CARACAS.- El dictador venezolano Nicolás Maduro firmó este jueves una carta abierta que dirigirá al pueblo de Estados Unidos y en la que pide por la paz de su país y por que el Gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, saque sus "manos" de Venezuela.

"Acabo de firmar por la paz, acabo de firmar por la soberanía sagrada de Venezuela en apoyo al derecho a la independencia, a la autodeterminación", dijo tras rubricar la misiva en un acto con simpatizantes en el centro de Caracas, asiento de los poderes públicos.

Maduro, en el poder desde 2013, enfrenta el desafío del jefe del Parlamento, Juan Guaidó, quien hace quince días asumió las competencias del Ejecutivo como presidente encargado ante la usurpación que, considera, hace el líder chavista de la primera magistratura.

El nuevo mandato que juró Maduro el pasado 10 de enero carece de legitimidad para la oposición y para al menos 40 países, luego de haberlo obtenido en unos comicios tachados de fraudulentos.

Por tal motivo, Guaidó como titular de la única institución elegida por el voto popular, asumió la presidencia de Venezuela hasta que sean convocadas elecciones libres. Esta decisión se basa en los artículos 233, 333 y 350 de la Constitución venezolana.

Embed

Pero Maduro ha calificado esta iniciativa como un "show", al tiempo que ha señalado que Estados Unidos está "al frente" de la misma para propiciar un cambio de régimen en el país sudamericano.

En ese sentido, el dictador alerta a los estadounidenses en la carta que "corren días que definirán los futuros de nuestros países entre la guerra y la paz".

"Vuestros representantes en Washington quieren enviar a nuestras fronteras el mismo odio que enviaron a Vietnam, quieren venir a invadir Venezuela como lo hicieron entonces en nombre de la libertad", añade el documento.

Las relaciones entre Venezuela y Estados Unidos han sido tensas prácticamente desde la llegada del chavismo al poder en 1999, y actualmente atraviesan una etapa de crispación desde que Maduro acusara al Gobierno norteamericano en agosto pasado de haber participado en el atentado con explosivos que, dijo entonces, sufrió.

Estados Unidos, que fue el primer país en reconocer a Guaidó como presidente interino, lidera una coalición de países que ingresará ayuda humanitaria a Venezuela desde Colombia, Brasil y una isla del Caribe que no ha sido anunciada aún.

Maduro ha señalado que Venezuela no precisa de esa ayuda, y rechaza recibirla argumentando que podría dar pie a una invasión armada para producir un cambio de gobierno.

Maduro asegura que Trump está obsesionado con Venezuela

El dictador dijo al diario mexicano La Jornada que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump "está obsesionado con Venezuela" y que si el mandatario estadounidense ordena una intervención militar, su nación está "moralmente lista".

"Donald Trump está obsesionado con Venezuela. Su equipo se hace llamar el equipo Venezuela", dijo Maduro en la entrevista que publica este jueves el periódico mexicano.

Maduro aseguró que el asunto de tratar de imponer un gobierno paralelo en Venezuela "se gestó, se financió y se impuso desde Washington" y para ello refirió a información publicada por The Wall Street Journal sobre el asunto.

Explicó que "John Bolton, consejero de Seguridad; Mike Pompeo, secretario de Estado, y Mike Pence, vicepresidente, se hacen llamar el equipo Venezuela. Todos los días tuitean, escriben, declaran, llamando al golpe de Estado abierto".

Maduro calificó de "abierta y vulgar" la actitud del Gobierno de Estados Unidos de llamar al derrocamiento del gobierno constitucional de Venezuela.

Dijo que desde que llegaron "los extremistas de Donald Trump a la Casa Blanca" ha sido una etapa de confrontación total, de sanciones, de persecución financiera, de llamados a un golpe de Estado militar, "de conspiración directa en la embajada gringa en Venezuela.

Relató que desde hace unos meses, en septiembre, The New York Times y The Washington Post publicaron evidencias de la participación del Gobierno de Estados Unidos, directamente de la Casa Blanca, "en un intento de golpe militar en los meses de marzo y abril, que nosotros neutralizamos y derrotamos".

Expuso que esos medios dieron datos de quién conspiró, quién pagó, y dónde pagó. "Esos testimonios y declaraciones son suficientes elementos de prueba de la obsesión imperialista que tienen", argumentó.

Maduro recordó que el domingo pasado Trump "nos amenazó una vez más con una invasión, con mandar al ejército de Estados Unidos a tomar Venezuela" al tiempo que se preguntó: ¿cuál es el casus belli (motivo de guerra)?".

"Venezuela no es una amenaza para Estados Unidos. Venezuela no tiene armas de destrucción masiva apuntando a Estados Unidos. No, su casus belli es el petróleo venezolano, la riqueza de Venezuela. Y que, en 20 años, no han podido derrotar la revolución bolivariana por ninguna vía. Ni por la vía electoral, ni por la vía política, diplomática, ni por golpe de Estado", apuntó.

Consideró que el gobierno de Estados Unidos "está entrando en una fase de mucha desesperación y se va haciendo cada vez más peligroso" ante lo cual apeló a la conciencia solidaria del mundo, de la gente que quiere paz, de la gente que quiere detener un nuevo Vietnam, esta vez en América del Sur".

Sobre un posible intervención militar estadounidense, Maduro dijo que Venezuela "está moralmente preparada para rechazar las amenazas del uso de la fuerza".

"Esperamos que nunca suceda y que se imponga la verdad de Venezuela, la vía diplomática, y que la conciencia de paz en el pueblo de Estados Unidos le tuerza la voluntad y la locura a Donald Trump. Esperamos que reine la paz. Pero, mientras tanto, nos preparamos para defender nuestra sagrada tierra, como todo el mundo la defendería", expuso.

FUENTE: Con información de EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que las acciones emprendidas por Juan Guaidó y el Parlamento venezolano están en el camino correcto para generar un cambio político en Venezuela?

Las Más Leídas