó que en otros países de la región expresidentes y mandatarios en ejercicio han tenido que responder ante la justicia por los sobornos pagados por la constructora brasileña.

"La aprobación de la AN autorizando al TSJ (en el exilio) la continuación del antejuicio a Maduro es consecuente con anteriores decisiones nuestras. En diciembre de 2016 declaramos responsabilidad política de Maduro y en enero de 2017 su abandono del cargo. Hoy seguimos firmes por Venezuela", apuntó el antiguo jefe de la Cámara, Henry Ramos Allup (AD-Caracas).

Juan Pablo Guanipa (PJ-Zulia) se reincorporó a la Cámara, luego de que el régimen chavista le impidiera juramentarse en octubre pasado como gobernador del estado Zulia por negarse a prestar juramento ante la Constituyente. "Maduro debe ser enjuiciado por delitos de lesa humanidad, por traición a la patria, por delitos ambientales en el Arco Minero, por la emergencia humanitaria y por destruir a Venezuela", expresó Guanipa.

El presidente del Poder Legislativo, Omar Barboza (UNT-Zulia), suspendió su viaje a la sede de la Unión Europea (UE) en Bruselas para encabezar la sesión que terminó apoyando la actuación del TSJ en el exilio. "La AN cumplió su compromiso con el pueblo, la corrupción no debe quedar impune", indicó Barboza.

Peste roja

El aislamiento internacional del régimen chavista se profundiza. La UE rechazó la invitación para actuar como observador de las cuestionadas elecciones del 20 de mayo. "No puede tener ningún tipo de apoyo una elección que está hecha para perpetuar este sistema en el poder, para que Maduro siga haciendo lo que le dé la gana", declaró el coordinador nacional de Primero Justicia, Julio Borges.

Borges aplaudió la posición asumida por las instituciones europeas y llamó al país a "no avalar ningún tipo de acción que pueda dar legitimidad a un proceso absolutamente ilegítimo. El mundo espera una posición contundente del pueblo venezolano".

Estados Unidos, la UE, el Grupo de Lima y hasta Japón han conversado para seguir extendiendo el "cerco sanitario" alrededor de la revolución bolivariana. El secretario del Departamento del Tesoro, Steven Mnuchin, impulsa una iniciativa global para cortar el financiamiento al régimen chavista y perseguir a los capitales asociados a los funcionarios venezolanos acusados por corrupción.

Aunque la Cumbre de las Américas no fijó una posición unánime, la mayoría de las democracias en el continente coincidieron en señalar que no reconocerán las elecciones del 20 de mayo y condenaron la deriva autoritaria de Maduro. Al otro lado del Atlántico, Bruselas advirtió que podría imponer nuevas sanciones a Caracas si concluye que el régimen chavista sigue debilitando los pilares de la democracia.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas