CARACAS.- Nicolás Maduro autorizó el envío de oxígeno a Brasil para ayudar a su vecino sudamericano a tratar a las personas enfermas en medio de otra ola del coronavirus, a pesar de las frías relaciones entre los dos países y la propia falta de suministros hospitalarios de Venezuela.

Maduro aprobó la salida de un convoy de seis camiones cisterna cargados con oxígeno en una transmisión nacional el domingo en la televisión estatal.

Te puede interesar

El cargamento tiene como destino la ciudad de Manaos, en el norteño estado brasileño de Amazonas.

“Se estima que puedan llegar 14 horas después”, dijo Maduro entonces, resaltando que Venezuela "ha extendido su mano solidaria al pueblo de Amazonas, porque son nuestros pueblos hermanos de Brasil”. Agregó que seguirá haciéndolo de acuerdo con sus posibilidades.

Venezuela está sumida en una crisis humanitaria cada vez más profunda debido a las fallidas políticas socialistas del régimen de Maduro.

Las tensiones son altas entre Maduro y el gobierno de derecha del presidente brasileño Jair Bolsonaro. El gobierno brasileño es uno de los más de 50 países que reconocen al presidente encargado Juan Guaidó como el líder legítimo de Venezuela en lugar de Maduro.

La Secretaría de Salud del estado de Amazonas dijo en un comunicado que el régimen venezolano había donado el oxígeno en los camiones, por un total de 107.000 metros cúbicos (3,8 millones de pies cúbicos). Eso es el equivalente a alrededor de un día y medio de demanda de oxígeno en la capital del estado, según cifras publicadas la semana pasada.

White Martins, la multinacional que proporciona oxígeno a los hospitales públicos de Manaos, dijo anteriormente que recurría a la importación de oxigeno procedente de la producción de sus operaciones en Venezuela. La firma no comentó de inmediato si estuvo involucrado en este envío de oxígeno de Venezuela a Manaos.

Una segunda ola de coronavirus en Brasil ha desbordado hospitales en Manaos, agotando los suministros de oxígeno.

A pesar del gesto de Maduro, los trabajadores de la salud en Venezuela dicen que luchan por satisfacer las necesidades de sus pacientes en hospitales que a menudo carecen de agua, medicamentos básicos y suficientes médicos y enfermeras.

Al cuestionar el donativo de oxígeno para Brasil, el Comisionado Presidencial para las Relaciones Exteriores, Julio Borges, aseveró este lunes que Nicolás Maduro pretende hacerse ver como un mandatario que se preocupa por el pueblo y su salud, cuando en realidad es un violador de derechos humanos.

“Maduro quiere hacerse pasar por el líder de los pobres, de los enfermos de COVID-19, pero la realidad es que es un dictador, corrupto y violador de los DDHH”, sentenció Borges a través de su cuenta oficial en Twitter.

FUENTE: Con información de AP

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.44%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 31.26%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.3%
23036 votos

Las Más Leídas