CARACAS.- La noche del 29 de noviembre ocurrió lo que ya los venezolanos veían venir: un nuevo aumento del salario mínimo anunciado por el dictador Nicolás Maduro.

A menos de 6 meses de una reconversión monetaria que eliminó seis ceros al bolívar (Bs) y creó la figura de una criptomoneda anclada al petróleo, Maduro elevó el ingreso mensual de 1.800,00 a 4.500,00 bolívares soberanos (Bs.S), monto que lejos de alegrar a los venezolanos, los sumió en una nueva desesperación, pues conocen de memoria el patrón: aumento del sueldo mínimo equivale a cierre de empresas y alto costo de la vida.

Números "rojos rojitos"

En transmisión para radio y televisión, Maduro dio a conocer los nuevos montos de salarios, pensiones y programas sociales pagados por el régimen, un entramado financiero que ha quedado de la siguiente manera:

1. Se coloca el precio del Petro en Bs.S 9.000,00 lo que implica que trámites como la adquisición del pasaporte quedan con un monto de Bs.S 18.000,00 es decir, más de cuatro salarios mínimos.

2. A partir del 1ero de diciembre el valor del salario mínimo y de las pensiones será de Bs.S 4.500 incidiendo en todas las tablas salariales de la Administración Pública.

3. Se retomará el pago quincenal, desde hace algunos meses los trabajadores estaban recibiendo sus pagos de manera semanal.

4. Bono a través del Carnet de la Patria de 2.000 Bs.S: con el nuevo sistema de control, Maduro anuncia que entregará dicho monto a quienes se hayan registrado en el sistema. Además informa que para Navidad habrá otro pago denominado "Niño Jesús" a quienes posean el carnet.

5. Los pensionados obtendrán un pago adicional de aguinaldos que será asignado en Petros con la opción de convertirlo a Bolívares.

La crisis se agudiza

No pasó mucho tiempo desde los anuncios de Maduro para que expertos económicos rechazaran los aumentos y aseguraran que se trata de medidas aisladas que no llevan consigo la voluntad ni la eficiencia para lograr salir de la fuerte crisis que atraviesa Venezuela.

A través de su cuenta en Twitter, el economista José Toro Hardy reiteró que el régimen "no tiene cómo pagar los montos que anuncia".

Explicó que "las medidas de San Nicolás producirán un aumento brusco de la liquidez monetaria que ya estaba en fase de aceleración".

Por su parte, desde la Asamblea Nacional, el diputado y especialista Rafael Guzmán, criticó la medida y aseguró que se volverá "sal y agua" por la hiperinflación que galopa sobre la nación caribeña.

"Como veníamos anunciándolo, Nicolas Maduro ajustó el sueldo mínimo pero el salario no se protege con aumento, se hace con producción", añadió.

El economista Luis Olivero no solo refutó la política de Maduro sino que estimó que "con este aumento de salario, lo más probable es que el sueldo real cierre este año 2018 con una caída de poder adquisitivo de hasta 93%".

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el chavismo es responsable del grave daño ecológico que se ha expandido desde el Arco Minero a gran parte de la región?

Las Más Leídas