CIUDAD DE PANAMÁ.- El expresidente panameño Ricardo Martinelli (2009-2014), en prisión preventiva desde junio por un caso de presunto espionaje político y peculado, denunció este lunes que la justicia de Panamá le ha "violado" sus derechos, entre ellos el de afrontar el juicio en libertad, y le trata como un "sub ser humano".

"Yo, ante el sistema judicial panameño, me considero un sub ser humano, un 'untermensch', porque la ley pareciera ser que se aplica todos los demás, excepto a Ricardo Martinelli", aseguró el exgobernante, en referencia al término que usaban los nazis para definir a los que consideraban "personas inferiores".

Te puede interesar

Martinelli hizo estas declaraciones durante una audiencia en la que un juez debe decidir si le concede la libertad provisional en el marco del proceso que se le sigue por presuntamente haber espiado a decenas de políticos, empresarios y periodistas durante su mandato.

"Yo necesito la fianza porque es un derecho que tengo como panameño. Yo no soy un extraterrestre, no soy una persona que me vaya a fugar (...) No puede ser que aquí le den fianza a todo el mundo menos a Ricardo Martinelli", afirmó.

El exmandatario, un multimillonario empresario de 66 años con diversos quebrantos de salud, está detenido en El Renacer, una cárcel de mínima seguridad a las afueras de la capital panameña, desde el pasado 11 de junio.

Ese día fue entregado a Panamá por Estados Unidos, donde estuvo un año en prisión preventiva mientras el Departamento de Estado de ese país estudiaba su extradición por este caso y sus abogados libraban una batalla judicial para evitar su regreso a territorio panameño.

La defensa del exgobernante ha pedido su libertad provisional en al menos tres ocasiones, alegando principalmente problemas de salud, pero hasta ahora se le ha negado la excarcelación ante el posible riesgo de fuga.

"Todos los exámenes (médicos) que me hacen a mí salen que me ha dado un 'faracho', sale que tengo arritmia", indicó el expresidente, para quien la Fiscalía pide 21 años de cárcel.

Martinelli, quien huyó de Panamá en enero de 2015, volvió a reiterar durante la audiencia que es inocente y víctima de una "persecución política" por parte de su sucesor y antiguo aliado, Juan Carlos Varela, quien supuestamente habría "inventado" el caso de las escuchas ilegales.

"Aquí lo que está pasando es que me quieren inhabilitar y sacar del ruedo político (...) A mí me quieren completamente recluido u excluido de todo", aseguró el exgobernante, que se presentará a diputado y alcalde capitalino en las próximas elecciones de mayo.

En la audiencia de este lunes el juez de Garantías, Justo Vargas, escuchó a Martinelli y a sus defensores, quienes reiteraron el tema de la salud como una de las principales causas para que salga de la cárcel.

El juez también escuchó a la Fiscalía y los querellantes, que insistieron en que existe un peligro de fuga y que lo males físicos del expresidente pueden ser controlados con medicación, por lo que pidieron que siguiera detenido.

Vargas decretó un receso tras el cual se espera que anuncie su decisión.

La comparecencia de este lunes es la primera de Martinelli ante un juez del sistema penal acusatorio panameño, luego de que en diciembre pasado el Supremo se declaró incompetente para juzgarle.

El máximo tribunal decidió, sin embargo, mantener el llamamiento a juicio dictado durante la fase intermedia, que finalmente comenzará el próximo 12 de marzo.

Martinelli renunció pocos días después de su extradición a la diputación del Parlamento Centroamericano (Parlacen), a la que tienen derecho todos los presidente de los países miembro cuando salen del cargo, como parte de una estrategia legal para derivar el caso a un juzgado ordinario, supuestamente más influenciable.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la posibilidad de que los maestros de Florida estén armados en las aulas para prevenir ataques?

Las Más Leídas